Viernes y sábado en Bogotá

Enric Palomar y su “Réquiem por el cantaor de los poetas”

Bajo la dirección de Josep Caballé-Domenech, la Orquesta Filarmónica de Bogotá interpretará por primera vez en América Latina está obra del reconocido compositor español.

Además de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, participarán la soprano María Hinojosa, el cantaor Pere Martínez y los Coros Filarmónico Juvenil y de la Ópera de Colombia. / Cortesía
Además de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, participarán la soprano María Hinojosa, el cantaor Pere Martínez y los Coros Filarmónico Juvenil y de la Ópera de Colombia. / Cortesía

“Para mí es el mejor compositor que hay hoy en día”, así describe Caballé-Domenech a Enric Palomar, músico español de quien afirma que es “en vida, en este momento, quien más conoce de los mundos del flamenco y del clásico”. Además, su relación trasciende el escenario, son amigos desde hace muchos años, y el director catalán ha tenido la oportunidad de estar al frente de sus seis más recientes producciones.

Palomar tiene una formación de jazz, de flamenco, tuvo la posibilidad de trabajar con todos los grandes de este género y tiene una formación clásica destacable. Los expertos lo consideran la persona ideal para continuar con el legado de Manuel de Falla, uno de los compositores españoles más importantes del siglo XX y quien escribió música clásica con inspiración popular.

Con un desgarrador adiós a Enrique Morente, destacado exponente del flamenco y reconocido por combinar el cante con diferentes músicas del mundo, como el rock y los cantos de Bulgaria, Enric Palomar plasmó su homenaje al cantaor de los poetas, como le ha llamado, en una misa para un funeral, que incluye poemas escritos por el compositor y cantante español Santiago Auserón y versos del poeta mexicano José Gorostiza.

María Hinojosa, soprano española, es una de las solistas invitadas a hacer parte de este Réquiem y asegura que el compositor le brindó mucha libertad para preparar esta pieza. “Al ser vecinos a nivel cultural existe parte del arquetipo latino que nos identifica por igual. Esta obra le permite al público sentir la escritura de un autor y de unos poetas vivos para alguien que ya murió, pero, al ser poco habitual, crea un vínculo cercano, de corazón”.

Réquiem por el cantaor de los poetas es una obra compuesta por cuatro movimientos; en uno de ellos se puede apreciar un fragmento coral que, según Caballé-Domenech, es “fantásticamente difícil”. Para Pere Martínez —cantaor invitado y quien ha trabajado con Palomar en los estrenos de las obras Bodas de sangre, inspirada en Federico García Lorca, y Les Trinxeres de 1714, dedicada a las capas más desarraigadas de la sociedad—, refleja un trabajo de composición muy bien logrado, porque al tener dos lenguajes distintos, con interpretaciones y orígenes diferentes, mezcla dos géneros con éxito.

“Mi preparación fue bastante ardua en el sentido de que, a diferencia de lo que suelo cantar, no se basa en partituras ni en un lenguaje sinfónico; tuve que adaptarme, entender, sobre todo, los tiempos que marca el director. El estudio fue mucho más difícil”, afirma Martínez.

Mientras el cantaor y la soprano interpretan los poemas, el Coro Filarmónico Juvenil de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y el Coro de la Ópera de Colombia van a entonar el misterio insondable de la muerte, al proyectar la integración entre lo clásico y lo popular.

El cante flamenco tiene sus raíces en el pueblo gitano y por lo general cuenta con el acompañamiento de guitarra, cajón, palmas y baile y sus letras suelen hacer referencias al amor, la vida y la muerte.

“Entre el amor y la pena, nuestro corazón abierto, rueda soñando despierto”, decía Cervantes en su novela corta La gitanilla, y al igual que Morente y Palomar, esta pieza, que se estrena en Latinoamérica, y que sin bajar el ritmo en ningún momento, plasma vida y todo lo que el cantaor de los poetas representa para el mundo del flamenco. Esta obra sinfónico-coral se estrenó en noviembre de 2017, con la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña, con la dirección de Josep Caballé-Domenech.

La programación la complementa la Suite del ballet El Cid de Jules Massenet, una obra inspirada en las gestas de don Rodrigo Díaz de Vivar, el Campeador, del Cantar de mio Cid.

Los conciertos serán el viernes 31 de mayo, a las 8:00 p.m., en Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, y el sábado 1° de junio, a las 4:00 p.m., en el auditorio León de Greiff, de la Universidad Nacional de Colombia.

Información y boletería en: www.primerafila.com.co

863508

2019-05-30T21:00:00-05:00

article

2019-05-30T21:00:01-05:00

[email protected]

none

María Antonia Ramírez

Música

Enric Palomar y su “Réquiem por el cantaor de los poetas”

62

4250

4312