Crónica

El gran circuito de Shanghái visto desde varios ángulos

A propósito de la carrera mil de la Fórmula 1, conversamos con la piloto colombiana Tatiana Calderón y con el comentarista argentino Adrián Puente, entre otros personajes, sobre el deporte, las transmisiones por televisión y, por supuesto, las pasiones que despiertan los motores.

Adrián Puente durante una de sus transmisiones especializadas en deportes de motor. Cortesía

El domingo 13 de abril fue la carrera mil de la Fórmula 1. El gran circuito de Shanghái en la China. Una alfombra roja decoraba el ingreso a la pista. Todo estaba muy ordenado, los más de 20 mil espectadores de la tribuna principal se estaban acomodando. Sería una tarde con muchos vientos.

Tatiana Calderón la piloto colombiana de Fórmula 2 está en Madrid. Aprovechó para ir a fútbol con su hermana y regresó a ver la carrera. Son las 11:00 p.m. en Bogotá, Juan José Arango, fotógrafo y profesor universitario se ubica cómodamente en su cama. El celular con el grupo de aficionados está ya en funcionamiento.

En Turbaco, cerca de Cartagena, Gustavo Acuña está preocupado porque no sabe si en casa de su abuela tendrá la señal de la Fórmula 1. Son las 2:00 a.m. en Buenos Aires, Adrián Puente comentarista de la Cadena Fox esta atento a la carrera y al trabajo de sus compañeros periodistas.

La carrera mil de la Fórmula 1, que se corrió el pasado domingo tiene una pista de 5451 kilómetros que en 56 vueltas dio como ganador a Lewis Hamilton de la escudería Mercedes. No fue una sorpresa, pero sí una historía más de este deporte de velocidad y riesgo con 500 millones de fans que persiguen a 10 equipos y 20 pilotos.

Las carreras pueden tener sus inicios en 1900, cuando uno de los propietarios del New York Herald y Herald Tribune creó la Copa Gordon Bennett, todo esto pasaba en Europa.  Esta historia que esta reseñada en la página de una de las marcas más influyentes en la Fórmula 1, como lo es Redbull, termina en un 1950 cuando empiezan las competencias de una manera oficial con la creación de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo), establecida en Paris.

Un 13 de mayo fue la primera carrera en el circuito de Silverstone en el Reino Unido. El primero en subir a un podio fue el italiano Giuseppe Farina, corrió en un Alfa Romeo. Para la segunda carrera aparecería una escudería que aún sigue en los circuitos: Ferrari.

La tarde en la China tenía a todos los protagonistas, antes de ir a los monoplazas los pilotos se sentaron en una carpa con el número mil resaltado, era un color oro que servía de telón. A la derecha los pilotos, a la izquierda los directivos. Son siete décadas de la Fórmula 1 con más de treinta pilotos campeones, 30 países con circuitos y nombres que nunca se olvidaran como Ayrton Senna.

Hace unos días, antes de la carrera empezó esta crónica. Sabíamos que este deporte que, aunque no mueve las almas del fútbol, es importante, mucho más para un país que se despertó durante muchas mañanas a ver competir a Juan Pablo Montoya.

Días previos al premio de la China

El teléfono sonó un par de veces, se disculpó por haber corrido un tiempo la hora acordada de la entrevista con El Espectador. Me dice que el tráfico en Buenos Aires es cada vez más complicado. Es un hombre que sabe de velocidad, de monoplazas, de pilotos y se ha pasado casi toda su vida en el mundo de la Fórmula 1. 

Adrián Puente es periodista y comentarista de la cadena Fox Sport, que transmite para América Latina la Formula 1. Empezó su oficio en 2002, muchos circuitos lleva transmitidos hasta este momento. Este 2019 serán 21 carreras.

Le pregunto por sus recuerdos en la pista, habla de Rubens Barrichelo cuando dejó pasar a Michael Schumacher, su compañero de Ferrari para que ganara el Premio de Austria en 2001. “Fue un momento de Ferrari extraño, el 80% de los aficionados quedaron muy enojados, como hacer de la Fórmula 1 algo más transparente y no tan manipulado”. 

Luego hablamos de lo positivo, me dice que son muchas las carreras que podría enumerar, hablamos de la llegada del español Fernando Alonso y su Renault, dos veces campeón y quien se retiró en 2018. También sobre el Premio de China realizado el año pasado, una de las carreras que más recuerda, en la que ganó el australiano Daniel Ricciardo. 

“Una estrategia como decimos aquí en Argentina, madrugó a Ferrari y a Mercedes, terminando con un compuesto mas blando y recuperando en pista. "Yo creo que Ricciardo demostró que no era un piloto para vivir a la sombra de Max Verstappen”, afirma Adrián Puente. “Me pareció una carrera espectacular, no sé si la más espectacular en todo este tiempo”, concluye.

La fórmula de una mujer

Buscamos a Tatiana Calderón, quien está en Madrid, ella es actualmente piloto del BWT-Arden de la F2 y de la Escudería Telmex-Claro y Coldeportes, dice que quiere estar al máximo nivel para cada carrera, por eso tiene poco tiempo libre. Las actividades con los patrocinadores son indispensables para poder seguir corriendo.

“Si llego a tener un día libre, me voy por un buen café y si es colombiano, mejor”, dice la bogotana que espera estar pronto en la Fórmula 1.

Está entusiasmada por el Premio de China y la Carrera 1000. “Creo que sin duda será un Gran Premio muy especial".  La F1 ha organizado diferentes eventos durante el fin de semana y los pilotos llevarán diferentes diseños de casco para conmemorar a las grandes leyendas del automovilismo. “Uno de los pilotos de Williams, George Russel llevará el de Juan Pablo Montoya” comenta emocionada la piloto.

El uniforme de Tatiana es rosado, pero cuando hace las pruebas en Fórmula 1, su indumentaria es blanca, mientras que en rojo resaltan las letras Alfa Romeo, un poco más abajo la bandera de Colombia. La piloto a los 9 años ya estaba en las pistas y a los 21 probando en el Alfa Romeo Racing. Y es que la edad, como ingrediente de la competencia, evoluciona como los motores en las escuderías.

Cuando ganó en 1950 Giuseppe ‘Nino’ Farina tenía 43 años. El domingo en el circuito de Shanghái, el piloto de más edad es Raikkonen con 39 años y el más joven, Lando Norris, con solo 19. “Creo que lo que impulsó más a los jóvenes fue el fenómeno Verstappen, que llegó desde muy temprana edad a la máxima categoría. Desde entonces todos los pilotos querían subir más y más rápido a la F1 hasta que la FIA estableció una nueva norma y ahora debes tener al menos 18 años para competir en la F1”, sostiene Tatiana Calderón.

El calendario de Fórmula 1 lo transmite en su totalidad Fox Sport, con los previos de la competencia, las clasificaciones y el análisis de lo que fue el circuito. Adrián dice que las transmisiones en directo se deben a un gran equipo humano y técnico.

“La televisión no tiene nada que ver con lo que era hace siete años atrás, ahora invita a que uno este muy despierto concentrado, perder 10 segundos de la televisión es perder algo importante de la carrera” sostiene este argentino que ve una infraestructura mediática en cada competencia.

Más de 30 cámaras, micrófonos, gráficas, audios en directo de los pilotos con sus ingenieros entre otros elementos. Es un equipo inmenso que debe desplazarse hasta cualquier rincón del planeta para compartir con los televidentes las emociones de los circuitos.

Cuando en Colombia buscábamos las carreras

Gustavo terminó muy preocupado, no tuvo cómo ver la carrera. “Estaba en la casa de mi abuela y por el sistema de cable que tiene ella, no lo pasaron. Fue decepcionante porque era una carrera histórica y significaba mucho para aquellos que nos gusta ese deporte”, sostiene este costeño que recuerda cuando a los seis años lo levantaba su papá para ver las carreras de Montoya, sin importar la hora.

En ese entonces, el país madrugaba y se acostaba hablando de la Fórmula 1, un deporte que era novedoso. Era los inicios del nuevo milenio.

Adrián Puente respira despacio, hay nostalgia en sus palabras. “Es que es muy fuerte lo de Montoya, cuando vos me dijiste que recuerdo de Colombia lo primero que me viene a la cabeza es Montoya. Llegó en un momento en el que Michael Schumacher parecía un tótem, intocable parecía indestructible, que nadie estaba en condiciones de complicarle la vida y el único en términos reales que lo hizo, y lo materializó todas las veces que pudo fue Juan Pablo Montoya. Estamos hablando de un velocista valiente. Ese era Montoya, un corredor nato de carrera, perder un puesto no estaba en su manual”, recuerda el comentarista.

Una mañana el país se entera de la retirada de Montoya. Especulaciones, técnicas observaciones, todos sabían, pero muy pocos acertaban. En entrevista con El Espectador en diciembre de 2010, habló el piloto colombiano sobre su retiro de la F1.

“Porque me mamé. Para que me entienda, es como tener una mona de ojos verdes y medidas perfectas que no sirviera para nada. La respuesta a esa pregunta es la misma de hace cuatro años. Me cansé de la politiquería dentro de los equipos, la manipulación de todo y eso no es vida. Yo trabajé duro toda la vida para llegar allá y estar en la punta y pienso que si llega el momento en el que uno no disfruta lo que hace, es mejor dejarlo”.

Además de Montoya también han estado en la Fórmula1 el bogotano Steven Goldstein del equipo Force India y una leyenda, Roberto José Guerrero, quien se convirtió en el primer piloto colombiano en correr en la Fórmula 1 sin olvidar a Ricardo Londoño-Bridge.

Pero el futuro se puede volver presente si Tatiana Calderón logra estar en la grilla de partida. “Estoy trabajando todos los días para conseguirlo. Quiero estar en los próximos años en la parrilla de salida de la F1. Por eso este año estoy corriendo en la F2, que es a sólo un paso de la máxima categoría. Tengo que hacerlo bien para ganarme esa oportunidad”, dice la piloto.

Correr ya es seguro

Las carreras siempre tienen el elemento del riesgo de la seguridad. Muchas cosas han cambiado. Al inicio eran muy elementales en los cascos que eran más unos gorros y cinturones. Ahora todo es diferente, los uniformes, los monoplazas, incluso desde hace muy poco una estructura esta sobre la cabina. Los guantes tienen un chip, son biométricos con información para el cuerpo médico si hay un accidente.

Para la piloto colombiana, la seguridad es relevante. Afirma que la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) piensa mucho en el cuidado de sus competidores. Hoy en día la preparación física es mucho más importante porque los autos son más demandantes físicamente por las fuerzas G a las que el piloto está expuesto.

“La tecnología ha evolucionado muchísimo, hoy tenemos posibilidad de ver los datos en tiempo real, pueden decirle al piloto dónde tiene que corregir para ir más rápido. La evolución ha sido increíble y no para”, dice.

Adrián Puente está en silencio, se le siente la tristeza, es de noche en Buenos Aires.  Recuerda que estaba en su casa aquel terrible día del premio de San Marino en 1994. En la séptima vuelta murió, tal vez, el mejor piloto que ha tenido la Fórmula 1: Ayrton Senna.

“Lo estaba mirando como aficionado, en la casa, fue un antes y un después para que la F1 cambiará el estándar de seguridad definitivamente. Un costo altísimo. No podía creer eso que estaba pasando”. 

Entre la muerte del brasileño y el último accidente en el que murió Julies Bianchi, en el Gran Premio de Japón, han pasado más de 20 años. Para el comentarista y narrador de la cadena Fox es muy difícil estar transmitiendo en vivo, mientras se guarda la esperanza de lo que esta viendo. “Un lugar para la vida, no para la muerte, un espacio para que ese piloto se salve”. Con voz entrecortada recuerda, “por suerte han sido contadas las condiciones en las que me toco narrar, es desesperante”.

Semáforos apagados, comenzó la carrera

Y la historia empezó cuando los asistentes vieron la vuelta que hizo el piloto Damon Hill, quien con su traje blanco y una velocidad lenta, recorrió el circuito de Shanghái.

Manejaba un Lotus 49B el mismo que corrió su padre cuando en 1969 ganó el premio de Mónaco.

Cuando los semáforos se apagaron comenzó esta carrera especial que terminó con la victoria en el podio de Mercedes y un tercer lugar para la Ferrari.

Juan José vio la carrera y la comentó con sus amigos, dice que una de sus mejores experiencias es haber ido al premio de San Marino en 2001 cuando ganó Ralf Schumacher manejando un Williams-Bmw. Este experto en fotografía de productos y alimentos por lo tarde de la carrera no preparó nada especial, solo tenía crispetas de muchos sabores.

Adrián Puente seguramente anotaba los datos de interés para su programa el Show de la Fórmula1.

Gustavo la vio en repetición en la tarde. “Me gustó, pero quería más lucha por la victoria. La carrera fue un monólogo de Mercedes, máximos favoritos a pesar del esfuerzo de Ferrari”.

Antes de dejar a Adrián Puente le pregunto cómo será la carrera 1500. “Me imagino con una categoría ya fusionada con la fórmula eléctrica, no van a estar separadas como están hoy” y agrega que estarán compitiendo los nietos de Hamilton, de Charles Leclerc... yo me animo y le digo: “! también los de Tatiana Calderón!”.

 

851207

2019-04-19T13:02:10-05:00

article

2019-04-19T13:02:10-05:00

jpiedrahita_250613

none

Pedro Mendoza / Cartagena

Medios

El gran circuito de Shanghái visto desde varios ángulos

59

13598

13657