Sexo en la era digital

La revolución tecnológica también ha tocado las puertas de la vida en pareja. Miles de personas cambiaron su manera de socializar gracias a un computador o una aplicación. Cinco historias hoy, a las 9 p.m. en el programa “Séptimo Día”.

Las aplicaciones quieren llegar a los 4,5 millones de homosexuales del país. / iStock

Ocho de cada diez colombianos cuentan con acceso a internet, y de estos, el 88 por ciento lo utiliza para mirar sus redes sociales. Es una nueva forma de comunicarnos y conocer el mundo.
Y en esa revolución acelerada el sexo ha jugado un papel fundamental. Las relaciones se viven en trío… la pareja y el celular. La tecnología dejó de ser fría y distante para meterse en la cama de sus usuarios.

Por ejemplo, Tinder parece ser una de las aplicaciones preferidas en esta nueva era. Cuenta en todo el mundo con 1,6 billones de usuarios y se encuentra disponible en más de 30 idiomas.

“Cuando te sientes sola es una excelente aliada. Conoces gente de todo lado, puedes escoger”, comenta Karina, una americana en Colombia que ha encontrado en esta aplicación una gran aliada para tener citas.

La aplicación, que asegura haber reunido a más de 26 millones de parejas en el mundo, cuenta con un gran número de adeptos en nuestro país. Los mayores de 30 y menores de 45 son los usuarios más comunes.

“En mis país (EE.UU.) el tema se utiliza mucho para conseguir sexo, pero acá en Colombia es más para socializar, explica Karina después de llegar de una de las tres citas pactadas por esta aplicación, y a las cuales tuvimos la oportunidad de acompañarla.

Saliendo del armario

La población mundial LGBTI puede representar hasta el 10% del total de habitantes del planeta y se estima que en Colombia son más de 4,5 millones de personas homosexuales.

Muchos de estos homosexuales descubrieron su verdadera identidad sexual gracias a internet. Una pequeña caja mágica donde se puede filtrar lo que se está buscando… sin prejuicios, sin preguntas extras.

“Si no existiera internet no me habría lanzado al ruedo de esta manera. Porque esta es una sociedad mojigata, conservadora. Es más fácil acá, donde tienes la posibilidad de no dar la cara inicialmente”, relata Andrés Cruz, un fiel usuario de Grainder, la aplicación que ha revolucionado a la comunidad gay de Colombia.

Andrés asegura que con esa aplicación, que funciona como un radar que ubica a personas cercanas de la misma condición sexual, ha podido encontrar relaciones duraderas y satisfactorias.

Lo mismo opina Camila Bonnet, una lesbiana de 19 años que ha vivido de la mano de la revolución digital toda su sexualidad.
“Tú no vas por la calle y te encuentras un grupo de personas homosexuales para hablar y conocer. En internet sí”, agrega.

La voz misteriosa

Cientos de páginas explotan contenido erótico que se puede disfrutar a la distancia. Y en ese universo de posibilidades navega “Hada Madrina” una sexy voz que cuenta con más de 5 mil admiradores en todo el mundo.

Sus chats calientes se han vuelto bastante famosos para quienes pueden durar horas pegados a un parlante escuchando su erótica voz.

“Es melodiosa y dulce, pero también muy creativa para llevarte hasta el límite”, comenta Jaime Andrés Achury, un joven que desde hace un año frecuenta los sitios donde “Hada madrina” expone sus relatos.

Hoy, él y todos sus admiradores tendrán la oportunidad de conocer quién se esconde detrás de la sexy voz que ha puesto a volar a cientos de hombres y mujeres.
Un aparato que hace milagros en la distancia

A la par que avanza la tecnología, también avanza la creatividad de quienes quieren obtener placer. Recientemente fue puesto en el mercado un dispositivo que permite a través de una aplicación excitar a la pareja y lograr el clímax amoroso.

En Colombia el aparato se está volviendo popular entre parejas que quieren sentirse más cerca de la persona amada, sobre todo en momentos en que las obligaciones de trabajo logran poner distancia. Según Ana Sofía, ella se lo coloca en su vagina y a través del celular de su esposo Juan José, dice haber vivido una excitante y placentera experiencia.

Para ellos esto ha sido una muy buena herramienta para salir de la monotonía y sentirse más cerca, cuando están separados por la distancia que significan los constantes viajes de Juan José.

Otro caso: amor entre ficción y realidad

Todo comenzó jugando en internet. Él representaba a uno de los personajes de Caballeros del Zodiaco y ella a una diosa griega. Así se conocieron en la vida virtual la argentina Gloria Martínez y el colombiano Jhonatan Betancur.

Físicamente no se habían visto nunca. Sin embargo, dentro de ellos comenzó a florecer la necesidad de encontrarse, cada uno con su personaje, en un juego de rol que terminó llevándolos al plano real. Se necesitaban y se citaban cada vez con mayor frecuencia para jugar. Entre juego y juego se fueron enamorando.

Su historia completa la conocerán esta noche en Séptimo Día. Estuvimos con ellos en Argentina. Allí ya viven como una pareja real.

En la era digital nunca ha sido tan fácil buscar amigos, tener encuentros sexuales, seleccionar a la pareja más afín o salir del clóset como hoy gracias a la tecnología.