Le cancelaron la columna a Daniel Coronell en Semana

Noticias destacadas de Medios

Según el periodista, fue Felipe López, el fundador de la revista, quien le comunicó la decisión. El anuncio se conoce dos días después de que el columnista cuestionara al semanario por no publicar la investigación sobre el posible regreso de las ejecuciones extrajudiciales, pese a que dicha información habría llegado meses antes a la redacción. Finalmente fue The New York Times, quien la publicó primero.

El periodista Daniel Coronell anunció por medio de su cuenta en Twitter que Felipe López, fundador de la Revista Semana, le anunció que se tomó la decisión de cancelar la columna que el comunicador ha escrito durante los últimos 14 años. 

La decisión se conoce dos días después de que el periodista cuestionara a la revista por no publicar la investigación sobre el posible regreso de las ejecuciones extrajudiciales que hoy tiene en el ojo del huracán al comandante del Ejército, general Nicacio Martínez Espinel. Ayer lunes 27 de mayo, la Procuraduría anunció que se abrió una indagación preliminar contra el alto oficial. 

Lea también: "Ha surgido un patrón de asesinatos sospechosos en Colombia": New York Times

"He ordenado la apertura de una indagación disciplinaria para determinar las eventuales responsabilidades en este caso. Lo revelado hasta ahora por ese diario genera gran inquietud, al punto que el mismo Gobierno constituyó una comisión para esclarecer lo ocurrido. Es necesario llegar hasta el fondo del asunto. Lo único que no puede pasar es dejar esto en el limbo”, le dijo a El Espectador, el procurador general, Fernando Carrillo.

Los documentos oficiales con la información, según la cual, el comandante del Ejército ordenó "duplicar las cifras” de resultados y operaciones y “lanzar operaciones con un 60-70 por ciento de credibilidad y exactitud”, habría llegado en febrero a la redacción de Semana, sin embargo, fue publicada primero por The New York Times, el pasado sábado 18 de mayo.  Según el artículo del Times, "las nuevas órdenes han generado incomodidad entre los militares”.

En su espacio, Coronell hizo tres preguntas a la dirección de la revista.

"- ¿Por qué Semana no publicó las directrices del comandante del Ejército de Colombia que ordena a sus subalternos duplicar las bajas y capturas, si esas evidencias eran conocidas por la revista desde febrero?

- ¿Por qué Colombia y el mundo solo supieron por The New York Times que las ordenes incluían la instrucción de "no exigir perfección" en el momento de efectuar operaciones militares?

- ¿Por qué Semana no pudo concluir en tres meses la verificación de autenticidad de los documentos que pudo hacer el periódico estadounidense en unos días?".

Coronell señaló que prefería hacer las preguntas "en público y no en privado o en una llamada telefónica" porque los lectores de la revista se merecían una explicación sobre el asunto. 

Daniel Coronell lee la columna "La explicación pendiente"

 

 

El artículo del diario neoyorkino reveló que durante una reunión que se realizó a principios de este año y en la que hicieron presencia “los cincuenta principales generales y coroneles del país”, fue entregado un documento en el que se les pedía que “numeraran en una columna la 'suma aritmética de presentaciones voluntarias, capturas y muertes en desarrollo de operaciones militares'”.

La investigación de Nicholas Casey levantó una polvareda política que encontró en la senadora María Fernanda Cabal, una de sus protagonistas. Horas después de la publicación, la senadora del Centro Democrático acusó a Casey de haber "estado de gira" con guerrilleros de las Farc hace unos años. En su Twitter, la senadora publicó un par de fotos en la que se evidencia el trabajo el campo de un par de reporteros. Sin embargo, una de las imágenes no pertenecía al periodista a Casey, sino al fotoperiodista colombiano, Fedrico Ríos. En suma, ambos comunicadores tuvieron que salir del país.

Lea también: Nuevas pruebas que involucrarían a general Nicacio Martínez con falsos positivos

Para el Gobierno, el artículo del Times es "descontextualizado". El pasado martes 21 de mayo, la Cancillería envió una carta al editor del diario señalando que la información publicada mostraba una información "tendenciosa, distorcionada y parcializada de los esfuerzos del estado colombiano y sus fuerzas armadas por estabilizar la situación en el territorio colombiano para garantizar órden y seguridad".

La Cancillería, en su carta, señala que para llegar al título del artículo, “Las órdenes de letalidad del Ejército colombiano ponen en riesgo a los civiles, según oficiales”, el autor utilizó entrevistas con oficiales anónimos y entrevistas parcializadas y sacadas de contexto. Además, aseguró que el actual reglamento de las Fuerzas Armadas colombianas obliga a sus miembros a someterse a "programas y capacitaciones en Derechos Humanos y leyes humanitarias internacionales, además de monitoreos en los operativos que se realizan". 

La respuesta del diario estadounidense fue inmediata. "No tenemos una agenda política ni nos interesa promover la ideología de ninguno de los lados involucrados en el conflicto en Colombia, ni en ningún otro país”, aseguró el editor ejecutivo del diario, Dean Baquet.

La carta de la Cancillería dice que el artículo “sugiere que miembros de las Fuerzas Armadas han recibido instrucciones contrarias a nuestra Constitución y a nuestra legislación”. A esto, Baquet responde: “Discrepamos respetuosamente con dicha caracterización. El artículo cita las órdenes emitidas por el mayor general Nicacio Martínez Espinel y no afirma ni sugiere que sean ilegales. De hecho, el artículo no menciona la Constitución colombiana, las leyes colombianas ni el derecho internacional en absoluto, excepto en una ocasión en la que el artículo cita específicamente al general Martínez cuando dice que el mandato del ejército es seguir la ley y respetar los derechos humanos”.

En la carta que el canciller Hollmes Trujillo envió a la redacción del Times, se dijo que “los formidables desafíos que Colombia enfrenta en el campo de la seguridad exigen el refuerzo y la intensificación de acciones eficientes por parte de las autoridades”. Para Baquet, el periodista Nicholas Casey, autor de la investigación, tuvo eso presente y, de hecho, “el artículo también indica de manera inequívoca —en la voz del autor— que Colombia enfrenta un momento difícil en el que la paz ha sido difícil de consolidar, a pesar del acuerdo de paz de 2016, lo que ejerce una enorme presión sobre el país”

En un intento por mitigar el impacto de la información publicada, el Ejército tomó la decisión de cambiar una de las mencionadas directrices. Se trata del documento “Planteamiento de objetivos 2019”, con el cual se pidió a los comandantes de divisiones y unidades a señalar los resultados operacionales de 2018 y se les ordenó duplicarlos en 2019.

Comparte en redes: