Chía Arroyo: “así soné mi primer show”

No importa que no sean millones de personas las que asistan a mi primer concierto; que sean pocas, o que sea una. Me importa pensar en llegar más allá y estar en lo profundo de al menos una de ellas.

Chía Arroyo se presenta por primera vez este jueves 15 de marzo en Bogotá.Cortesía

Tenía 15 años y en la terraza de mi casa, en un pequeño pueblo de Colombia hice los shows más grandes que cualquier artista pudiera tener. Esta imagen que les voy a contar sé que no solo ha pasado por mi cabeza, sino también por todas las de cualquier persona que entona una nota, que toca una guitarra o que escribe canciones.

La terraza era el gran escenario, la luna llena era mi reflector y muchas chicharras semejaban en mi cabeza el grito unido de muchas personas cantando mis creaciones musicales… Así me imaginaba el momento en el que pudiera verlo hecho realidad. Y aquí estoy, esperando ese gran día en el que, al abrir los ojos, con mi guitarra en la mano, no sea el inmenso bosque lo que vea, sino las personas que han creído en mí y que han apoyado este sueño.

No fue nada fácil llegar a tener este día tan cerca, bien lo saben aquellos que conocen la industria de la música y comprenden  que ese monstruo de cabezas gigantes en muchas ocasiones, arrincona sin darse cuenta los sueños de artistas independientes como yo;  Hoy, a pocos días de ese primer show y con muchas gestiones por cumplir, tenemos listo lo mas importante para mi, ofrecerle al público una propuesta musical, canciones compuestas por mi, con un concepto y un sonido propio para lograr conectar a la gente que me escucha a través de lo más importante, la magia de La Música.

En adelante se desglosa un sin fin de detalles de los que debemos encargarnos, y aunque no son la parte más apasionante para un músico nos vuelven los directores del show, nos van formando no solo como artistas sino también como grandes empresarios.

Este primer show  me ha traído muchas enseñanzas, entre esas una que los músicos poco entendemos y es que el montaje del show es tan importante como la música. Por ejemplo; Escoger el sitio, la fecha, el backline, cómo vas a vender las entradas, cuánto vas a cobrar por ellas, imágenes de apoyo, ensayos con la banda, promoción en redes sociales, convocatoria de medios, cómo te vas a ver en el escenario, luces y cómo vas a dejarlo registrado. Estos entre muchos otros detalles que, aunque son pequeños, son fundamentales para el gran día.

No es fácil, pero ¿quién dijo que lo fácil lleva al éxito?

Aquí es donde tuve que llenarme de agallas, pues cada ensayo, cada cable, cada luz tiene un costo, costo que no tenemos respaldado por una disquera o un magnate multimillonario que haga aparecer los recursos como por arte de magia. Es en este momento en el que toca trabajar días enteros, así sea en algo que no te guste y encontrarle el lado bueno para obtener los medios para cumplir tu sueño.

Por lo mismo se deben buscar muchas opciones, cotizaciones de equipos e intentar buscar un sitio que tenga el backline que necesitas para no tener que alquilarlo, hacer un presupuesto básico de los costos del show y de acuerdo con esto hacer un estimado del valor de la boleta para que los cubra. También son importantes detalles como la sala de ensayo, no es rentable si te cuesta más de 40.000 las dos horas, ¡hay muchas opciones en Bogotá!

Y bueno no solo la parte de los recursos es importante para llevarlo a cabo, hay algo que no se puede comprar con dinero y sí abre muchas puertas: Ser Auténtico,  intentar contagiar a quien se cruce en tu camino de que los sueños sí se hacen realidad, tocar el alma de las personas, esas mismas que se vuelven un motor, seguidores que prefiero llamar amigos, y otras que te fortalecen y apoyan para poder, finalmente, lograrlo. Nadie llego arriba haciéndolo solo.

Todas las horas de esfuerzo valen la pena por ese momento, por estar en el escenario entregando lo mejor desde el fondo de mi ser que es Dios, no importa que no sean millones de personas, que sean pocas, o que sea una. Me importa pensar en llegar más allá, en lo profundo de al menos una de ellas y quedarme para siempre en su memoria…  Al fin y al cabo, en este mundo donde el tiempo para ser feliz esta ocupado por la infinidad de labores para competir, debemos persistir los soñadores. Créanme, las personas aman recordar eso que muchos solo vivieron en su infancia: Creer que todo es posible, tal cual cómo será mi primer show.

Chía Arroyo se presenta este jueves 15 de marzo en Don Diego, en Bogotá.

 

últimas noticias

Sting y Shaggy en Bogotá: sonó la amistad

La gracia del Cuarteto Latinoamericano

Ópera al Parque 2018 para niños