Serie recrea la vida de la prostituta más famosa de Sao Paulo

"Llámame Bruna" sigue la vida de Raquel Pacheco, quien con el nombre de Bruna Surfistinha llegó a ser la mujer más solicitada en ese negocio.

La actriz Maria Bopp como Bruna Surfistinha.

Cuando tenía 17 años Raquel Pacheco decidió ser prostituta porque necesitaba dinero. Hija de una familia conservadora, dejó su casa debido a los problemas que generó esa decisión, y con el paso de los días logró forjar un nombre (Bruna Surfistinha) en el negocio de Sao Paulo (Brasil), el cual quedó inmortalizado en un blog. Tal fue el número de visitas que tuvo, que Surfistinha decidió lanzar el año pasado un libro con sus memorias, "El Dulce Veneno del Escorpión", un éxito en ventas.

Ahora, la vida de Bruna Surfistinha llega a la televisión con la serie "Llámame Bruna" que se estrena este domingo por el canal Fox1.

"Toda mujer tiene la fantasía de ser prostituta por un día. Yo la cumplí durante más de tres años, pero es un error actuar por dinero", dijo Pacheco, quien hoy tiene 32 años y asegura haber cambiado de negocio.

En la pantalla chica es Maria Bopp la encargada de encarnar a Bruna Surfistinha. La protagonista, que debuta como actriz tras haber trabajado detrás de cámaras, asegura que antes de participar en la serie "no sabía que la prostitución era un mundo difícil y que muchas jóvenes entran porque no tiene elección".

"Llámame Bruna" no sólo se enfoca en el sexo, sino que exhibe los problemas a los que se enfrentan: violencia y corrupción. Justamente las escenas sobre estos temas fueron las más difíciles de afrontar para Bopp ya que "fueron las más largas y exigentes".

Para preparar el personaje Bopp sostuvo encuentros con Surfistinha y otras mujeres que le dejaron claro que las prostitutas "necesitan ser más escuchadas" y que en ese trabajo no todo es placer.

"¿Y si una prostituta no quiere estar con un cliente?", preguntó Bopp a Pacheco, quien respondió "si no está enferma o muerta, tiene que quedarse con el cliente".


La serie está basada en el blog y "El Dulce Veneno del Escorpión", por lo que espectadores podrán escuchar "palabras tomadas de Raquel", pero también se toma ciertas libertades para relatar una vida de ficción.

Tras la participación en la serie, María Bopp admite que ahora siente "más respeto por estas mujeres" y reflexiona que América Latina debe inspirarse "en la reglamentación que existe en Europa para protegerlas y otorgarles sus derechos", justamente un tema bastante candente actualmente en la política de Brasil, país donde se desarrolla "Llámame Bruna".

María Bopp asegura que la serie dirigida por Márcia Faria aporta una "mirada madura y responsable sobre el tema" ya que "refleja los abusos que hay en ese mundo: una sociedad machista en la cual la mujer es tomada como un objeto, así que se estrena en un momento muy oportuno".

Temas relacionados

 

últimas noticias