En busca de la mejor fashionista

Este miércoles se estrena la versión latina de "Desafío fashionista", que pone a prueba la aplicación de las tendencias de moda.

Olivia Peralta, Adriana Abascal y Juan Carlos Giraldo son los jueces de "Desafío fashionista", programa que se estrena el 13 de noviembre a las 9 de la noche por Discovery Home and Health.Discovery Home and Health

Estar en un gran almacén repleto de ropa de todos los colores, tamaños y diseñadores, y tener acceso (gratis) a todo es el sueño de casi todas las mujeres. Imagine que además de ropa el lugar pone a disposición accesorios, zapatos, maquillaje y joyas. Estar allí, en el paraíso de la moda puede ser tan maravilloso como aterrador. Ahí sí que cobra vigencia la tradicional frase "¿qué me pongo?". La cosa se complica cuando hay otras tres mujeres en el mismo lugar y todas compitiendo por demostrar que es la "mejor fashionista".

De eso se trata el nuevo programa de Discovery Home & Health, la primera adaptación latina del famoso espacio televisivo inglés en el que cuatro mujeres deben responder bien al reto impuesto por un jurado que evalúa quién usó mejor los artículos de la tienda y cuál estuvo más acorde a los estándares de la moda.

Siguiendo "tal cual" el concepto del reality original, pero añadiendo a "idiosincrasia latina", "Desafío fashionista" llega este 13 de noviembre a la pantalla chica de la región para enfrentar a mujeres de Colombia, México y Argentina y decir cuál de ellas hace mejor uso de la moda de acuerdo una ocasión específica.

En cada uno de los seis capítulos cuatro participantes se presentan ante los jueces en la forma como se visten normalmente. "La primera impresión que tenemos de ellas es al verlas vestidas como lo hacen cotidianamente. Algunas lo hacen muy bien, otras realmente parecen disfrazadas, lo mejor de todo es que cada una está convencida de ser una fashionista", explica Juan Carlos Giraldo, colombiano que hace parte del jurado.

Tras ese primer acercamiento, los jueces ponen un desafío, como por ejemplo asistir a un matrimonio donde va un exnovio recién separado. Es entonces cuando las participantes ponen a prueba los conceptos de moda, que según Giraldo, siempre deben respetar un mínimo de normas.

"Tenemos concursantes de todas las edades y profesiones. Son mujeres normales, no son sacadas de pasarelas (aunque hay una que otra modelo) por lo que es bien natural el asunto", dice el experto en moda.

Las diferencias de concepto y gusto son claras así que los enfrentamientos son parte del reality, aunque Giraldo asegura que todas las intervenciones se hacen con respeto. No obstante, alguna concursante no estará contenta si le dicen "usted está perfecta si su trabajo es de noche y en una esquina", como dijo el jurado en una oportunidad.

"Desafío fashionista" evalúa el reto específico, no el estilo personal, así que entendiendo las diferencias de costumbres que hay entre México, Colombia y Argentina, los jueces se limitan a tener en cuenta los "códigos de vestuario que se deben tener en cuenta para un matrimonio que se va a llevar a cabo a las tres de la tarde en un clima cálido, por citar algo".

Los códigos se deben interpretar al dedillo pero lógicamente se tiene en cuenta el hecho de que las mujeres argentinas están acostumbradas a las prendas de temporada, mientras que las "mexicanas son más glamurosas y las colombianas son más tropicales y desparpajadas".

Esa mezcla y diferencia no es para nada una dificultad a la hora de evaluar el reto, es más bien el ingrediente que aporta "riqueza visual" al programa.

La variedad también la aportan los invitados expertos en moda, quienes desde su óptica aportan en la discusión datos claves que no sólo servirán para las participantes, sino para cualquier televidente en general. Hay que tener en cuenta que el objetivo del programa no es despotricar a las mujeres, sino ayudarlas a conocerse mejor.

Como en la moda no sólo las prendas son importantes, "Desafío fashionista" también tiene en cuenta el peinado, maquillaje y accesorios. "Algunas son honestas en el espejo y se saben arreglar", sentencia Giraldo, quien confiesa que no siempre el jurado estuvo totalmente de acuerdo con la ganadora de cada capítulo, pero que aplicando la democracia siempre lograban algún consenso. Al fin de cuentas, son cuatro visiones distintas sobre un mismo tema que, como casi todo en la vida, es subjetivo.

Temas relacionados

 

últimas noticias