Concurso Nacional de Música Andina, 23 años sembrándole futuro a nuestros sonidos

Teniendo en cuenta la calidad de los trabajos inscritos y el nivel artísticos de solistas, duetos y grupos que se presentaron, el pasado 1 de octubre quedaron seleccionados aproximadamente 150 artistas.

En Colombia se observa cómo los procesos de formación musical y artísticas en la infancia se vienen fortaleciendo en las diferentes regiones.Cortesía

Casi todos los departamentos del país estarán representados del 11 al 13 de octubre en la versión 23 del Concurso Nacional de Música Andina Colombiana Infantil y Juvenil “Cacique Tundama”, que se llevará a cabo en Duitama, la Perla de Boyacá, una región que viene creciendo de manera notoria en diferentes aspectos, especialmente en el turismo cultural, lo que reúne no solo las distintas apuestas musicales y demás expresiones humanas, también las gastronómicas, paisajísticas, arquitectónicas y de carácter histórico patrimonial.

Avanzando en su segunda década, el concurso da luces de una paulatina evolución en muchos sentidos, explica Juan Pablo Becerra, director artístico del certamen; sin embargo, este año inesperadamente se inscribieron más participantes de lo esperado, llegando a cerca de 250 aspirantes. Unos entre los de 5 y los 12 años para la categoría infantil, otros entre los 13 y los 17 para la juvenil, en las modalidades Vocal Instrumental y Obras inéditas.

Teniendo en cuenta la calidad de los trabajos inscritos y el nivel artísticos de solistas, duetos y grupos que se presentaron, el pasado 1 de octubre quedaron seleccionados aproximadamente 150 artistas, una difícil labor para los jurados, al considerar los requisitos exigidos en las bases del concurso.

Por ejemplo, para participar con una nueva composición, se debieron cumplir lineamientos específicos en aspectos como el tema, el lenguaje y la composición musical misma.

Daniel Saboya, uno de los guitarristas más reconocidos en el ámbito de la música andina además educador y padre del dueto “La Mayor y La Menor” compuesto por sus hijas Sarita y Clarita, al respecto ha reconocido la importancia de poder introducir a los pequeños en estos aires, acudiendo a recursos lúdicos que sean apropiados para cada edad, tanto como las temáticas que deben responder a su nivel desarrollo psicológico y emocional, así como al contexto que les rodea.

En este sentido, en Colombia se observa cómo los procesos de formación musical y artísticas en la infancia se vienen fortaleciendo en las diferentes regiones, con el apoyo no solo de las administraciones municipales, sino también de las iniciativas privadas a manos de los mismos artistas.

Las niñas, niños y jóvenes seleccionados, son justamente una evidencia del resultado de estos procesos, pues la mayoría han estado desde muy pequeños en alguno de los espacios pedagógicos mencionados aprendiendo los diferentes aires de nuestra música andina ya sea cantando o tocando instrumentos típicos, especialmente en Antioquia, Caldas, Cauca, Cundinamarca, Huila, Nariño, Norte de Santander, Quindío, Risaralda, Santander, Tolima y Valle del Cauca.

¿Por qué es tan apetecido el Cacique Tundama?

Para los seleccionados, el Cacique Tundama ha representado una de las más prestigiosas oportunidades para mostrar su talento y dedicación a este género musical y/o instrumento, ya sea de manera individual o colectiva.

Siendo este el primer concurso creado hace 22 años exclusivo para menores de edad, por iniciativa del Maestro Carlos Martínez Vargas, un hijo destacado del departamento, quien, habiendo recibido el talento musical por vía de su linaje paterno, y habiéndose formado con distintos maestros de su época, entre ellos el maestro Luis Mancipe, consideró conveniente crear un mecanismo que hiciera sostenible el noble propósito de preservar el patrimonio cultural y fortalecerlo mediante la siembra desde tempranos años.

Desde entonces, este espacio de sana competencia se ha convertido en el primer incentivo y paso obligatorio para catapultarse a festivales nacionales y escenarios internacionales, tal como ha sido el caso de ya reconocidas figuras como María Mulata, el Dueto “Primavera”, el guitarrista Edwin Guevara, el flautista Santiago Guerrero, el pianista Mauricio Mayorga, el Trío “Palos y Cuerdas”, o las cantantes Diana Marcela Soler, Sandra Esmeralda Rivera y Elizabeth Patiño, entre muchas otras representantes de la música colombiana.

Como segundo incentivo, el Instituto de Cultura y Turismo de Duitama, Culturama, entidad que organiza el concurso, entregará 10 premios, distribuidos en las tres categorías y modalidades, los cuales contemplan tanto un reconocimiento simbólico como uno de tipo monetario.

Para el país, representa no solo un semillero de artistas, muchos de quienes serán cantantes o músicos consagrados, sino también el mecanismo más eficaz para la preservación de nuestra riqueza musical y cultural, una forma de apropiación de nuestra identidad nacional, valores y tradiciones al ser uno de los más notables vínculos con la memoria histórica colectiva y una ruta para la construcción de una ciudadanía distinta que aporte a la convivencia y a la paz.

En coincidencia con este propósito musical y pedagógico, para este año el certamen tendrá como invitados especiales a 25 integrantes de “Colombia, Canta y Encanta”, una de las escuelas de formación artísticas para niñas, niños y jóvenes más reconocidas en el país, cuyo festival principal se realiza en julio de cada año la capital antioqueña.

De la misma forma, Culturama pondrá en escena la obra “Duitama 200 años”, un ensamble multidisciplinar de las escuelas de formación como el Ballet Ciudad Duitama, la Banda Sinfónica, la Orquesta Arcos, la Coral Perla de Boyacá y el Grupo de Teatro del Municipio; son 200 niñas y niños mostrando con su actuación, cantos y danzas los usos, costumbres y aires típicos que de alguna manera representan la tradición y la vida en las regiones andinas de Colombia.

Juanse Laverde, ganador de La Voz Kid de 2018, será el encargado de cerrar el concurso el domingo 13 de octubre, en una presentación que se espera sea el más convincente llamado a los pequeños para que sigan considerando la música colombiana como una de sus alternativas de desarrollo personal y, por qué no, profesional.

885155

2019-10-09T14:59:38-05:00

article

2019-10-09T14:59:38-05:00

paucasas_95_95

none

Luisa Fernanda Varón

Música

Concurso Nacional de Música Andina, 23 años sembrándole futuro a nuestros sonidos

84

6179

6263

Temas relacionados