“Stranger Things”: “El mal nunca termina, evoluciona”

Millie Bobby Brown contó su experiencia interpretando al personaje principal de la serie, “Eleven”, que le cambió la vida por completo y le dio un enorme reconocimiento a una edad corta. Ahora, la actriz británica es uno de los íconos en el mundo de la ficción. La tercera temporada se estrena este jueves en Netflix.

Millie Bobby Brown fue nominada a los 13 años en los Premios Emmy a mejor actriz de reparto en una serie por su papel de “Eleven”. / Cortesía Netflix
Millie Bobby Brown fue nominada a los 13 años en los Premios Emmy a mejor actriz de reparto en una serie por su papel de “Eleven”.Cortesía Netflix

Cuando Millie Bobby Brown empezó a interpretar el personaje que la lanzó a la fama, tenía apenas, casualmente, once años. La primera temporada de Stranger Things vio la luz hace ya casi tres años, el 15 de julio de 2016 en Netflix, y desde ese momento la serie se ha convertido en todo un fenómeno, que los fans han esperado aproximadamente un año y medio —desde octubre de 2017, cuando se estrenó la segunda temporada— para ver el desenlace de la historia de Eleven y sus amigos.

En la primera temporada de la serie, escrita y dirigida por los hermanos Matt y Ross Duffer, Eleven, interpretada por Bobby Brown, era una niña extraña que hablaba muy poco, pero lo que ha vivido a lo largo de la trama la ha hecho madurar y entender cómo es que funciona el mundo realmente. En la tercera temporada, “El” evolucionó, y Millie le contó a El Espectador cómo fue ese proceso desde la primera entrega hasta la tercera y última, que se estrena este jueves. (Le puede interesar: Netflix en julio 2019: esto es lo que hay para ver).

 

“Ha sido un proceso muy enriquecedor, porque en la primera temporada Eleven era una niña que hasta ahora estaba empezando a descubrirse a sí misma y todo lo que era capaz de hacer, sale del laboratorio y conoce el mundo real y a sus amigos; lo mismo pasa en la segunda temporada. En esta nueva entrega, Eleven está en una etapa diferente de su vida, en la que es una adolescente y quiere vivir la vida que no pudo vivir mientras estaba encerrada, compartir con sus amigos y dedicarle tiempo a la gente que quiere, aunque tengan que enfrentar juntos cosas horribles”, comentó la actriz británica.

Y no es para menos, pues en los adelantos que Netflix reveló durante estos últimos meses se ve a Eleven cerrando el portal que conectaba “El otro lado” con el mundo real en la segunda temporada, aunque al parecer algo salió mal. “Tú nos dejaste entrar, y ahora tú vas a tener que dejar que nos quedemos”, susurra una voz amenazante, que vendría siendo la del “Monstruo Sombra”, o “Azotamentes”, que poseyó a Will Byers en la entrega anterior, y que ahora, al parecer, busca un nuevo huésped, que, según el tráiler final, podría ser Bill, el hermano mayor de Max.

Millie reconoce que su personaje tendrá que enfrentarse a nuevos retos en esta temporada, pues, según ella, “Eleven sigue teniendo esa fuerte conexión con ‘El otro lado’”, lo que la hace más vulnerable que el resto. Para ella siempre ha sido un desafío tener que enfrentarse a su peor miedo, pero en esta temporada tendrá que hacerlo de frente con viejos y nuevos enemigos que ella, sin quererlo, trajo a este mundo, y deberá proteger a las personas que ama, porque los malos no están dispuestos a irse”, afirma Bobby Brown.

Aunque Eleven y sus amigos estén expuestos todo el tiempo, eso no impedirá que el romance se apodere de esta trama, que presenta a los actores que empezaron siendo unos niños como unos adolescentes que están experimentando una nueva etapa de la vida donde todo es confuso, pero sienten la curiosidad de saberlo todo. Ella recalca con firmeza al hablar de esta temporada que el amor es una parte fundamental de esta historia. “Lo que más me ha gustado siempre de estar en Stranger Things es que todos somos muy unidos, y eso hace que trabajar sea siempre divertido. Nos entendemos muy bien entre nosotros. Es muy lindo ver que ese lazo de amistad, que cada vez es más fuerte en la serie, también lo es en la vida real. Todas las personas que vean la tercera temporada van a darse cuenta de que hay mucho amor en ella”, contó la actriz.

Más allá de la posibilidad de romance entre Nancy y Steve en la primera temporada, la historia de amor entre Jonathan y Nancy en la segunda, la clausura “fallida” del portal y los nuevos enemigos que trae esta temporada, hay varios misterios que quedaron sin resolver, como es el caso del doctor Brenner y la posibilidad de que aún esté vivo buscando a Eleven, o qué pasará con Kali, la joven de la segunda temporada que tiene poderes y a la que Eleven llamó “hermana”, pero luego abandonó; además, una de las grandes incógnitas es ¿qué va a pasar entre “El” y Mike?

“Con Finn siempre nos hemos entendido muy bien, y las personas que se han visto la serie saben que Eleven y Mike están extremadamente enamorados. Como lo dije antes, esta serie trae mucho amor, así que el sentimiento entre ellos crecerá aunque las circunstancias sean complicadas. Es muy bonito porque estamos en una etapa de la vida en la que empezamos a experimentar ese tipo de emociones”, comenta Millie Bobby Brown.

Aunque ella nació en 2004, para este papel tuvo que enfrentarse a una época muy diferente. Los años 80 no pasan desapercibidos, no importa si muchos no estuvimos presentes, y esta vez no fue la excepción, pues sus padres son de esa época y confesó que ya conocía un poco el panorama. “Cuando empecé en Stranger Things me encantó el hecho de que fuera ambientada en esa época, que fue tan importante y revolucionaria en tantos aspectos como la moda. Nunca he sido ajena a los 80, y ahora con la serie mucho menos. Me encanta la ropa de esa época, la música también, y en Stranger Things hay canciones muy emblemáticas”, revela.

El vínculo que une a Mike, Dustin, Lucas, Will, Eleven y Max va más allá de una amistad, saben que deben cuidarse las espaldas, aunque tengan el apoyo incondicional de Joyce, interpretada por Winona Ryder, y de Jim Hopper, a quien le da vida el actor estadounidense David Harbour. En esta temporada, que se sitúa en Hawkins en 1985, el mal nunca termina, evoluciona, al igual que el amor y la amistad que ha caracterizado a este grupo de amigos durante toda la serie.

869045

2019-07-03T21:00:00-05:00

article

2019-07-03T21:13:56-05:00

[email protected]

none

Daniela Suárez Zuluaga

Medios

“Stranger Things”: “El mal nunca termina, evoluciona”

61

6525

6586