Festival de Jazz de Mompox, tesoro musical del Magdalena

En su octava edición, el evento contará con la presencia de artistas como Eddy Herrera, Yuri Buenaventura, Adriana Lucía, Fonseca y Óscar Acevedo. El evento finaliza el sábado 7 de septiembre

El Festival Internacional de Jazz de Mompox es una gran fiesta musical que disfrutan momposinos y visitantes.  / Cortesía
El Festival Internacional de Jazz de Mompox es una gran fiesta musical que disfrutan momposinos y visitantes. Cortesía

En la ribera del Magdalena, el río que ha sido testigo de la cruda violencia del país, pero también de los gritos de libertad y del renacer de la esperanza, se celebra, hace casi una década, un evento de jazz. Ese legendario género musical, nacido en las cercanías de Nueva Orleans (Estados Unidos) en un ambiente hostil que prohibía el sonar de los tambores africanos y castigaba los reclamos justos de los esclavos, aterriza año a año en la isla de Santa Cruz de Mompox, tierra de cantaoras, tamboras y gaitas, para el Festival Internacional Jazz, que hasta el 7 de septiembre celebra su octava edición.

El campanario colonial de la iglesia de Santa Bárbara, construida en 1613, por siglos ha sido punto de referencia de los pescadores que navegan por el Magdalena, y esta semana servirá para ubicar la plaza que recibirá a los 1.200 visitantes de todo el mundo que acudirán al festival. La isla a la que Simón Bolívar dijo, alguna vez, deberle “la gloria” escuchará los ritmos que le sirvieron de banda sonora al movimiento de los derechos civiles, con las letras que inmortalizaron a Billie Holliday, Ella Fitzgerald y Nina Simone, a quien le atribuyen haber dicho en vida: “El jazz es una palabra blanca para definir a la gente negra. Mi música es música clásica negra”.

El festival arrancó este jueves 5, con un día dedicado a la tradición de los locales. La programación se inició, de hecho, con un grupo de jazz momposino: Ensamble 21. A este le siguieron, en la tierra del realismo mágico, el grupo cartagenero Macondo y el cantante de pop Carlos Gamall. Pero el evento también está lleno de sonidos propios de la región: en las calles empedradas de la isla retumbó la voz que llevó el porro colombiano más allá de la sabana cordobesa, Adriana Lucía, seguida del cantante vallenato Iván Villazón, y el grupo de champeta cartagenero Bazurto All Stars, conocido por canciones como La pupileta.

Este viernes 6, sin embargo, se inaugura formalmente el Festival. La apertura estará a cargo del coro de música Gospel Free Voices, de la Universidad de Bellas Artes y Ciencias de Bolívar. Este grupo, sumado al cantante y productor barranquillero Juan Carlos Coronel y al bogotano Fonseca son la cuota nacional en el segundo día de esta fiesta al jazz, pues en el resto de programación figuran reconocidos nombres de la música de otras latitudes. En la misma plaza de Santa Bárbara estará, por ejemplo, el dominicano Eddy Herrera, poniéndole la sazón del merengue a este evento organizado por la Gobernación de Bolívar.

En la misma tarima se presentará este viernes la artista española María Villarroya. La compositora expresó a través de sus redes sociales que estará “encantada” de acompañar el festival con su espectáculo musical Silencios cantados, una compilación de varios poemas de su autoría que se vuelven canciones al ritmo del jazz. Mompox contará, además, con la presencia del grupo francés Pulcinella, con más de quince años de trayectoria. El conjunto galo, compuesto por Ferdinand Doumerc (saxofón), Florian Demonsant (acordeón), Pierre Pollet (batería) y Jean-Marc Serpin (contrabajo), también estará el próximo 15 de septiembre en Jazz al Parque en Bogotá.

El festival cierra el sábado 7 con la presentación de la Orquesta Sinfónica de Bolívar, que compartirá escenario con el violinista cubano Alfredo de la Fe y con el jazzista santandereano Óscar Acevedo. Por su parte, la norteamericana Tonya Boyd-Cannon interpretará los clásicos del soul, una de las tantas formas del jazz, con los que se destacó en el programa concurso La Voz, de Estados Unidos, y a ella le seguirá otro toque de ritmos tropicales que pondrán los cubanos de la Orquesta Aragón y el maestro colombiano de la salsa Yuri Buenaventura, quien experimentará con sus letras y los sonidos y bajos del jazz.

Además de los conciertos que se tomarán la plaza central de la isla, en la programación habrá espacios en los que artistas compartirán con los visitantes y habitantes de Mompox algunos talleres y encuentros más personales. En el Festival de Jazz, estos encuentros han recibido el nombre de clínicas instrumentales, por su tinte más académico. Los encargados en esta edición del festival serán Tonya Boyd-Cannon y Óscar Acevedo, quienes compartirán secretos de su trayectoria con estudiantes y entusiastas de la música.

Cuentan que la isla de Santa Cruz de Mompox, por su ubicación en el Magdalena, alejada del mar, se volvió un refugio de tesoros a salvo de los piratas que asediaban las costas. Los ricos durante la Colonia le confiaron a la isla su oro y con la riqueza que conlleva este metal precioso fueron llegando pianos de cola e instrumentos de música europeos. El contrapunteo de los sonidos que los esclavos de la Colonia traían de África con los ritmos importados del viejo continente le dio a Mompox un nuevo tesoro para conservar: la música. Ese legado está vivo y se siente a diario en los recovecos de este municipio. Por unos días, sin embargo, se escuchará en forma de jazz.

 

Manténgase informado sobre las últimas noticias que suceden en Colombia y el Mundo, el más completo cubrimiento noticioso todos los días con el periódico El Espectador.

 

879629

2019-09-05T21:00:00-05:00

article

2019-09-05T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Felipe Morales Sierra

Música

Festival de Jazz de Mompox, tesoro musical del Magdalena

56

5489

5545