La Unesco impulsa un Plan Global de Protección a Periodistas

Violencia digital y acoso institucional son las principales formas de agresión a los comunicadores en todas partes del mundo.

WAN–IFRA

El ejercicio periodístico en algunos países del mundo es una profesión de alto riesgo; riego que no sólo está ligado al cubrimiento de los conflictos. Por el contrario los temas políticos y la marcha social, se han convertido en los nuevos focos de agresión a la prensa.

En el mundo se han registrado 73 asesinatos de periodistas tan solo en el año pasado; la mayoría de ellos murieron cuando adelantaban investigaciones a políticos y temas de Gobierno.

En Colombia el tema es muy similar. Según un informe de la Fundación para la Libertad de Prensa en Colombia (FLIP), desde 1977 hasta la fecha, han sido asesinados 151 periodistas en el ejercicio de su profesión, pero lo que más preocupa en estos casos es la impunidad.

En diálogo con El Espectador, el consejero de comunicación de la Unesco para América Latina y el Caribe, Guilherme Canela Godoi, señaló la necesidad de crear un frente común que no solo incluya mecanismos de protección para los reporteros, sino que también se establezcan protocolos de prevención y se ejerza control estricto que evite la impunidad.

"El tema va más allá que la sola seguridad para los periodistas. Si no entramos en la complejidad de este fenómeno, no podremos crear políticas públicas para proteger a los profesionales. También hay que hablar de prevención y procurar la justicia, que es un desastre. Vea el caso de Colombia, en donde 151 periodistas han sido asesinados y hay solo un condenado. Eso es un escándalo; sin contar con que la mayoría de crimenes han prescrito", dice Canela, quien asistió al Congreso Mundial de Medios Informativos que se desarrolla en Cartagena.

El representante de la Unesco señaló que a pesar de que esa organización lleva cerca de 70 años haciéndole frente a esta problemática, solo hasta hace unos años han salido a la luz algunos casos que merecen especial atención por parte de la comunidd internacional.

"La agresión a los periodistas se ha hecho más compleja porque el gran perpetrador antes estaba plenamente identificado, se concentraba en grupos criminales y narcotraficantes, en su mayoría. Pero ahora la violencia digital, los ataques por parte de gremios y el acoso institucional son parte de ese modelo complejizado al que nos enfrentamos ahora".

Y agregó: "hay que bajar al detalle; no es lo mismo violencia de políticos locales o la que ejercen grupos ilegales. La violencia muy localizada en regiones es la más difícil de combatir. Pero existe una nueva, que es la violencia digital y que consiste no solo en la persecución a través de redes sociales, sino también en hackear cuentas de correo de periodistas para acceder a sus fuentes".

Respecto al acoso institucional, señaló que las medidas deben ser distitas y desarrollar indicadores que les permita a los organismos internacionales establecer la realidad de este fenómeno de manera cuantitativa.

"En los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 se incluyó en el objetivo 16 el compromiso de los 193 estados miembros de reducir e incluso erradicar la violencia contra la prensa. No fue fácil lograr este consenso por que precisamente van a ser medidos".

Canela destacó el progreso del Plan de Acción de la ONU sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad e hizo un llamado para que exista una respuesta conjunta y solidaria contra estos crimenes y ataque a la libertad de prensa.

Por último señaló que el tema de solidaridad es fundamental. "Hay que hacerle seguimiento a esas noticias. Decir por qué fue asesinado el periodista, qué trabajo realizaba y quiénes son los responsables de su muerte. Otro tema que genera impunidad es que nadie le da continuidad al tema que el reportero denunciaba. Si hubiera un pacto de todos los diarios de seguir la cobertura, las cosas serían muy diferentes. Se trata de hacer un pacto social interinstitucional". 

Temas relacionados