"Juego de Tronos" se despide dejando consternados a los fans

El final de la quinta temporada tuvo récord de audiencia.

"Juego de Tronos", de la cadena HBO, despidió su quinta temporada el domingo por la noche con una audiencia récord de 8,1 millones de espectadores, a pesar de coincidir en la misma franja horaria que el quinto partido de las Finales de la NBA, informó la consultora Nielsen.

Según cifras de esa compañía de medición, el capítulo, titulado "Mother's Mercy", tuvo un incremento de audiencia del 13 por ciento respecto al episodio anterior (7,1 millones) y a la despedida de la cuarta temporada (7,09 millones).

La mejor marca de la serie hasta ahora se obtuvo en el debut de la quinta temporada, en abril, con 8 millones de espectadores.

Estos números confirman a "Juego de Tronos" como la segunda serie más seguida en la televisión por cable, después de "The Walking Dead", del canal AMC.

La progresión de la serie no deja lugar a dudas, ya que su estreno en 2011 reunió a 2,2 millones de espectadores.

El final de temporada de "Juego de Tronos" también dio pie a un gran debate en las redes sociales debido a la muerte de uno de sus personajes principales.

Los acontecimientos de la historia provocaron en la red Twitter 436.000 comentarios que llegaron a más de 5 millones de personas, el doble que sus más inmediatos perseguidores, como "The Bachelorette" o "Pretty Little Liars".

Reacción de fans

No es la primera vez que los fans de "Juego de Tronos" quedan consternados por la emisión de un capítulo de la serie. El final del sexto episodio desató "una avalancha de correos electrónicos y comentarios" en el blog de George R. R. Martin, el autor de la saga literaria y en la que se basa la serie de HBO.

La noche del 17 de mayo Twitter ardía por la perturbadora brutalidad de los últimos minutos del episodio, en los que el personaje de Sansa Stark fue víctima de un ataque que ocurre en la serie, pero no en los libros. Algunos tuiteros amenazaron, o incluso prometieron, dejar de ver la serie por tamaña libertad literaria; por lo que George R. R. Martin tuvo que escribir en su blog que "la serie de televisión es la serie de televisión; los libros son los libros. Son dos formas distintas de contar una misma historia".

Las diferencias "existen desde la primera temporada", añadió. "Y, por el efecto mariposa, pequeños cambios conducen a grandes diferencias y luego a enormes diferencias".

Los creadores de la serie de televisión "intentan hacer la mejor serie posible y yo intento escribir los mejores libros posibles", añadió Martin.

La actriz Sophie Turner, que interpreta a Sansa --una dulce joven que debió endurecerse ante sucesivas desgracias--, confesó a la revista Entertainment Weekly que le había "encantado" esta escena.

La serie, que cuenta la batalla por el poder de varias familias en un universo imaginario vagamente medieval, está llena de sexo, sangre, muerte, violaciones y refinadas formas de tortura, psicológica y física. (Leer "Juego de Tronos": hierro, sangre y sexo).

 

últimas noticias

Redacción al desnudo - 13 de agosto de 2018

“Falco”: los detectives nunca pasan de moda