Este domingo es el lanzamiento de la serie

Nicole Kidman: “Abro la ventana a realidades diferentes”

Noticias destacadas de Gente

La actriz cuenta cómo fue la preparación psicológica para interpretar a Grace Fraser, su personaje en la serie “The Undoing”, de HBO, de la que también es productora. En el reparto figuran estrellas como Hugh Grant y Édgar Ramírez.

La actriz de origen australiano Nicole Kidman es una permanente exploradora de historias. Su olfato, siempre presente en los libros, la ha llevado a trascender de la actuación para convertirse en una hábil productora capaz de transformar letras en planos y secuencias audiovisuales.

Uno de sus más recientes retos es la serie con tintes de thriller The Undoing, que estrena este domingo HBO y en la que, además del rol de productora, interpreta a Grace Fraser, una mujer con unos traumas psicológicos bien particulares.

¿Cuál fue el mayor reto al momento de empezar a realizar esta serie “The Undoing”?

Creo que el mayor desafío fue estar en el estado psicológico del personaje de Grace Fraser. Ella tiene un trauma psicológico que afecta todo, sus relaciones con ella misma, con su familia y su vida en general, porque todo el tiempo tiene cambios emocionales muy bruscos, y eso creo que para mí fue un reto más importante cuando emprendimos la aventura de hacer The Undoing. Sin embargo, Susanne Bier, la directora de la serie, tenía una visión muy clara del papel que debía desempeñar en la historia, y me ayudó todo el tiempo para que pudiera dar vida a un personaje tan complejo como este.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar al lado de un actor como Hugh Grant?

Maravillosa. Me encantó trabajar nuevamente con él, es increíblemente divertido, talentoso, inteligente y hace que las cosas complejas cuando actúas sean muy sencillas. Siempre tiene cada detalle de su personaje milimétricamente cuidado y organizado para que pueda interpretarlo como un verdadero maestro. Es simplemente maravilloso, y por eso él es una gran estrella.

Este es un proyecto que surge de un libro muy particular, ¿cuánto tiempo invierte buscando libros que le puedan servir después en sus proyectos audiovisuales?

Leo mucho y tengo la suerte de tener una hermana a la que le encanta leer, al igual que a mi sobrina, entonces invertimos gran parte de nuestro tiempo y dinero en compartir entre nosotras lo que estamos leyendo en un determinado momento. Además, tenemos una pequeña compañía en Amazon que busca de forma permanente material de la literatura, del arte, del teatro, de la música y siempre encontramos interesantes historias para contar. Lo que pasa es que cuando una de tus pasiones es contar historias, siempre vas a encontrar cosas interesantes en donde los demás no. En el caso del show The Undoing, mi hermana fue la que encontró el libro y me sugirió que podía ser una gran historia para ser contada en televisión, y bueno, eso hice. Todo gracias a la familia.

¿Cómo se preparó para interpretar este personaje y qué fue lo que más le gusto de hacerlo?

Fue un reto interpretar a este personaje, porque vive en un estado de emociones muy negativas, y dar vida como actriz a estos personajes te pone a ti en un estado de malestar que no es fácil de llevar. Sin embargo, trabajé con grandes actores, una maravillosa directora y un guionista excelente que logran que tú puedas darle al personaje toda la complejidad psicológica que el rol necesita, y eso te reta profesionalmente. Soy, además, una persona que se interesa profundamente por la naturaleza humana y todas aquellas fuerzas que no vemos, pero que nos impulsan a ser complejos y muchas veces controversiales. No somos solo blancos o únicamente seres oscuros, sino una gran variedad de grises. En el caso de esta mujer, la necesidad de cuidar de su hijo y proporcionarle una buena infancia la mueven, pero todas las otras emociones, las más negativas, también están presentes en ella. Su evolución la podrán disfrutar con el desarrollo de la historia.

“The Undoing” narra la historia de una familia diferente, y en estos momentos actuales en los que hay voces muy fuertes a favor de la diversidad, ¿quiere este programa dar alguna postura al respecto?

No. Realmente no. La historia es en sí misma un thriller y no tiene ninguna pretensión más allá de ello. Las historias que contamos en mi compañía lo que buscan es mostrar realidades, reflejar una cotidianidad, pero no buscan con ello sentar una postura política o ideológica, simplemente abro la ventana a realidades diferentes. Siempre estamos buscando historias diversas, con personajes singulares y de diferentes razas, nacionalidades y estatus. Con la ayuda de directores, actores y guionistas exhibimos historias que, creemos, tienen un gran potencial y que vale la pena apostar por ellas. En este caso creíamos profundamente en Susanne (Bier) y todo lo que ella podía hacer para este show, y eso tenía una gran importancia para mí, porque en este momento no hay muchas mujeres que sean directoras en todo el mundo, y ella es una ganadora, siempre.

El vestuario es un aspecto importante para Grace Fraser en la serie “The Undoing”. ¿Qué tan relevante fueron las prendas de vestir en la construcción de su personaje?

Pues para la interpretación de Grace Fraser el vestuario fue muy importante, porque permitió darle unas características especiales al personaje. Susanne (Bier) buscaba que siempre, por ejemplo, me recogiera el pelo de cierta forma o realzarme el color de los ojos para que fueran de un determinado verde, porque permitía expresar unas características especiales. Eso fue realmente divertido y muestra lo maravillosa que es nuestra directora, quien tiene una visión muy clara de la historia en general y lo que le aporta cada personaje con detalles tan específicos como el vestuario. Para mí eso es muy importante, y detalles como esos hacen la diferencia entre un gran director y otro que no lo es.

Estamos pasando por un momento muy difícil para las películas y el entretenimiento en general. ¿Siente algún temor de lo que pueda venir para la industria?

Sí. Claro que me da miedo, mucho miedo de lo que puede llegar a suceder, pero al mismo tiempo dentro de poco voy a ir a Irlanda, a Belfast, a hacer una película, y creo que me genera una serie de sentimientos encontrados. Por un lado, el miedo de contagiarme y de no poder seguir grabando, y, por otro lado, un tremendo compromiso con mi profesión, porque estamos en un momento que es vital para la industria. No podemos darnos por rendidos y nos toca seguir haciendo producciones para que el arte sobreviva y sea un espacio para que la gente siga soñando, pensando, reflexionando y encuentre una bocanada de aire fresco en el arte, en el cine, en el entretenimiento.

Comparte en redes: