Diario ecuatoriano suspende edición impresa y lo achaca a Ley de Comunicación

"Así como hay que controlar el poder político o el poder económico, hay que controlar el poder mediático", dijo Correa.

El diario ecuatoriano Hoy suspenderá desde el próximo lunes su edición impresa y apostará por una versión digital, debido a las supuestas limitaciones que achaca a la Ley de Comunicación impulsada por el Gobierno y en vigor desde hace un año.

Así lo ha informado el director del rotativo, Jaime Mantilla, a través de un comunicado dirigido a sus editorialistas y que ha sido reproducido hoy por el diario El Universo.

En la matriz de Hoy en Quito, un dependiente indicó a Efe que Mantilla atenderá a la prensa el próximo lunes para ofrecer detalles de la medida, aunque en el comunicado interno ha precisado que este domingo se publicará un editorial con explicaciones sobre el futuro del medio.

Por su parte, el presidente del estatal Consejo de Regulación de la Comunicación (Cordicom), Patricio Barriga, rechazó que la decisión del tabloide obedezca a la aplicación de la Ley y estimó que quizá se debe a una deficiente gestión administrativa.

En el comunicado, Mantilla informó a sus editorialistas de "la dura decisión de suspender la edición impresa" del rotativo, luego de 32 años de existencia.

El texto aduce la medida a la "gradual pérdida de libertades, la autocensura impuesta por la Ley de Comunicación, los ataques directos e indirectos contra la prensa independiente que han venido creando desde hace más de siete años un escenario adverso para el desarrollo de un diario plural, libre e independiente, abierto a las distintas corrientes de opinión".

Además, supuestos problemas "para la inversión nacional en medios, el permanente boicot publicitario, la cancelación de contratos de impresión, especialmente de textos escolares, y otras limitaciones para financiar nuestras operaciones", agrega el escrito.

Asimismo, incluye en esas prerrogativas la iniciativa para "transformar la información en servicio público", incluido en un paquete de enmiendas constitucionales impulsadas por el oficialismo en la Asamblea Nacional (Parlamento).

El matutino se transformará en "Hoydigital" y aspira a que "muy pronto" se publique una edición impresa de fin de semana, según la carta de Mantilla.

El presidente del Consejo de Regulación de la Comunicación opinó por su parte que la decisión de Hoy tal vez se basa "en una visión ecológica y de cuidado ambiental para ahorrar papel".

"Referir a que el cierre obedezca a la vigencia de una Ley es, por decir lo menos, un pronunciamiento ligero o que encierra una excusa sobre la gestión administrativa, señalada como deficiente por los propios empleados del medio", añadió Barriga.

Recordó que empleados de ese rotativo han denunciado, mucho antes de la entrada en vigor de la Ley de Comunicación, el retraso en sus pagos.

Además, Barriga propuso que el medio pase a ser propiedad de los trabajadores como parte del desarrollo de la comunicación. "Este Consejo podría servir de mediador para que se ofrezcan créditos para que sus periodistas compren la imprenta", remarcó.

De su lado, César Ricaurte, directivo de la organización no gubernamental Fundamedios, crítica al Gobierno, aseguró que esta "grave" decisión de Hoy seguramente repercutirá en el diálogo democrático de la sociedad.

"El hecho de que el Gobierno utilice la publicidad oficial de forma antojadiza, arbitraria o como un mecanismo de premios y castigos, es antidemocrático. En el Ecuador los espacios de diálogo se están terminando", aseguró Ricaurte.

El anuncio del rotativo se da un año después de la entrada en vigor de la Ley de Comunicación, calificada de "mordaza" por varios gremios de periodistas y grupos de oposición.

Por contra, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, uno de los principales impulsores de esa norma, considera que en el país deben coexistir medios públicos y privados, aunque sometidos a regulación para evitar lo que califica de excesos de la "prensa corrupta".

"Así como hay que controlar el poder político o el poder económico, hay que controlar el poder mediático", dijo Correa, que calificó esta semana de "muy buena" a la ley, al tiempo que desmintió que esta incorpore la censura previa, al recordar que su artículo 18 la prohíbe expresamente.

Temas relacionados