Lo que cambiará en la televisión con la compra de Disney a Fox

Con esta estrategia quiere fortalecer el grupo en un gigante mediático y del entretenimiento para competir con Netflix, Amazon, Facebook o incluso Apple, cuyas ambiciones han cambiado profundamente el sector.

AFP

Walt Disney Co. comprará por 52.400 millones de dólares gran parte de los activos de 21st Century Fox, el grupo mediático fundado por Rupert Murdoch, lo que debería alterar los equilibrios en Hollywoood y Silicon Valley y modificar profundamente el panorama audiovisual y de la industria del entretenimiento en Estados Unidos, y el mundo.

La empresa anunció el jueves que se hará con los estudios de cine de 20th Century Fox para agruparlos con sus propios estudios.

Estas dos compañías produjeron recientemente películas como "Asesinato en el Expreso de Oriente", "Kingsman: el círculo dorado", "El planeta de los simios", "Logan", "Talentos ocultos" (Fox), "Piratas del Caribe", "La bella y la bestia", "Cars 3" y la última entrega de "Star Wars" (Disney), cuyo estreno es este jueves. La mayor parte de estos títulos han sido grandes éxitos en todo el mundo.

Disney, que posee las cadenas de televisión ABC y ESPN y grandes estudios de cine en Hollywood, controlará los canales FX y National Geographic, se reforzará con los canales indios Star y se hará con el 39% que Fox detenta del operador de televisión europeo Sky, presente en Reino Unido, Irlanda, Alemania, Austria e Italia.

Estos activos entran en la estrategia de Bob Iger, CEO de Disney, de transformar el grupo en un gigante mediático y del entretenimiento para competir con Netflix, Amazon, Facebook o incluso Apple, cuyas ambiciones han cambiado profundamente el sector. (Leer Netflix se queda sin el contenido de Disney).

Según la firma de inversiones Raymonmd James, 31% de los estadounidenses afirman que los servicios de streaming (Amazon, Video, Hulu...) constituyen su primera fuente de contenidos de video.

La plataforma de video Youtube, controlada por Google, está acelerando por su parte la producción de contenidos originales, mientras que Apple ya ha previsto destinar 1.000 millones de dólares a la creación de programas, según la prensa. (Leer también Los gigantes de tecnología desafían a Hollywood con sus propias plataformas).

La operación "refuerza The Walt Disney Company en los contenidos y el entretenimiento", subrayó el grupo, que prevé próximamente lanzar su propio servicio de streaming con el fin de establecer relaciones directas con los consumidores.

"Proyectamos ofrecer contenidos de la más alta calidad para los consumidores a escala mundial", insiste Iger, cuyo mandato ha sido prolongado hasta 2021 a pesar de rumores que anunciaban el desembarco de James Murdoch, hijo de Rupert, en el equipo dirigente para asumir la sucesión del gran patrón del grupo.

La transacción marca de todas maneras un importante giro en el imperio construido por Rupert Murdoch.

Reguladores al acecho

El magnate, que cedió gran parte de la conducción de su imperio a sus dos hijos, James y Lachlan, sólo conservará la cadena Fox, la mayor de televisión abierta de Estados Unidos, cercana al presidente republicano Donald Trump, las emisoras locales y cadenas deportivas como Fox Sports. Estos activos serán agrupados en una nueva sociedad separada que cotizará en la bolsa.

También mantendrá el control de sus diarios (el Wall Street Journal y el New York Post en Estados Unidos, el Sun, el Times y el Sunday Times, entre otros, en Reino Unido), que forman parte de la sociedad independiente News Corp.

Los términos financieros del acuerdo firmado con Disney prevén que los accionistas de 21st Century Fox controlarían 25% del nuevo Disney, que recuperará 13.700 millones de dólares de deuda de Fox.

Todavía queda por obtener el visto bueno de las autoridades reguladoras de la competencia de Estados Unidos, una etapa que se prevé ardua puesto que la mayor parte de los medios estadounidenses estarán en manos de un puñado de grandes grupos: Comcast (NBCUniversal), Disney-Fox, Viacom, Sony Pictures y Lions Gate.

"Prevemos un análisis minucioso de parte de los reguladores en todo el mundo, pero esperamos que privilegiarán las ventajas para los consumidores" que tendrá esta operación, dijo Bob Iger.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció recientemente su intención de bloquear la compra por 84.500 millones de dólares de Time Warner (estudios de cine Warner Bros, el grupo de canales de cable HBO...) por el operador AT&T, al menos que este último se separe de activos como CNN, uno de los blancos mediáticos preferidos del presidente Donald Trump.

 

últimas noticias

"Narcos: México" estrena tráiler final