Publicidad
1 Jun 2022 - 2:00 a. m.

Filarmónica Juvenil de Cámara, en “El camino hacia la paz del mundo”

La agrupación, perteneciente a la Orquesta Filarmónica de Bogotá, emprende, bajo la dirección de Leonardo Federico Hoyos, su primera gira internacional en la que visitará varias ciudades de Italia del 5 al 9 de julio.

David García*

La Filarmónica Juvenil de Cámara, dirigida por Leonardo Federico Hoyos, se presentará en ciudades como Bolonia, Trento, Rovereto, Perugia y Asís. / Cortesía: OFB
La Filarmónica Juvenil de Cámara, dirigida por Leonardo Federico Hoyos, se presentará en ciudades como Bolonia, Trento, Rovereto, Perugia y Asís. / Cortesía: OFB
Foto: Q - @kikebarona

Hemos recibido una maravillosa invitación, que nos permite seguir cultivando nuestro aporte a la construcción de una cultura de paz. Se trata de una gira de nuestra Filarmónica Juvenil de Cámara los primeros días de julio, en varias ciudades italianas como Bolonia y de la famosa Basílica de San francisco de Asís.

(Le recomendamos: “El mundo perdido de Cumbiana”, un viaje hacia el origen)

En esa Basílica personalidades como António Guterres, Angela Merkel o Juan Manuel Santos han recibido el premio Lámpara de la Paz. Allí vamos a realizar un concierto que la Basílica ha titulado “En camino hacia la paz del mundo”, donde participarán junto a la orquesta tres coros de diferentes regiones de Italia: el grupo polifónico Suavis Sonus, la Polifónica Piavese y el Coro Polifónico Città di Bastia.

Esta importante gira, en la que participará la Filarmónica Juvenil de Cámara, ha sido promovida por varias entidades culturales italianas, por el maestro Antonio Miscenà, director artístico del Cartagena Festival de Música de la Fundación Salvi, y la Filarmónica de Bogotá, bajo el título “Diálogo a varias voces: Italia y Colombia, construir puentes con la música”.

(Lea también: Willy García: sumando éxitos)

El arte es el instrumento por excelencia para el encuentro entre quienes son y piensan distinto. Es difícil que la paz germine, aún con los acuerdos de paz pactados, si desde la sociedad perviven incomprensiones y prejuicios que deshumanizan a quienes piensan diferente. Es allí donde yo veo la posibilidad de aportar desde la música, el arte y la cultura para lograr que sea viable estar en desacuerdo.

Cuando participamos en este tipo de actividades, se puede pensar que la Orquesta está asumiendo posiciones políticas, lo que es totalmente cierto. La Filarmónica siempre ha asumido posiciones políticas, que no son partidistas. En el ADN de esta institución cultural está ese espíritu cuestionador y utópico de los años 60 del siglo pasado, cuando nació y, como una iniciativa cultural de unos jóvenes artistas comprometidos con democratizar el acceso a la música y con que sea arte y cultura para una inmensa mayoría.

Las agrupaciones juveniles son la expresión de la transformación de la Filarmónica implementada a partir del año 2013, año en que convertimos a la entidad en un sistema de orquestas y coros, con una red de músicas y músicos en función de contribuir al mejoramiento de la calidad de la educación pública, a partir de un masivo programa de enseñanza musical que hoy comprende casi 30.000 niñas y niños. De este sistema hace parte la Orquesta Juvenil de Cámara, la primera que creamos durante la alcaldía del hoy electo presidente Gustavo Petro.

(Además: La versión número 12 del Festival Internacional de Jazz llega a Villa de Leyva)

En agosto de este año, con ocasión del quinto aniversario del fin del desarme, la Filarmónica de Bogotá presentará el coro Hijos e Hijas de la Paz, iniciativa conjunta de la Filarmónica de Bogotá, la Fundación Ford y las familias de los firmantes de la paz. Se trata de niños y niñas hijos de firmantes comprometidos, que representan la semilla de la paz, y por tanto una esperanza que merece ser apoyada de todas las maneras posibles, y el coro es nuestra manera de sumar. De este Coro hacen parte tanto niños y niñas de familias reincorporadas, como niñas y niños pertenecientes a varios de los procesos de formación musical de la Filarmónica en Bogotá.

Es vital el papel de la música y la cultura para la transformación, en dos aspectos: la cultura debe cimentar una especie de pilares sobre los que descanse el principio básico de la idea democrática: la construcción del acuerdo para estar en desacuerdo, sin que eso implique que nos debamos hacer daño y, segundo, la recuperación, con todas las voces, de la memoria histórica, también para que el relato de esa memoria no tenga un fin vindicativo, sino que sea una especie de espejo en el que nos miremos como sociedad y recordar todo el dolor que ha producido la violencia en Colombia.

(También: Marc Anthony se presentará en el concierto de apertura del Coliseo Live en Bogotá)

La música, la cultura y el arte tienen el potencial de ser el instrumento a través del cual podamos conquistar la paz total e integral.

*Director general de la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

Síguenos en Google Noticias