¡Y lo que nos falta por ver!

Desde que el presidente Rojas Pinilla la inauguró, en 1954, la televisión colombiana ha viajado por distintas historias, formatos y rostros.

En junio de 1954, en Colombia, los actores ensayaban sagradamente después de la emisión única de 6 a 9. Su responsabilidad era inmensa, pues luego de la inauguración exitosa del 13 de junio, la gente quería más. Más milagros, pues todavía no se podía explicar racionalmente la existencia de una caja luminosa que reproducía sonidos e imágenes en tiempo real. Con los ‘televidentes’ surgieron para ellos preguntas rarísimas: “¿Cómo nos vamos a vestir, dónde nos debemos parar por la luz? La mayoría de ellos había actuado en radionovelas y esto les parecía surreal o, como recuerda Carlos Muñoz, “muy sui géneris”.

Hoy, cuando se cumplen 60 años de la televisión, vale la pena recordar algunos momentos importantes de su historia y de sus protagonistas. De esos que empezaron firmando autógrafos en el 54 y ahora aceptan fotografías tomadas con celulares inteligentes para sus seguidores. Algunas ya no están, pero también los pensamos. Y lo haremos con imágenes, porque seis décadas demostraron que mostrar es aún más contundente que contar.

Temas relacionados