La vida en un centro de rehabilitación de orangutanes

Ubicado en Borneo, Malasia, alberga más de treinta orangutanes huérfanos con el objetivo de devolverlos a su hábitat natural.

"Santuario de orangutanes" se estrena en Animal Planet.Cortesía

Este primero de mayo a las 8 de la noche se estrena la serie "Santuario de orangutanes" en Animal Planet, en la que el televidente podrá seguir de cerca las actividades cotidianas y los conflictos que enfrentan quienes trabajan en el primer refugio de orangutanes del mundo.

"Los orangutanes son más parecidos a los seres humanos de lo que muchos piensan, de hecho, el 97% del ADN de estos increíbles animales es igual al del hombre. Ellos pueden ser divertidos, rebeldes y, a la vez absolutamente tiernos. Pero por desgracia, la población de orangutanes ha declinado dramáticamente en las últimas décadas y muchos han quedado huérfanos antes de incorporar las habilidades necesarias para sobrevivir por sus propios medios en la selva", explican los realizadores de la serie.

Así que las cámaras de Animal Planet llegan hasta el primer centro de rehabilitación de orangutanes, Sepilok Centrer.

"Con el número de orangutanes decreciendo tan rápidamente, cada pequeño orangután que logramos rescatar puede hacer una gran diferencia", asegura Sue Sheward, quien lleva adelante el refugio Sepilok Centre y experimenta cada día las más agradables sorpresas y se enfrenta a los más complejos desafíos.

Sheward, un apasionado equipo de veterinarios, enfermeras, guardabosques y voluntarios, son los encargados de cuidar diariamente a más de treinta orangutanes huérfanos con el objetivo de devolverlos a su hábitat natural.

Pero antes, los animales deben completar siete años de instrucción en los cuales aprenderán todas las habilidades que habrían sido transmitidas naturalmente por sus madres, como los secretos para alimentarse, cómo relacionarse con sus pares, cómo buscar el mejor refugio, y algo que resulta esencial para una especie que pasa el 90% de su vida en los árboles, cómo trepar y desplazarse a grandes alturas.

"Sin dudas, cada orangután que habita este centro ubicado en Borneo, Malasia, tiene una personalidad definida que ganará el corazón de la audiencia. El bebé Peanut, por ejemplo, con su dulzura e inocencia despertará la mayor de las ternuras; los adolescentes Ceria y Sen harán reír a grandes y chicos con sus travesuras; y con sólo 3 años de edad, Chiquita demostrará que tiene el carácter de una verdadera diva", dicen los productores.

Amistades conmovedoras, historias de superación y conflictos típicos de la adolescencia, todo esto y mucho más forman parte del día a día en "Santuario de orangutanes", donde los huéspedes siempre se las ingenian para hacer travesuras y demuestran por qué son tan parecidos al hombre.

Temas relacionados