Este domingo a las 8:00 p.m., por el Canal Caracol

En las entrañas de la prisión de Guantánamo

María Elvira Arango y Andrés Sanín, de Los Informantes, conocieron intimidades de la prisión más temible del continente. Un lugar donde hoy 41 presos son custodiados por 2.000 militares.

Un equipo periodístico del Canal Caracol pudo ingresar a Guantánamo. Cortesía Caracol Televisión

La Guerra Fría terminó. La Unión Soviética se disolvió. Fidel Castro murió. Y Estados Unidos tuvo un presidente negro, que normalizó las relaciones entre Cuba y Norteamérica, pero la temible cárcel de Guantánamo sigue funcionando. Sus entrañas lucen acépticas, impolutas, pero esconden la crueldad de ser las mazmorras del imperio más poderoso del mundo. Así la encontró el equipo del programa Los Informantes, de Caracol Televisión. Su directora, María Elvira Arango, y Andrés Sanín pudieron entrar a esta tenebrosa prisión.

“Aterrizamos en esa esquina de Cuba, que no tiene nada de latino. Para llegar a la cárcel hay que cruzar en un planchón que atraviesa la bahía hasta tierra firme. No hay duda de que es territorio estadounidense: es un trozo de un típico barrio de Florida, pero sobre un país comunista. Hay un mercado, un colegio, un McDonalds y un Subway. Un campo de golf, un teatro al aire libre, pero en las paradisiacas playas del Caribe. La frontera con los cubanos es una gran alambrada, y la Puerta Norte está cerrada desde hace 60 años”, narra María Elvira Arango, quien pudo ingresar en una visita guiada por las autoridades gringas.

Guantánamo está situado al suroriente de Cuba. Tras la guerra de independencia de este país caribeño (1899-1902), en la cual España cedió sus posesiones coloniales ante la presión de Estados Unidos, la naciente república cubana ofreció a su aliado el dominio de este rincón de la isla a cambio de que las tropas americanas fueran retiradas. Fue así que se firmó un contrato por 100 años, que hasta el sol de hoy sigue vigente y ni la Revolución Cubana pudo romper. Tras el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, en 2001, y la ocupación de Afganistán, el gobierno de George Bush decidió fundar en Guantánamo una cárcel de máxima seguridad.

En todo el perímetro carcelario hay 2.000 militares y 41 reclusos. A cada prisionero lo vigilan 27 oficiales. En los peores momentos de la guerra contra el terrorismo hubo 800 reclusos. Todos de países islámicos. Y atrajo las miradas del mundo cuando empezaron a circular videos y denuncias de las crueles torturas que recibían los presos. Los que hoy siguen recluidos llevan más de diez años encerrados, en el régimen más severo que alguien se pueda imaginar.

“Después de pasar barricadas, puertas y controles de seguridad llegamos al Bloque Alpha, del campo 6. Por un vidrio blindado, luego de recorrer con la guardia militar corredores con celdas a lado y lado, pudimos observar a 26 hombres de países distintos como Yemen, Afganistán, Paquistán, Arabia Saudita. Todos del Oriente Medio, barbados, canosos y cansados”, agrega la periodista. El equipo de Los Informantes también localizó a un colombiano que ha podido ver lo que allí ocurre.

Se trata de Wálter Ruiz, un abogado antioqueño, exoficial y reservista de la Marina, a quien Andrés Sanín entrevistó por ser abogado defensor de Mustafa al-Hawsawi, uno de los cinco detenidos por los ataques del 11 de septiembre, y un hombre que después de múltiples torturas y 15 años sin un juicio, sigue preso en un limbo jurídico y existencial. “Guantánamo es una ficción, una ilusión que crearon para hacer creer que es un sistema que puede hacer justicia, pero en realidad es un símbolo, un monumento a la injusticia, a las violaciones de los derechos humanos que prohíben torturar a otro ser humano”, señala el jurista.

Al ser preguntado sobre las visitas guiadas para periodistas, Ruiz aseguró que “les muestran unos sitios que son preparados para que les tomen fotos, para que le hagan el tour show, pero no les dan acceso, por ejemplo, al campamento más secreto que es la Prisión Siete. Allá están detenidos muchos de los hombres acusados del ataque a las Torres Gemelas”. Hasta allí llegó el abogado tras muchos años de batalla jurídica. Le permitieron entrar por 12 horas, y nada de lo que vio lo puede contar, pues el gobierno americano lo ha clasificado como de alta seguridad y no puede ser discutido. De contar lo que vio, Ruiz podría terminar fácilmente en prisión.

Sobre su defendido, da detalles escabrosos. “Está en una situación muy grave, porque fue torturado y recibió un tratamiento barbárico por muchos años, desde 2003 hasta 2006. No lo dejaban dormir por días, le echaban agua en la cara para que sintiera que se estaba ahogando, el waterboarding, donde ponen al ser humano en una posición corporal que hace que la mente sienta que se está ahogando y que va a morir. Él sufrió eso con agua helada, varias veces fue tirado contra las paredes y también fue sodomizado”, precisa.

Y agrega más detalles: “Fue sodomizado por un procedimiento que ha sido rechazado por la Asociación Médica de Estados Unidos. La rehidratación rectal no es algo que sea aceptado por la comunidad médica y los reportes indicaron que la razón por la que estaban utilizando este procedimiento era porque querían controlar el comportamiento del individuo, o sea, no tenía una razón válida, médica, para utilizar ese procedimiento. El señor Al-Hawsawi, por años, tuvo heridas en el recto que lo obligaban a tomar una decisión entre no alimentarse o ir al baño a defecar”.

Ruiz contó que hasta el momento no existe ningún oficial procesado por las torturas de Guantánamo y explica que el gobierno siempre ha protegidos las identidades de los responsables. “Actuaron con impunidad y sin ninguna consecuencia y, por eso, en gran parte, es que continúa la existencia de los tribunales militares en Guantánamo: para proteger la identidades de los criminales, de los que torturaron y para proteger las identidades de los países que fueron cómplices en este cartel de la tortura. Y porque es algo que es muy útil para la política de Trump y para la política republicana”, concluye este abogado colombo-americano.

 

últimas noticias