Jennifer Aniston vuelve a posponer su boda

La actriz quiere terminar sus numerosos compromisos profesionales antes de dedicarse al enlace con Justin Theroux.

Jennifer Aniston y su prometido, Justin Theroux.AFP

Jennifer Aniston y su prometido, el también actor Justin Theroux, han decidido aplazar una vez más la esperada boda, un nuevo retraso que se debe a la apretada agenda laboral de la actriz y a sus deseos de encontrar el tiempo necesario para hacerse cargo de todos los preparativos.

"Justin ya ha empezado a cansarse de los continuos cambios de opinión de Jennifer, pero lo cierto es que ella se encuentra bastante cansada y muy agobiada por el exceso de trabajo. Ahora mismo no se encuentra en una buena época para organizar toda una boda, e incluso está dispuesta a dejar de lado por unos meses su deseo de ser madre para centrarse en culminar los proyectos profesionales con los que se había comprometido", desveló a la revista People una fuente cercana a la artista.

Desde que anunciaran su compromiso matrimonial en agosto de 2012, la pareja de Hollywood ha pospuesto su enlace hasta en tres ocasiones, dejando escapar los meses de mayo, agosto y diciembre de 2013 para presumir ante el mundo de la solidez de su amor.

Sin embargo, fiel a su carácter afable y a su flexibilidad, la que fuera protagonista de 'Friends' parece estar convencida de que el paso del tiempo no es determinante a la hora de planificar su vida, ya que el aplazamiento de la ceremonia no significa que, de forma indirecta, también esté a punto de renunciar a su incontrolable instinto maternal.

"Jennifer y Justin han hablado mucho sobre el tema del bebé en el pasado, pero ahora Jennifer no cree que sea un asunto prioritario teniendo en cuenta el caos en el que ambos están inmersos laboralmente. Sabe que su edad cada vez le hace más difícil convertirse en madre, pero todavía cree que tiene unos años por delante para cumplir ese sueño. Desde luego, no tiene ninguna prisa a la hora de proyectar su vida futura", indicó el mismo informante.

últimas noticias

Drama desde la música barroca

Cúcuta, una feria sin fronteras