Disponible en Fox Premium

“El arte de callar”, una serie sobre el tráfico ilegal de armas en Chile en los años 90

La serie de televisión inspirada en la novela de Roberto Brodsky retoma la investigación periodística sobre el tráfico ilegal de armas en Chile en los años 90. Por medio de la familia Berkowitz, el espectador ve cómo la situación de un país interfiere en los aspectos más íntimos del ser humano.

“Berko: El arte de callar” está protagonizada por Goya Toledo, Angie Cepeda, Benjamín Vicuña y Daniela Ramírez. / Cortesía
“Berko: El arte de callar” está protagonizada por Goya Toledo, Angie Cepeda, Benjamín Vicuña y Daniela Ramírez. / Cortesía

La mejor noticia es la que no se puede decir”, dice Boris Berko Berkowitz, personaje de la serie El arte de callar, en una escena en la que habla con un colega y la directora de la revista en la que trabaja acerca de la investigación que adelanta sobre el tráfico ilegal de armas en Chile en los años 90, época de transición entre la dictadura de Augusto Pinochet y la democracia.

Berko, interpretado por Benjamín Vicuña, encarna al periodista y escritor Roberto Brodsky, quien en esa época investigó la muerte del inglés Jonathan Moyle, ocurrida el 31 de marzo de 1990 en el hotel Carrera de Santiago de Chile.

La muerte de Moyle, quien en 2005 fue definido por Brodsky como un periodista especializado en armas que trabajaba como informante del servicio de espionaje británico, o como un espía británico que trabajaba como periodista especializado en venta de armas, o simplemente como un periodista que cubría la Feria del Aire de ese año, es el punto de partida de una investigación periodística que hizo para la revista chilena Hoy y que luego condensó en la novela El arte de callar, que este año toma un nuevo aire con la serie de Fox.

 

Detrás de la muerte de Moyle, que fue determinada por la justicia chilena como suicidio, hay un mundo oscuro, negocios ilegales de tráfico de armas y trata de bancas que adelantaba un país que, aunque ya era democrático, seguía viviendo con un sistema que se movía por fuerzas políticas, económicas y sociales que transgredían las leyes y el poder.

La serie “habla de un episodio del que conocemos un contexto político, la transición tras la dictadura militar. Pinochet ya no está en el poder, pero sigue ejerciéndolo desde la sombra. Mi personaje, después de estar varios años viviendo en Estados Unidos, vuelve a su país y de alguna manera ve cómo por un lado tiene la oportunidad de resolver el caso de su vida, y por el otro, preservar su familia”, dice Vicuña.

Para la interpretación de Berko, Benjamín Vicuña tuvo que dejar a un lado su ego y su vanidad, pues tuvo que engordar más de ocho kilos. Intelectualmente, el guion le exigió dar vida a un hombre arrastrado por las adicciones, por el alcohol, desprendido de su propia familia, de su ser, un individuo que está viviendo la época más infeliz de su vida.

La vida de Berko y la relación con su familia es una metáfora de la sociedad chilena que en esos años estaba decepcionada de la democracia. Julianne, su esposa, interpretada por la colombiana Angie Cepeda, pierde la fe en él cuando pierde el espíritu idealista, y es así como poco a poco su matrimonio cae en una espiral de decadencia muy difícil de salvar, es así como El arte de callar analiza, por medio de la familia Berkowitz, cómo la situación política, económica y social de un país interfiere en los aspectos más íntimos del ser humano.

Retomar la novela de Brodsky y adaptarla a la pantalla chica es una oportunidad para que la televisión cumpla la misión que tiene de “construir la memoria, revisar los hechos para no volver a repetirlos, así como los errores como sociedad”, explica Vicuña, quien en los 90 tenía 12 años y una visión parcial de lo que estaba sucediendo. “Incluso, las nuevas generaciones van a poder ver qué fue lo que pasó en su país, cómo se cometieron estos delitos, cómo se violaron los derechos humanos, cómo se pudo generar tanto odio entre los propios chilenos”, agrega.

Aunque El arte de callar se sitúa en una época muy específica de la historia chilena, el actor cree firmemente que la serie será de gran interés en Latinoamérica, porque “Colombia, Chile, Argentina, Perú… todos vivimos una historia similar de dictadura, de transición, de corrupción, tráfico de armas”, y así como los estadounidenses y europeos revisan lo que sucedió en la Primera y la Segunda Guerra Mundial, los latinos tienen “la obligación, la necesidad y el derecho de revisar su historia para enfrentar el futuro de otra manera” y de paso reflexionar lo que actualmente significan conceptos como censura, democracia y verdad.

La verdad es algo electivo, que todos pretendemos pero pocos consiguen. Debería ser un derecho en el día a día, pero justamente la omisión o el arte de callar hace que caigamos en mentiras de diferentes calibres. La verdad viene de la mano de la lealtad, del compromiso, de la coherencia, principios que hoy en día están en extinción”, asegura Vicuña.

La serie también agradará al televidente latino, porque la historia está llena de matices universales, como la hermandad, la traición, el amor hacia la pareja, el amor a un hijo o el amor hacia la verdad, pues Berko es un periodista que experimenta un profundo vacío profesional y cuando se mete en la investigación conflictiva le vuelve el alma al cuerpo. Al mismo tiempo debe decidir qué está dispuesto a hacer para contar la verdad y proteger a su familia. “Como el título de la novela, el arte de callar es una decisión que tiene que ver con resguardar a tu propia familia”, concluye el actor.

875531

2019-08-11T21:00:00-05:00

article

2019-08-12T06:18:43-05:00

[email protected]

none

Lilian Contreras Fajardo / @ProhibidodeLili

Medios

“El arte de callar”, una serie sobre el tráfico ilegal de armas en Chile en los años 90

93

5909

6002

 

Rating en Colombia del 10 de diciembre de 2019

Las 25 mejores series de 2019, según TV Guide