Celebramos el Bloomsday con la Paul Brock Band

Reseña sobre la presentación de Paul Brock Band realizada el domingo 16 de junio en la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República. La agrupación también visitó Pasto, Bucaramanga y Cúcuta.

Paul Brock es un reconocido intérprete del acordeón; Shane Farrel toca el banjo, la mandolina, el fiddle y del bodhrán (tambor de marco); Denis Carey es tecladista y compositor, y Eimer Arkins es intérprete de fiddle, bailarina y cantante. Gabriel Rojas © Banco de la República

Culminó hace poco la primera gira nacional de conciertos de la agrupación de música tradicional irlandesa Paul Brock Band, realizada en Pasto, Bucaramanga, Cúcuta y Bogotá. La gira fue agendada para que terminara el 16 de junio, fecha en la que se celebra el Bloomsday en Irlanda y Estados Unidos.

Esta festividad deriva su nombre de Leopold Bloom, protagonista de la afamada novela Ulises de James Joyce, que se desarrolla precisamente en este día en la ciudad de Dublín. Con los debidos agradecimientos a la embajadora de la República de Irlanda en Colombia —Alison Milton—, se pusieron de relieve las recientes relaciones bilaterales entre Colombia e Irlanda, que abrieron sus respectivas misiones diplomáticas en agosto de 2018 en Dublín, y en enero del corriente en Bogotá.

Esto no significa que anteriormente no hayamos estado expuestos a la cultura irlandesa y a su música. Durante la década de 1990, y en años posteriores, la danza irlandesa se hizo famosa gracias al bailarín y coreógrafo Michael Flatley; por el mismo período se hizo famosa la cantante y compositora Enya (Eithne Pádraigín Ní Bhraonáin), cuya voz escuchamos en la película El señor de los anillos - La comunidad del anillo (Jackson; 2001). Del mismo modo, algunas tonadas irlandesas o alusiones a su estilo las encontramos en otras producciones cinematográficas como Pandillas de Nueva York (Scorsese; 2001), Harry Potter (Columbus; 2001), o Piratas del Caribe (Verbinsky; 2003).

El programa del concierto estuvo integrado por una serie de piezas instrumentales y vocales de la tradición irlandesa (reels, jigs, polkas y arias lentas) como de aquellos estilos derivados por la mezcla de estas propuestas con las del sur de los Estados Unidos, de tal forma que pudimos escuchar canciones o tonadas tradicionales estadounidenses a la manera irlandesa, como Turkey in Straw que fue interpretada junto a The Darling Girl from Clare canción irlandesa de Percy French.

Esta mezcla de tradiciones explica además el agenciamiento del banjo dentro de los grupos de música tradicional irlandesa en el presente, en reemplazo del arpa celta. Dentro de este proceso, se desarrollan maneras propias de tocar que ayudan a concretarlo. Esto ha sucedido con el violín dentro de la música irlandesa y norteamericana en estilos como el fiddling, bluegrass y country, entre otros.

Fiddle es la palabra inglesa que se usa genéricamente para agrupar instrumentos de cuerda frotada, y es también una forma particular de tocar, caracterizada por usar una pequeña porción del arco, pisar las cuerdas en primera posición, y realizar veloces arpegios en posiciones fijas. Algunas de estas técnicas pueden recibir nombres locales como cajun, shuffle u Orange Blossom Special (técnica derivada de su homónimo y famoso bluegrass).

Como en otras agrupaciones tradicionales, Paul Brock Band se caracteriza porque sus integrantes son pluri-instrumentistas. Paul Brock es un reconocido intérprete del acordeón, galardonado por tocar a la perfección todos los tipos de acordeón irlandeses (melodeon, box, concertina, etc.); Shane Farrel es intérprete del banjo, la mandolina, el fiddle y del bodhrán (tambor de marco); Denis Carey es tecladista y compositor, y Eimer Arkins es intérprete de fiddle, bailarina y cantante especializada en el lilt, un estilo de canto silábico y onomatopéyico semejante al scat, en el que la voz imita a los instrumentos melódicos y el zapateado (considerado aquí como otra forma de percusión). En este estilo interpretó un lilting en la segunda parte del programa, además de haber cantado The Parting Glass (La última copa), y bailado durante Blackbird y en el arreglo de las tonadas Rose in the heater - Boys on the Town - Drowsy Maggie - Red Haired Lass al final del concierto.

La profunda expresividad del melodeon quedó manifiesta cuando Paul Brock interpretó  A Stór Mo Chroí (Amor de mi corazón), que contrastó bien con el lilting anteriormente interpretado. Por su parte, Shane Farrel mostró su virtuosismo en el banjo y la mandolina en Funk the Cajun Blues de Gerry O’Connor, The Mason’s Apron (El delantal del albañil) y en el arreglo de las tonadas Chase me Charlie - Poor ol’ Liza Jane - Dance Boatman Dance - Miss Monaghan’s. A su turno, Denis Carey interpretó al piano su obra Slán Leis an Uaigneas (Adiós a la soledad).

El concierto estuvo bien guiado por Paul Brock y Eimer Arkins, quienes en inglés hicieron las respectivas presentaciones de cada pieza, ya que el orden de interpretación difería del propuesto en el programa de mano, situación bastante común en las presentaciones de música tradicional.

Este fue un concierto que generó y superó las expectativas del público, manifiestas en su masiva asistencia y copioso aplauso; además de la generosidad y amabilidad de los miembros de la Paul Brock Band quienes no tuvieron reparo en charlar, tomarse fotografías y firmar autógrafos durante el intermedio (cosa que alargó el concierto un poco más de lo esperado), y al final del mismo.

* Compositor y musicólogo de la Universidad Nacional de Colombia, miembro del Círculo Colombiano de Música Contemporánea CCMC.