En Twitter se escribe en clave de salsa

La comunidad salsera, que encontró en esta red social un espacio para difundir su pasión, ha logrado posicionarse como tendencia en varios países de Latinoamérica. Discusiones, hilos con historias e intercambio de música son algunas de las actividades realizadas por los tuiteros.

Imagen de referencia Pixabay

Los encuentros salseros han cambiado de lugar. Atrás quedaron las fiestas en las que melómanos -ron en mano- se reunían para escuchar charangas, montunos, sones, plenas y otras expresiones musicales que son cubiertas por la gran carpa de lo que llaman salsa. Las reuniones en discotiendas de coleccionistas que compartían con amigos sus LP favoritos también han venido disminuyendo, agudizado por el crecimiento de la música digital. Los espacios físicos han desaparecido pero los salseros han encontrado en Twitter una nueva forma de compartir y difundir su pasión.  

Los colectivos de salsa se tomaron la red de los 280 caracteres y la han llenado de ritmo y sabrosura. Son cientos los usuarios que se han dedicado a compartir sus colecciones musicales, difundir su biblioteca de videos de conciertos y a la creación de extensos hilos (sucesión de múltiples trinos) relatando momentos históricos de la salsa. Cuentas como Chris Montañez (@Chris_Montz), Salsa Chévere (vanvancito) , Azúcar, Tiempos de Salsa, entre otras, se han convertido en un referente del género en redes sociales.

El caso de Chris Montañez es uno de los más llamativos. A ella, que se autodenomina “activista de la sala”, la siguen casi 22.000 personas. Su cuenta está dedicada principalmente a la difusión de contenido salsero: videos de conciertos -como la presentación de la Fania All-Star en el club Cheetah de Nueva York-, fotos historícas y temas musicales. No obstante, son los hilos develando las historias de la trastienda del género los que han convertido a Montañez en un fenómeno casi viral . Datos curiosos, los hechos detrás de las canciones y rivalidades escondidas son algunos de los temas que ella explica de una forma que le da un nuevo sígnificado a ser salsero.

Twitter también ha permitido que programas radiales dedicados a la salsa tengan un alcance mayor a su zona geográfica. Por ejemplo, ‘Tiempos de Salsa’. Un programa de la emisora radio universidad 97.3 de Quibdó, Chocó, que a través de redes se ha hecho conocer y ha construido un espacio de difusión musical que supera su espectro radiofónico. Las cuentas de este espacio radial se han especializado en compartir breves apartes de temas de salsa tanto clásica como actual.

Tendencia tras tendencia

El pasado jueves en Colombia, la tendencia #MiRecuerdoSalsero se colaba en Twitter entre las discusiones sobre la Copa América y los reclamos por la caída de los proyectos anticorrupción en el Congreso. No solo fue en el país, Venezuela, Perú y Ecuador también vieron a miles de usuarios compartiendo fotos con artistas de salsa, videos de los primeros conciertos a los que asistieron y hasta las primeras canciones que escucharon e hicieron que se convirtieran en enamorados del género nacido de las comunidades latinas en Nueva York. 

Esta es solo una de las etiquetas que el colectivo ‘Salsa Trending Topics’ logra posicionar cada jueves. Esta organización de melómanos, compuesta por usuarios de distintos países, ha servido como plataforma para crear hashtags y actividades especiales que normalmente se posicionan dentro del top 5 de los temas populares de varias zonas de la región.

Para lograr el alcance trasnacional, el trabajo comienza varios días antes de la fecha elegida para la tendencia. Luego, en las horas previas a la avalancha de trinos, se comparten a través de las cuentas vinculadas al colectivo las indicaciones de lo que se hará. Frente a este nivel de coordinación, Mercedes Sanz, periodista cultural venezolana, señala que en Twitter no hay otro género musical con la “promoción e impacto” que tiene la salsa en el posicionamiento de etiquetas. 

Santiago Restrepo, que tiene como imagen de perfil una foto de Willie Colón junto a Héctor Lavoe y es un fiel participe de las actividades, asegura que estas tendencias le han contribuido a crecer como amante del género: “Con esas tendencias he aprendido bastante. De mi grupo de amigos soy el único que escucha salsa a profundidad, me ha ayudado a conocer gente con este mismo gusto musical para compartir”.

Además de la expansión de la comunidad salsómana, las tendencias y discusiones creadas por el colectivo han jugado un papel importante en mantener la cultura salsera en el vecino país. “En Venezuela han cerrado ya todas las discotiendas, entonces, ya no tenemos ese lugar de encuentro, donde comprábamos discos y más materiales”, comenta Mercedes Sanz, quien agrega que estos espacios virtuales han permitido suplir dicha pérdida y que “la salsa tenga mayor repercusión, y llegue a distintos públicos y generaciones”.

Es preciso reconocer que la salsa ha encontrado en las redes, sobre todo Twitter, un espacio de crecimiento. Mientras que en el mercado musical latinoamericano juvenil crece el dominio del pop y del reguetón, en los espacios digitales los salseros han hecho una fuerte resistencia para preservar y difundir su cultura musical a las próximas generaciones.