interpreta un género que él denomina the caribbean fulk

Elkin Robinson y su legado musical para Providencia

"La música es una excusa para conseguir amigos, llevar un mensaje y tener una vida bonita”, dijo el artista isleño .

El Espectador

“Mi interés por la música comenzó desde muy niño. Mi abuela era pianista y mi padre guitarrista, siempre estuve influenciado y al ver todo eso apareció en mí una necesidad”. Elkin Robinson, de 34 años, es un artista providenciano que comenzó su carrera cantando en el coro de la iglesia, para luego rescatar los cantos e himnos de la religión bautista.

Viste jeans, zapatos blancos, un sombrero, gafas oscuras y una bufanda colorida. En el patio del estudio de grabación RPM Récords, inició esta conversación con el intérprete.

Entró en mención Bob Marley. Para Robinson, todos los artistas exitosos deberían manejar la fama y el dinero como lo hacía la leyenda del reggae: “Bob tenía mucha plata y ni él se lo creía. Me gustó el manejo que le dio a sus cosas, siempre mantuvo la humildad”.

Más artículos de #RostrosRaizales: El poder de la mujer raizal

Del canto pasó a la danza tradicional. Cuando hizo parte del grupo de baile, participó en un concurso y ganó la que se convertiría en su primera guitarra acústica. Los rastas que, normalmente están en las playas de Providencia, y su padre, Jacinto Robinson, se convirtieron en el puente que lo llevaría a aprender sus primeros acordes. Cuenta que, a las dos semanas, ya había compuesto dos canciones, que a los días cantó en una presentación de acto cívico del colegio.

La cultura, música, danza e influencia del bautismo tocaron a la puerta en el momento perfecto. Para ese entonces, el artista realizaba conciertos pequeños en el colegio y la entrada costaba quinientos pesos, “con eso comíamos en el recreo”.

Eduardo Méndez, director de la Banda Juvenil de Providencia, lo invitó a hacer parte del grupo y allí comenzó a tocar el bajo eléctrico. A finales de los ochentas se integró a otro grupo, pero de zouk y soca.  Llegaron los viajes y los eventos, así estuvo algunos años, luego de decidir que quería ser músico: “mi arte es lo que me mueve”.

 

Influencia caribeña

Actualmente interpreta un género que él denomina the caribbean fulk, influenciado por la polka, el country, pero incluyendo los de la iglesia. “Lo que hago es mezclar estos ritmos con los tradicionales de mi isla. Esos sonidos que llegaron del mundo hasta providencia debían ser exportados desde aquí también”, dijo Robinson.

Domina los instrumentos piano, guitarra y bajo; reggae, zouk y soca son algunos de los géneros que toca con ellos. “Todo lo que he aprendido ha sido de forma autodidacta . De mi padre imité algunas cosas que hacía él con la guitarra y las volví mías”, asegura el isleño, quien estuvo ocho años radicado en España por su carrera.

Cuando me preguntan sí con música rescato la cultura, pues, en algún momento lo pensé, pero al llegar a providencia me di cuenta de que todos mantenían los mismos ritmos, hay cosas que están intactas. Pienso que mi función es utilizar los elementos culturales para mantenerlos vivos”, contó el providenciano.

Para Elkin la música es una excusa para conseguir amigos, llevar un mensaje, compartir con gente y “tener una vida bonita”. Admira a grupos del archipiélago como The Rebels y Magical Beat, pero, sobre todo, la mayor admiración es hacía su padre.

 

El 4 de diciembre lanzó el video de la canción ‘change’, compuesta por él y Richard Blair. ¿En tus canciones prevalece más lo comercial que lo tradicional? “A la hora de viajar no pienso mucho en que es o no comercial, se puede nadar en dos aguas, es importante llevar nuestra música a escenarios grandes e internacionales. Al lograr cosas nos convertimos en un ejemplo para los jóvenes del archipiélago, así perciben que pueden buscar sus sueños también”, culminó el intérprete.

(También le podría interesar: “The emansipieshan week”: en San Andrés y Providencia se conmemora el fin de la esclavitud)

 

últimas noticias