Se presentarán junto a Interpol

Franz Ferdinand, una noche de puro rock alternativo

Trayendo de nuevo a Colombia las canciones que marcaron toda una época en el género, la banda escocesa se presentará el 19 de noviembre en el Movistar Arena y reunirá en un solo lugar a una generación que se entregará en cuerpo y alma a la música.

Franz Ferdinand es una banda de indie rock, formada en Glasgow, Escocia, en 2001, llamada así en honor al archiduque Francisco Fernando de Austria (en alemán Franz Ferdinand), cuyo magnicidio prendió la chispa de la Primera Guerra Mundial. / Cortesía

El rock indie escocés le brindará a Bogotá una noche para recordar, y no solo porque una de las bandas más importantes de Europa, como lo es Franz Ferdinand, se subirá al escenario del Movistar Arena para interpretar grandes canciones como Love Illumination, Do You Want To y, por supuesto, Take Me Out, sino porque no lo harán solos. Junto a ellos también se presentarán los neoyorquinos de Interpol.

Una poderosa combinación de sonidos que marcaron el final del siglo XX y empezaron una época de revolución musical se juntarán en un mismo lugar, donde cientos de fans se encontrarán cara a cara por primera vez con una noche dedicada exclusivamente al rock indie.

Franz Ferdinand, fundada en Glasglow y conformada actualmente por Alex Kapranoz en la voz, Bob Hardy en el bajo, Nick McCarthy en la guitarra rítmica y teclado, y Paul Thomson en la batería, percusión, guitarra y coros, se ha destacado desde sus inicios en 2001 por su propuesta musical, que poco a poco se fue desarrollando hasta convertirse en una de las bandas de rock indie más importantes de Europa.

Aunque la historia de Franz Ferdinand no empezó precisamente con el pie derecho, después de un tiempo lograron consolidarse y construir el legado que ahora empapa cada uno de sus trabajos discográficos. Antes de juntarse, todos los miembros originales de la banda ya habían tocado en diferentes agrupaciones, sin embargo, al momento de unirse sabían que querían hacer algo diferente. Juntos lanzaron su primer sencillo Darts of Pleasure, que no logró los resultados esperados, pero un año después, en 2004, lanzaron otro sencillo, uno que es emblemático en la movida indie de la época, y que hasta hoy sigue sonando en todas partes: Take Me Out.

Para los integrantes de la banda esta canción al principio solo se trató de un golpe de suerte que fluyó, todo gracias a un tiro al aire que se atrevieron a dar en un momento en el que la música indie estaba empezando a sonar cada vez más fuerte. Y es que Take Me Out no fue solo un sencillo exitoso, pues se convirtió en un trampolín que catapultó a Franz Ferdinad al éxito, alcanzando el tercer puesto en listas alrededor del Reino Unido.

“No esperábamos que esa canción tuviera el impacto tan poderoso que tuvo y su proceso creativo fue algo que fluyó tan natural, recuerdo que queríamos que el video hiciera énfasis en el dadaísmo, porque a todos nos gusta mucho el montaje fotográfico de los artistas de este movimiento”, contó el bajista Bob Hardy a El Espectador. “Tomamos muchas referencias de los años 30, como películas dirigidas por Busby Berkeley, entre otras cosas”, agregó.

Seguido de este gran acierto, la agrupación decidió sacar su primer disco homónimo, que tuvo mejores resultados de los esperados y, aunque no ocupó lugares importantes dentro de las listas, su música llegó a países como Australia y Estados Unidos.

En 2005, Franz Ferdinand trabajó muy duro en su segundo álbum, You Could Have It So Much Better, esperando satisfacer a una crítica que no había quedado del todo contenta con su primer trabajo. Desde el primer momento, el disco despertó grandes cuestionamientos al llevar en su portada el retrato de la escritora rusa Lilya Brik, realizado por Alexander Rodchenko en 1924, y generó opiniones encontradas entre sus fans con los nuevos sonidos que incorporaron a las canciones.

Pero las críticas no los pararon, e incluso ese mismo año lograron batir el récord al concierto más largo en Londres, con cuatro presentaciones copadas.

“Nunca vamos a olvidar esas noches en el Alexander Palace, una tras otra, nosotros dándolo todo en el escenario… no nos importaba en realidad si estaba lleno o no, solo nos importaba ver a nuestros fans felices, saber que estaban viviendo un concierto inolvidable, lo otro vino por añadidura, y para nosotros fue mágico ver que una noche tras otra más y más personas llegaban a vernos tocar”, comentó Hardy.

Ya en 2007, la banda estaba preparando su tercer álbum: Tonight: Franz Ferdinand, que salió a la venta dos años después. Con ritmos más movidos e influencias africanas, logró sorprender una vez más no solo a sus fans, sino a la crítica que en todos estos años no había sido muy amable con ellos.

Con este disco, la banda se embarcó en una enorme gira que los trajo a Suramérica, donde visitaron Colombia por primera vez.

Canciones como Evil Eye y Love Ilumination llegarían después en su álbum Right Thoughts, Right Words, Right Action que lanzaron el 26 de agosto de 2013. Su último trabajo de estudio fue Always Ascending, publicado en 2018 con canciones como Lazy Boy y Finally, que, sin duda, sonarán el 19 de noviembre en el Movistar Arena.

Aunque la banda ya había venido al país, la sensación de volver es, según ellos, emocionante.

“Nos sentimos como la primera vez que visitamos Latinoamérica; particularmente Colombia, que está llena de gente muy alegre y cálida, además de tener un excelente gusto por el rock and roll”, sentenció Bob Hardy entre risas. “Nos sentimos muy felices de volver a Colombia, son un público increíble y estoy seguro de que la pasarán muy bien, nos vamos a encargar de darles una noche inolvidable”, concluyó el bajista de la banda.

Boletería disponible en: Vive.tuboleta.com.

891186

2019-11-15T21:00:00-05:00

article

2019-11-15T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Daniela Suárez Zuluaga

Música

Franz Ferdinand, una noche de puro rock alternativo

51

5706

5757

 

Karol G, contra todos

Gustavo Yepes, maestro de las artes

A Sison Beats todos los caminos lo llevan al rap