3 Jan 2020 - 1:00 a. m.

Antonio Miscená y un festival tras bambalinas

De la mano de “lo bello y lo sublime” va su director artístico, un italiano apasionado por la melodía clásica que hace siete años entró a formar parte del Cartagena Festival Internacional de Música, que en esta edición trae 255 artistas, 36 conciertos y 9 escenarios en los que Schubert será el protagonista.

Daniela Suárez Zuluaga

Antonio Miscená fue director del gremio de instrumentos musicales italianos en 1997. / Cartagena Festival de Música
Antonio Miscená fue director del gremio de instrumentos musicales italianos en 1997. / Cartagena Festival de Música

¿Por qué decidió formar parte del Cartagena Festival de Música?

Siempre he sido amante de la música clásica y he tenido una relación muy cercana con los instrumentos; de hecho, en 1997 fui director del gremio de instrumentos musicales italianos, así que tenía una relación cercana con Victor Salvi, un famoso arpista y esposo de Julia Salvi. Recuerdo que en 2010, Victor me invitó al Congreso Iberoamericano de Cultura en Medellín y tres años después empecé a trabajar para el festival. Llegué para la séptima edición y me quedé, porque es una de mis grandes pasiones. Esta vez, “lo bello y lo sublime” trae espacios muy interesantes.

¿De dónde surgió la idea de que la temática de la decimocuarta edición del Festival fuera “lo bello y lo sublime”?

Nació de una continuidad con la edición que hicimos dos años atrás sobre el clasicismo, y ahora pasamos de lo clásico a lo romántico. Con esto, recuperamos todo el trabajo de divulgación e integración del público que ya habíamos hecho antes, eso me parece lo más importante; además notamos que a la gente le interesó mucho, porque este periodo se acerca un poco más técnicamente a la música, así que pensé que no podíamos perder este patrimonio que habíamos adquirido en la edición de 2017 y decidimos que para la edición de 2020 íbamos a tomar elementos del clasicismo. De ahí nació todo esto de lo bello y lo sublime.

Antes mencionó que esta edición trae espacios interesantes, ¿cuáles son las novedades más importantes?

Son dos novedades principales: una de ellas es que tenemos dos orquestas muy importantes a nivel internacional: la Camerata Royal Concertgebouw y la Camerata de Salzburgo. Es la primera vez que tenemos dos orquestas de esta magnitud en el evento. La segunda es Suena Suramérica, porque es la primera vez en muchos años que esta iniciativa tiene una identidad tan fuerte. El Festival ha tenido siempre un espacio dedicado a la música latinoamericana culta, y cada año lo hemos ido complementando. Este año hemos logrado, por primera vez, tener realmente una representación más fiel de lo que puede ser el mundo de la música latinoamericana, no como un lugar solo de conciertos, sino también de experiencias. Nuestra tarea es hacer de Colombia y Cartagena un punto de referencia para todo el debate del sector musical en Suramérica. En Expo Música está el mundo de la producción editorial, discográfica e instrumental, pero es un mundo abierto a Europa, no es excluyente.

¿Por qué quisieron que Franz Schubert fuera el protagonista de la edición número 14 del Festival?

En principio teníamos dos o tres opciones para elegir un músico que fuera el puente entre lo bello y lo sublime. Escogimos a Schubert porque es de Viena y es un personaje que tiene una relectura muy interesante, sobre todo en la música instrumental, porque en la música vocal Schubert es considerado el príncipe de los lieder, es un autor que merece ser reconocido en todos los aspectos y qué mejor ocasión que en el Cartagena Festival de Música. Fue un músico muy interesante, porque a una corta edad ya había producido un montón de cosas. Pensamos que esta sería una oportunidad perfecta para poder valorar toda su música instrumental, como la sinfonía y la ópera.

Algo curioso para muchos es la participación del DJ Julio Victoria en esta edición, ¿qué papel jugará la música electrónica en “lo bello y lo sublime”?

Este es un proyecto umbral, donde Julio Victoria se movió cerca de la música culta y se nos ocurrió crear una propuesta nueva. No es que ahora vayamos a tener este tipo de música entre su repertorio, pero es una manera también de llegar a nuevos públicos.

¿Por qué la gente debería asistir a la decimocuarta edición del Cartagena Festival de Música?

Porque este año el tema enfoca un periodo de transición muy importante en la historia de la música clásica, entre el clasicismo y el romanticismo temprano. Además, toda la obra de Franz Schubert es fascinante; habrá mucha música de él. También es importante resaltar otros espacios fuertes como Suena Suramérica, que funciona como un lugar de aprendizaje donde el público podrá asistir a conciertos, conocer artistas nacionales e internacionales, probar instrumentos construidos por maestros lutieres, asistir a exposiciones, conferencias y presentaciones de proyectos experimentales.

Recibe alertas desde Google News