Pirry: “No opinar de política en Colombia es imposible”

Dejó los programas de denuncia y se dedicó a mostrar las problemáticas que está atravesando el planeta y dejar un mensaje de que todavía es posible hacer algo.

  Pirry se encuentra trabajando en proyectos de conservación del medio ambiente que muestra a través de sus redes sociales.   / Lucy Moreno
Pirry se encuentra trabajando en proyectos de conservación del medio ambiente que muestra a través de sus redes sociales.Lucy Moreno

¿Cómo ha sido la reinvención de Pirry tras la salida de RCN?

Quedé decepcionado de los medios y del periodismo, estuve deprimido y alejado por algunos meses. Después me reencontré con mi esencia de viajero y explorador y retomé viejos proyectos por mi cuenta y con el programa El efecto Pirry en el canal Red+. Comencé a hacer exploraciones de volcanes, una de ellas fue en Vanuatu en 2017 y otra en el Congo en 2018. Hice un viaje de dos meses y medio por África buscando historias de conservación, especies en peligro y lo que están haciendo algunas entidades y personas para ayudar a animales en vía de extinción.

¿Está muy lejos de regresar a los programas informativos de denuncia e investigación?

No opinar de política en Colombia es imposible, así que en el programa o en mi página de Facebook genero opinión a través de la sátira y la risa, que parece ser la única manera segura de enfrentar a todos estos personajes. Pero no estoy en condiciones de continuar porque, primero, no tengo el músculo financiero que tenía en RCN cuando no había censura y contaba con un buen grupo de periodistas; y segundo, porque necesito desintoxicarme un poco después de esos 18 años de arduo trabajo periodístico.

¿Cuál es su opinión sobre el proceso de paz en Colombia y sobre lo que está ocurriendo con lo acordado?

Creo que a pesar de todos los problemas que hubo durante el gobierno de Santos, quien no fue ajeno al continuismo y la oligarquía, como diría Gaitán, por lo menos intentó detener parte de la guerra que nos ha desangrado desde hace más de cincuenta años y consiguió llevar a las Farc a una mesa de negociación. Parecía increíble cuando algunas personas del Centro Democrático decían que iban a hacer trizas el proceso de paz. Y aunque el no a la paz ganó en las elecciones, es fácil darse cuenta de que el resultado fue muy apretado y que muchas personas no votaban por o contra la paz, sino contra una supuesta política de género, que no es más que un invento de la extrema derecha y los curas.

¿Cuál es su opinión sobre la situación actual en Venezuela?

Primero hay que decir que a Nicolás Maduro le quedaron grandes los zapatos de Chávez. Es una persona torpe, mal hablada, impulsiva, pero igual no es quien manda, porque Diosdado Cabello es el verdadero poder detrás del trono. Creo que para Venezuela y el equilibrio regional lo mejor sería la salida de Maduro y su cúpula militar. Pero es algo que tiene que ser manejado con muchísima delicadeza, porque lo último que deberíamos enfrentar en este momento es una guerra entre naciones hermanas.

¿Qué decirles a los colombianos acerca de la llegada masiva de venezolanos?

Yo les diría que tengan mucha paciencia y que traten de ver the whole picture (el cuadro completo). Nosotros hemos tenido que salir del país por razones similares a las de los venezolanos que están llegando a Colombia. Recuerdo que antes en Ecuador nos trataban muy bien, pero luego todo cambió. Lo mismo aconteció con la llegada de colombianos a China, Argentina y España.

¿Cree que las redes sociales son el nuevo epicentro de la denuncia sin censura?

Las redes sociales son una moneda de dos caras. Por un lado, las personas que están en lugares remotos podrían hacer una denuncia y tal vez lograr algo. Pero ya se demostró con la campaña presidencial de Trump, con las campañas en Colombia, Bolsonaro en Brasil, etc, que el uso de las redes sociales se convirtió en una herramienta para desinformar, calumniar y manipular a la sociedad.

¿Cuáles son los proyectos de Pirry?

Ahora estoy trabajando en proyectos de conservación del medio ambiente. Utilizo la influencia que todavía tengo para generar contenido y mostrarlos a través de las diferentes plataformas o redes sociales. El objetivo es mostrar las grandes problemáticas que está atravesando el planeta y dejar un mensaje de que todavía es posible hacer algo. Queremos dar a conocer las historias que están generando cambios y brindando soluciones.

Temas relacionados