Malala Yousafzai, la joven que insiste en que el derecho a aprender es para todos

El director Davis Guggenheim ofrece detalles sobre "Él me nombró Malala", documental que este domingo emite NatGeo.

"Él me nombró Malala", este domingo en NatGeo a las 10 de la noche.Cortesía

"Malala es una historia increíble de una niña que arriesgó su vida para expresar algo justo", dice Davis Guggenheim, director del documental "Él me nombró Malala" que este domingo se emite en la televisión latina a través de NatGeo.

Por su parte, Malala Yousafzai sostiene que el trabajo audiovisual es una combinación de pasiones. "Mi pasión, la pasión de mi familia y la pasión de Davis Guggenheim. Todos queremos que se escuchen las voces de las niñas. Este documental fue una gran oportunidad para contar nuestra historia, pero también para decir que la educación es un derecho humano básico".

"Él me nombró Malala" presenta a la adolescente paquistaní y la ganadora más joven del Premio Nobel de Paz, Malala Yousafzai, como una joven real, una adolescente en peligro pero valiente, compasiva y divertida que simplemente insiste en que el derecho a vivir y a aprender es para todos.

En octubre del 2012 Malala fue atacada en el bus escolar por defender el derecho a la educación de las niñas. El ataque genera la condena mundial y, milagrosamente, sobrevive para convertirse en un referente de la liberación y el derecho a la educación. Junto a su padre se convierten en los defensores globales de millones de niñas a las que se les niega educación formal por factores sociales, económicos, legales y políticos.

Guggenheim afirma que su trabajo se trata fundamentalmente de una familia, del amor de un padre y de una niña que se siente con el poder de hacer cosas maravillosas, y que su inspiración de debe al padre que vio en su hija a alguien que podría hacer cualquier cosa que se propusiera y que creyó en ella.

"Lo más extraordinario sobre la historia de Malala es su familia, las relaciones entre ellos y las decisiones que tomaron", afirma el cineasta que en 2006 estrenó el documental ganador del Óscar "Una verdad Incómoda" acerca de la campaña del exvicepresidente Al Gore para darle prioridad al cambio climático en la agenda política. Entrevista con Davis Guggenheim.

¿Cuándo conoce a Malala?

En mayo de 2013. Fue semanas antes de su discurso en la ONU. De hecho, cuando la conocí, ella aún estaba trabajando en su discurso, lo compartió conmigo y yo la vi trabajar en su pequeña oficina.
 

¿Cuál fue tu aporte a esta historia?

Para mí, la parte más convincente es la historia de padre / hija. Inmediatamente pensé esto tiene que ser una historia universal. ¿Qué pasa si hago una película a la que una chica en Los Ángeles y su padre quieran ir, o una niña en Japón y su padre quieran ir a ver, o una niña en Londres con sus padres? Esto es universal, la idea de un padre inspirador y una chica que tiene el valor de hablar. Para mí, si haces eso, la historia puede llegar a todo el mundo y el cambio global se puede hacer una realidad, no sólo una historia local.

Hay una sensación palpable de cómo el ataque a Malala pudo haber sido el final de su historia

Pudo ser el final de su historia o el comienzo de su historia. Nos guste o no, ella se ha convertido en un símbolo. Malala es la chica que recibió un disparo en su bus escolar, y eso pudo haber sido el final de su historia, pero en muchos aspectos, fue el principio. En la película es tan hermoso cuando ella dice, "Me han dado una nueva vida, y esta vida es una vida sagrada". Creo que para ella y Ziauddin, la historia apenas comienza. Su trabajo no se trata sólo de ella, sino de 66 millones de niñas que no tienen escuela, que sufren en muchas de las mismas formas que ellos han sufrido. Ellos van a pasar el resto de su vida haciendo eso, y para mí, eso es inspirador.

¿Lo sorprendió Malala?

Siempre. Yo he hecho películas sobre el Presidente de los Estados Unidos, el vicepresidente de Estados Unidos, Barack Obama, Al Gore, estrellas de rock, de un montón de gente que es famosa y que creemos que conocemos, y a veces cuanto más se llega a conocer a la gente, más te defraudan, porque se convierten en humanos. Cada vez que estoy con Malala y Ziadduin que me impresiona más. Son personas tan inteligentes, son curiosos,  son muy profundos espiritualmente y  son divertidísimos. Cada vez, después de que los veo, vuelvo a casa, a mi propia familia y me siento inspirado. Mi piel hierve de la experiencia de estar con ellos porque son personas muy extraordinarias.

¿Cómo fue su primer encuentro con la familia?

Llamé a la puerta de su casa en Birmingham. Recuerdo que tomé un taxi allí. Fue muy importante para mí no llevar un equipo de filmación grande. Solo traje una persona de sonido, y dije 'vamos a empezar de manera muy sencilla. Vamos a empezar sólo tú y yo sentados aquí, y vamos a hacer una entrevista sin ninguna cámara, sólo el sonido. Sólo así podemos llegar a conocernos primero y luego explorar lo que creemos que es interesante'.

Hice eso con Malala durante un par de horas y con Ziadduin durante un par de horas también. Con el tiempo, a medida que filmamos con un equipo más grande, llegamos a conocernos, me gané su confianza. Son una familia extraordinaria. En un mundo donde todo el mundo está tomándose 'selfies'  y todo el mundo es consciente de cómo se ve y todo lo que hacen es tomarse fotografías para Instagram o Facebook, ellos no se cohibieron, no fueron inseguros, y esto se vio a través de la película.

Malala era claramente una niña extremadamente precoz, pero ¿alguna vez tuvo la sensación de que ella estaba hablando en nombre de su padre?
Obviamente ella era muy brillante y nació con un gran poder intelectual. Hay un momento en la película que se pasa bastante rápido, pero Ziauddin cuenta que estaba en sus reuniones en su casa, y a diferencia de muchos niños, ella venia y se sentaba en el suelo a escuchar. La mayoría de los niños quisieran salir a jugar, pero ella era una especie de esponja. Esta es mi interpretación, porque por supuesto yo no estaba allí, pero él dice que ella se sentaba en el suelo y solo escuchaba.

Así que hay algo acerca de su brillantez, pero también de como ella se alimentaba de la vida y decisiones de su padre. Él lo describe como una sola alma con dos cuerpos diferentes. Es evidente que había una unión entre ellos desde muy temprano, y eran muy unidos, así que había algo especial, algo que espero se vea a través de la película. Se muestra pero no se describe. Pero cualquiera que conoce a Malala tiene la fuerte sensación de que ella es su propia mujer.

¿Podría Malala volver a ser tan solo una niña?

Malala vive una vida muy seria a una temprana edad. Pero tiene una familia muy unida. Toor Pekai y Ziauddin han construido un hermoso hogar con Malala, Atal y Jushal, los hermanos, y se evidencia en la película. Son muy amorosos entre sí y tienen un vínculo muy estrecho. Hay un montón de risas, mucha alegría, y un fuerte sentido de que están juntos en esto y eso me da esperanza.

¿Por qué cree que estaban tan abiertos a que contaran su historia?

Cuando estaban en Pakistán contaron su historia porque era urgente. Estaban acosando su ciudad y los talibanes intimidaban a las personas por ir a la escuela, y eventualmente cerraban y bombardeaban otros colegios. Ellos se sintieron obligados a contar su historia al mundo para que la gente viera lo que estaba ocurriendo. Así que, para Malala y Zia contar su historia significaba que estaban tomando medidas, mientras que aquí, en Estados Unidos o en Inglaterra, tal vez es un acto de vanidad o de un acto de persuasión. Para ellos era un acto de necesidad, así que cuando llegué, creo que contar su historia fue una continuación de eso. Si su historia se podría convertir en una película que el mundo podía ver, era una continuación de su misión.

¿Cree usted que ellos alguna vez podrán volver a Pakistán?

No soy la persona indicada para responder eso. En la película le digo a Malala 'no te gusta hablar de tu sufrimiento'. Ella evita la pregunta, entonces le digo, 'estás evitando mi pregunta' y ella dice 'por supuesto que sí'. Ellos no quieren volver a sentir que sufren porque todavía hay gente en Pakistán que sufre aún más. Pero no se equivoque, ellos están viviendo en el exilio. No hay lugar en el que preferirían estar que en su casa en Pakistán. Ziauddin construyó escuelas hermosas allí, y no puede volver a hacer lo que ama, que es enseñar. Creo que en el momento en que se puedan ir, lo harán.

¿Qué papel juega la película en esa misión?

He tenido el privilegio de hacer películas que no son sólo películas. Millones de personas vieron "Una verdad incómoda" en Estados Unidos, millones de personas lo vieron en el resto del mundo, y toda una generación de personas se comprometió con el tema del cambio climático. Ahora bien, eso no fue lo único que ayudó obviamente. Era sólo una película, y la película era sólo una pequeña parte, pero para mí esa es la parte más apasionante de contar una historia como esta: ver lo que una película puede hacer para inspirar al mundo. Puede significar atraer a toda una generación y creo que esta película tiene la misma oportunidad.

¿Cree que esto se mostrará en las escuelas de la misma manera que "Una verdad incómoda"?

Ver "Una verdad incómoda" fue obligatorio en varios países. Varios países han dicho, "no se puede graduar a menos que la haya visto". Eso es fantástico, y creo que esta película específicamente es sin duda, relevante para personas interesadas en la política de los países del sur, pero creo que va a ser muy relevante para chicas en Europa que tienen una gran escuela, pero tal vez no sienten que tienen suficiente confianza para hablar. Es ciertamente relevante para mis propias hijas. Tengo dos hijas - 14, y 9, y tienen una escuela buena y segura, pero luchan con muchas cosas que muchas niñas de todo el mundo también luchan. ¿Se sienten que son iguales? ¿Tienen suficiente confianza para hablar? Para mí, hacer esta película es muy significativa, porque también la hice por ellas. Creo que para las niñas en Inglaterra, y otras niñas de todo el mundo que tienen escuelas seguras, esto igual va a ser muy relevante. Además, creo que los padres se van a preguntar si pueden hacer algo más para que sus hijas se sienten tan fuertes, tan iguales y tan valientes como Malala.

Sobre el documental

Fue filmado durante dieciocho meses en los que Guggenheim compartió con la familia Yousafzai en Gran Bretaña y viajes por Nigeria, Kenia, Abu Dabi y Jordania.

El trabajo combina entrevistas, imágenes de Pakistán y animaciones hechas a mano que dan vida al pasado. La historia comienza en el momento en el que el activista y educador pakistaní Ziauddin Yousafzai llamó Malala a su hija ?en homenaje a Malala de Maiwand, la legendaria heroína de origen pastún? hasta la audaz decisión de Malala a los once años de edad de hacer un blog bajo un pseudónimo sobre cómo era la vida de una niña en una ciudad gobernada por el Talibán y, finalmente, el intento de asesinato perpetrado por el Talibán a una niña y la subsiguiente batalla de Malala por sobrevivir.

últimas noticias

Emilia Clarke le dice adiós a "Juego de Tronos"

Redacción al desnudo - 18 de junio de 2018