Juego de Tronos: ocho grandes mujeres de Poniente para conmemorar el 8 de marzo

"Game of Thrones" es un buen ejemplo para visibilizar papeles de mujeres poderosas. La ficción de HBO, a pesar de estar ambientada en una época similar a la Edad Media, se caracteriza por mostrar a mujeres fuertes, independientes y con un enorme espíritu de superación.

HBO

Este 8 de marzo se celebra el Día de la Mujer y millones de mujeres se echan a la calle para reivindicar sus derechos y la igualdad entre géneros. Una batalla que viene de lejos y en la que todavía queda mucho camino por recorrer, pero que día a día gana cada vez más conciencia y visibilidad, también a través de la televisión. Y es que a veces los referentes, además de en nuestras casas, pueden surgir en las películas o en las series.

Juego de Tronos es un buen ejemplo para visibilizar papeles de mujeres poderosas. La ficción de HBO, a pesar de estar ambientada en una época similar a la Edad Media -aunque en un universo ficticio-, se caracteriza por mostrar a mujeres fuertes, independientes y, sobre todo, con un enorme espíritu de superación.

Daenerys Targaryen pasó de niña a mujer en un instante, y de la nada comenzó a forjar un ejército que hace estremecer a todo Poniente. Lo mismo ocurre con Arya Stark, que pasó de perder a su padre a forjar su propia leyenda como una de las asesinas más letales de Poniente. Pero también hay que contar con Cersei Lannister, quien a pesar de sus malvadas intenciones ha dejado claro que ningún hombre es quien de controlarla.

Cersei Lannister

Brillante, pérfida y calculadora. Sus perversas intenciones no ocultan un gran espíritu de superación y un intelecto privilegiado. Nació en el seno de la familia más rica de Poniente, pero siempre se le negó la posibilidad de gobernar por la simple condición de ser mujer. Durante al serie ha usado todas sus armas para primero casarse y conspirar contra el rey, y después acabar gobernando mediante sus hijos y finalmente ella misma.

Olenna Tyrell 

Hasta que el ejército de los Lannister acabó con su resistencia en Alto Jardín, Olenna Tyrell se movió entre las sombras de Poniente como pez en el agua. Dispuesta a dar todo por su familia hasta el final, suyo fue el plan de envenenar al malvado Joffrey en la Boda Púrpura. Unos actos que terminó confesándole a su padre Jaime en su lecho de muerte.

Sansa Stark  

Durante las siete temporadas de Juego de Tronos, Sansa Stark ha trazado uno de los arcos narrativos con más evolución. Comienza como una niña inocente criada específicamente para, en el futuro, servir a un señor que lleve las riendas de su vida. Sin embargo, a medida que avanza la serie Sansa toma las riendas de su vida, se libra de sus enemigos -como Ramsay Bolton- y toma el poder que le corresponde como Señora de Invernalia.

Daenerys Targaryen 

Daenerys Targaryen. La reina legítima, Daenerys de la tormenta, la que no arde, rompedora de cadenas y madre de dragones. Con 16 años empezó su historia a la sombra de su hermano Viserys, interesado solo en venderla al mejor postor con tal de conseguir el Trono de Hierro. Tras la muerte de Drogo consigue poder por sí misma y, junto a sus tres dragones, construye un gran ejército y una legión de seguidores dispuestos a acabar con la tiranía de Poniente* además de con los Caminantes Blancos.

Arya Stark

En su infancia, Arya Stark era observada como un bicho raro en Invernalia. Allí, su hermana Sansa estaba siendo preparada para ser la esposa perfecta. Pero Arya no casaba con esos ideales. La vida la golpeó con la muerte de su padre muy pronto, pero se rehízo y comenzó a tachar nombres de su lista... Y lo que queda. Tras pasar por la Casa de Blanco y Negro, donde se reúnen los Hombres sin rostro, se convirtió en una de las asesinas más letales de Poniente.

Brienne de Tarth

Como heredera de Tarth, se esperaba que algún día Brienne se casase con el Señor de otra casa noble. Sin embargo, sus pensamientos de futuro pasaban por convertirse en un auténtico caballero -'knight', sin género en la versión original en inglés-. Pronto se erigió una de las guerreras más poderosas de Poniente al servicio de Renly Baratheon. A su muerte, nunca dejó de cumplir con la lealtad prometida a Catelyn Stark, con todas las épicas consecuencias que ha conllevado.

Yara Greyjoy 

Yara Greyjoy (Asha en la saga literaria de George R.R. Martin) es la persona de confianza de su padre desde muy joven, pero solo porque se ve forzado a legar la tutela de su hijo Theon a los Stark. Yara se queda entonces al mando de la flota naval de los Greyjoy. Cuando su padre Balon muere a manos de su hermano Euron y este reclama el trono de las Islas del Hierro, Yara se une a la causa de Daenerys en su lucha por Poniente formando una gran alianza.

Melisandre

La Sacerdotisa Roja es, sin duda, uno de los personajes más fascinantes de Juego de Tronos. Melisandre puso primero sus poderes al servicio de Stannis -con oscuros resultados y siempre bajo la atenta y desconfiada mirada de Sir Davos Seaworth-, pero pronto se descubre que su visión del futuro de Poniente va mucho más allá. Resucitó a Jon Snow en su acto heroico más recordado, pero el asesinato de la joven Shireen Baratheon la confinó al exilio.