Lanza el tercer sencillo de su propuesta en solitario

Eduardo Cabra, más allá de Visitante y Calle 13

Noticias destacadas de Música

El artista puertorriqueño consolida Cabra, su proyecto musical como solista y lo hace presentando la canción “Gris”. Este tema les sigue los pasos a sus creaciones anteriores: “La cabra jala pa’l monte” y “La ventana”.

¿Qué lo inspiró a escribir “Gris”, su más reciente lanzamiento?

Desde que comencé con este proyecto de Cabra, tenía claro que quería exorcizar algunos miedos, presentar un lado un poco más personal en el que saco todas mis inseguridades y las expongo, con el fin de que, al final del proceso, la gente baile sobre todas estas inseguridades. En Gris quise exponer que a veces me siento cómodo en lugares que no son ni blancos, ni negros... y defender ese espacio a veces genera conflictos con la gente que quiero.

Cuéntenos un poco sobre el proceso creativo del sencillo…

Trabajé la letra en colaboración con David Rodríguez, mejor conocido como Siete, quien hizo una labor increíble. Tuvimos muchas sesiones de conversación para tratar de entendernos y producir en equipo. Yo trabajé por completo la parte musical, y el resultado no solamente me ha ayudado a sacar un montón de sentimiento, sino que también ha servido en estos tiempos de pandemia como una actividad que ha ocupado mucho tiempo.

Le puede interesar: Mick Jagger publica “Eazy Sleazy!”, un nuevo tema junto a Dave Grohl

¿Qué tanto afectó la pandemia el trabajo de “Gris”?

La pandemia me obligó a cambiar mi manera de trabajar, porque a mí me gusta hacerlo en equipo, compartiendo un mismo espacio, y obviamente eso cambió por completo. Este sencillo es un trabajo muy honesto, en el que también he podido encontrar una manera de hacer catarsis.

¿Qué tan real es sentirse inseguro cuando se para en un escenario?

Es completamente real. A estas alturas, después de haber estado frente a millones de personas con Calle 13, sigue habiendo una inseguridad de sobreexponerse. Es muy fuerte, pero me ha ayudado a estar claro en que quiero superarla, y me pone a competir en contra de ella. Eso me hace disfrutar más el show, me hace tocar mejor. El amor que siento por la música me ha llevado a tener que enfrentar ese miedo.

También le puede interesar esta nota de Noticias Caracol: Maluma mostró orgulloso que es uno más de los vacunados contra COVID-19

¿Por qué quiso transmitir la importancia de asumir responsabilidades y culpas en esta canción?

Porque la culpa a veces te encadena y no te deja seguir con tu vida. En este caso, la culpa la abordé no solamente desde reconocer qué es lo que me toca, sino que muchas veces trato de evitar el conflicto, y por hacer eso, cargo con culpas ajenas. Es una porquería, eso no se debe hacer. Cada uno debe hacerse cargo de lo que le toca.

¿Cómo se planteó la idea de lanzar un tercer sencillo que no se pareciera a ninguno de los anteriores?

Musicalmente, creo que hay una inquietud porque la propuesta sea ecléctica, no solamente por el lado de las letras, sino también de la música. Siempre me he sentido cómodo haciéndolo de esta manera, porque me encanta que haya diferentes emociones, temas fuertes, lentos, bailables, que promueven la reflexión. Con Cabra estoy haciendo lo mismo, construyendo emociones y plasmándolas en mis canciones.

Le puede interesar: La música de Goyo, presente en el Urban Divas United

¿Cómo fue el proceso conceptual en la atmósfera sonora de “Gris”?

Creo que me he destacado en mis producciones por hacer cosas con mucha información, tratando de buscar puntos de encuentro en los que un instrumento se comunique con el otro. Con los últimos trabajos estoy tratando de maximizar los recursos, poner menos elementos y trabajar la imagen, que se escuche más grande con pocos elementos.

En cuanto al video, ¿cómo lo visualizaba antes de grabarlo?

La idea visual se va desarrollando mientras el tema se va construyendo, de hecho, el video lo pensé antes de escribir la letra. También quiero destacar que en el video traté de meterme en el papel de que me merecía toda esa basura que la gente me estaba tirando; eso estuvo bien, porque me sentí muy tranquilo con la performance.

Le puede interesar: “Hecho a la antigua”, el concierto de Ricardo Arjona colapsó las plataformas

¿Cómo logra sintonizar el deseo del compositor con el oficio del productor?

La producción es otra cosa. Cuando estoy en ese rol, la idea es conectar con la persona o el proyecto que esté haciendo. Es una cuestión de eficiencia, claridad y comunicación. Es un trabajo en equipo en el que soy consciente de que, a la hora de la verdad, no voy a ser yo el que tiene que pararse en el escenario a defender esas canciones, es el artista, y es ahí realmente donde tengo que romper con todo mi ego, porque esto es un trabajo en equipo.

¿Cómo recuerda sus años de experiencia en Calle 13?

Fue un aprendizaje brutal. En ese momento se trabajaba duramente de acuerdo con la intuición, y con el tiempo fui desarrollando un método. Creo que fue un gran proyecto en un momento bien importante en la música, porque empezaron a aparecer las plataformas para descargar música y las disqueras se estaban derrumbando, pero, al mismo tiempo, había mucha oferta y diversidad. Calle 13 se benefició mucho de toda esa anarquía que hubo en el momento.

Comparte en redes: