Es la head of expansión de Deel para Latam

Natalia Jiménez: “En Deel contratas a cualquier persona en el mundo en máximo 5 minutos”

Noticias destacadas de Gente

La multinacional de contratación y pagos internacional aterriza formalmente este miércoles en Colombia. Su líder en el país habla del teletrabajo y por qué la gente se motiva mucho más cuando se le da libertad y empoderamiento.

¿Qué es Deel?

Deel es una plataforma Saas que les permite a las empresas colombianas y del mundo contratar y pagar a sus equipos internacionales en segundos, tanto full time employees como contratistas independientes (lo que en Colombia llamamos prestación de servicios). Estamos en más de 200 países. Funciona a través de la tecnología, te generamos los contratos automáticos, firmas en línea, después pagas con un clic a todo tu equipo internacional en la divisa y desde la cuenta que quieras, para que posteriormente Deel te genere las facturas y recibos de manera automática. Nosotros nos encargamos de dar a las empresas y equipos de trabajo flexibilidad en divisas, en métodos de retiro, bancos, billeteras en línea, documentos para declarar impuestos, tarjeta débito, incluso criptomonedas. Deel es la evolución de la gestión y contratación de los equipos remotos, facilitándoles la vida a los clientes que quieren empezar a crecer en el mundo y/o contratar el mejor talento sin importar dónde esté ubicado.

Llegaron a Colombia. ¿Qué buscan hacer desde este país?

Colombia se ha convertido en un hot spot para Latinoamérica. Cuenta con cientos de emprendimientos que todos los días reciben inversión internacional para escalar y que además tiene un talento en proceso de capacitación constante, ganas de trabajar e ideas innovadoras. Por eso Deel decidió ingresar a América Latina comenzando con Colombia, queremos apoyar a empresas pequeñas, emprendimientos, empresas medianas y corporativos a que puedan contratar a quien quieran de manera rápida y legal, y que pagarles no sea un dolor de cabeza. Hoy Deel ya cuenta con clientes en Colombia como Platzi, Laika, Truora, Valiu y Alegra entre muchos otros.

¿Qué pasó en 2020, cuando el mundo tuvo que entender a la fuerza la importancia del teletrabajo?

Afortunada y desafortunadamente muchas personas conocieron el teletrabajo por la pandemia. Lo digo porque cuando uno teletrabajaba, antes del COVID-19, tenía flexibilidad para conocer a los clientes, hacer reuniones mensuales con el equipo, actividades de integración, trabajar desde cafés, cosa que la pandemia no permitió. No teníamos a nuestros hijos, perros en casa demandando otro tipo de tareas aparte de la de trabajar, lo que en algunas personas ha generado una reacción negativa hacia el teletrabajo. En 2020 vimos que las ciudades pueden ser diferentes, que la economía, el consumo, las viviendas y los horarios pueden cambiar y darnos otras opciones de vida. La flexibilidad laboral es algo que llegó y no se va a ir. Hoy la fuerza laboral exige a las empresas exponer sus políticas flexibles de trabajo, y las que no migren rápido a ellas van a perder talento competitivo.

Uno de los grandes obstáculos para incluir talento extranjero en la nómina son las políticas de contratación donde está radicada la empresa. ¿Cómo solucionan ese problema?

Nosotros permitimos generar contratos en segundos que son legales tanto en el país de residencia de la compañía como en el país de la persona a contratar. Esto lo hacemos con una red de más de 200 firmas de abogados y tributarios en el mundo que revisan constantemente nuestros contratos asegurándose también que vayan cambiando con las leyes que especialmente ahora están evolucionando bastante en términos de contratación internacional.

Leemos todo el tiempo que los ingenieros que hay en Colombia son apetecidos por las empresas de desarrollo de Estados Unidos, pero también se dice que podrían ser mejores pagos frente a muchos de los que hay en EE.UU. La razón: la moneda en la que les pagan su trabajo.

Es cierto que la fuerza laboral en Colombia es muy apetecida, no solo programadores sino también diseñadores, equipo de ventas, soporte a cliente. También lo es que las divisas hacen este proceso más complejo en el tema de los pagos. Deel tiene cientos de contratistas y clientes en Latam, y para ellos les permite tener flexibilidad en las divisas, así que puedes generar el contrato en una moneda (US$ por ejemplo o COP), el cliente puede pagar en otra moneda, y el equipo trabajador puede retirar ese pago en la moneda y forma que quiera. Esta flexibilidad les da ventajas a los colombianos para manejar su portafolio y también a las empresas. Hoy podemos trabajar desde muchos lugares del mundo con tan solo tener una conexión a internet, pero todavía hay empresas con miedo a tener empleados remotos, incluso dejan pasar talento muy bueno por no tenerlo en su oficina física.

¿Cuál es la recomendación para ellos?

Perder el miedo. Probar, atreverse a usar nuevas tecnologías, para hablar entre ellos, para generar esos encuentros casuales virtuales. Si no se soporta el proceso con tecnología, la sobrecarga, “mailitis”, “reunionitis” va a ser inmanejable. Nos da miedo una barrera de lenguaje, nos da miedo tener una zona horaria diferente, nos da miedo no poder verlos todos los días y saber que sí están trabajando. Cuando soltemos el control, y entendamos que la gente se motiva mucho más cuando se le da libertad y empoderamiento, sea el cargo que sea con el rango que sea, veremos que tanto nuestra empresa como la cultura interna evolucionará de una manera espectacular.

¿Quiénes son los fundadores de Deel? ¿Cuál es su historia?

Alex Bouaziz y Shuo Wang. Ambos egresados de MIT donde se conocieron y decidieron emprender juntos. Alex nació en París, vivió y estudió en Estados Unidos, Londres y Tel Aviv, y en ese proceso conoció mucha gente que cuando comenzó a crear compañías, quiso contratar. Al darse cuenta de que este proceso era extremadamente manual, complejo e ineficiente, decidió crear Deel. Ahí nació esta historia que comenzó en 2019 y hoy es identificada como el líder global de contratación y pagos internacional.

¿Cuánto puede tardar una contratación remota en el mundo que propone Deel vs. una tradicional?

En Deel contratas a cualquier persona en el mundo en máximo 5 minutos, literalmente. En el mundo tradicional pueden pasar meses entre contratos, firmas y acuerdos.

Lograron alianzas con más de 200 firmas de abogados en el mundo. ¿Qué pasa cuando el talento que se quiere contratar está en un país que esas firmas no cubren?

Soportamos cualquier país en el mundo en el modelo de contratación de Contratistas Independientes. Los únicos que excluimos son los que están vetados por alto riesgo o han sido sancionados por Estados Unidos.

¿Qué aprendizajes le ha dejado Alex Bouaziz, catalogado como un empresario “Forbes Under 30” en 2020, experto en emprender?

Alex es un emprendedor que rompe con muchos mitos de los startups. Se preocupa todos los días por su equipo, logra generar vínculos con la gente incluyendo a miles de clientes a pesar de la distancia, el lenguaje y las zonas horarias. Esto demuestra que la virtualidad es una manera diferente de conectar, pero funciona si uno está comprometido a que funcione.

El presidente mundial de WOBI dice que los confinamientos provocarían la mayor oleada de innovación de la historia. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Totalmente de acuerdo, todos los días estoy conversando con empresas increíbles, ideas innovadoras, proyectos ambiciosos y personas que ya hoy están construyendo un futuro diferente. Este confinamiento cambiará la cultura, la economía, el comercio, el consumo, la división vida/ trabajo, las ciudades, estamos solo en el comienzo de la nueva era.

¿Cree que el ecosistema colombiano está ofreciendo los recursos necesarios para desarrollar esos emprendimientos de alto impacto que todos queremos y no solamente ideas de negocio para autosostenimiento?

El Estado y las empresas privadas definitivamente están incentivando el ecosistema, están repensando cómo fortalecer el ecosistema y están buscando generar leyes que apoyen estos emprendimientos. Sin embargo, falta muchísimo todavía. En materia tributaria, legislativa, inversión, apoyo y capacitación a talento nos queda un largo camino, pero arrancamos, que es lo importante.

Comparte en redes: