Gladys Valoyes: "Yo enfrento la violencia con música"

Los malos la hicieron correr. Correr de Medellín, del Cesar, del Chocó. Nunca preguntó por qué corrió, pero cada vez que sucedía, tomaba sus tambores, sus muchachos y se iban a un nuevo lugar. Donde llegaba abría la casa para que los muchachos del lugar fueran a aprender danzas y cantos ancestrales. Gladys cuenta su historia sin velos ni tapujos y se le escurre la voz cuando cuenta que no fue fácil irse a Patio Bonito en Bogotá. Pero allá está y allá fundó Los Hijos de Obatalá. El primer piso de su casa se le llena todas las tardes de jóvenes que aprenden a bailar mapalé, currulao, cumbia y son de negro. Hoy está nominada a la categoría de "Cultura" en Titanes Caracol 2018.

Más Videos

¿Positivo para tala?

Poligamia vuelve al escenario

Páginas