La agrupación se creó en 1995

La Mosca Tsé Tsé, de concierto virtual

Noticias destacadas de Música

“#DeRamalloAlMundo” será el primer concierto en “streaming” que la banda argentina presentará al público este sábado, a partir de las 7:00 p.m. (hora Colombia). Su vocalista, Guillermo Novellis, habla sobre el proceso creativo de esta experiencia y adelanta detalles sobre su nuevo álbum.

#DeRamalloAlMundo será el primer concierto “online” que dará La Mosca. ¿Cómo ha sido todo el proceso de preparación para el evento?

Hace casi dos meses que tomamos la decisión y empezamos a planear dónde y cómo hacerlo… Tenemos muchas restricciones para movilizarnos y reunirnos en Argentina, acá la cuarentena está bastante larga, llevamos casi seis meses encerrados. Lo más importante era que pudiéramos llevar a cabo el concierto de manera perfecta en cuanto a sonido e iluminación, conseguimos como locación una discoteca que en este momento está cerrada y empezamos a materializar la idea.

¿Por qué La Mosca se demoró tanto en realizar su primer concierto virtual?

Nos demoramos para materializar la idea, pero quisimos que fuera en este momento, porque sentimos que es una buena época. En Argentina el concierto empieza a las 9 de la noche, en Colombia a las 7, pensamos que son horas muy estratégicas porque es un sábado en la noche, donde mucha gente se reúne en sus casas para compartir un rato en familia, y nos pareció muy bonito. Vamos a tener muchas cámaras por todos lados, hemos estado ensayando mucho para que todo salga bien.

¿Cómo se imagina los aplausos y la recepción de la gente en este formato?

En el escenario voy a utilizar toda mi imaginación, pero también voy a actuar, sacaré lo mejor de mí. Va a ser raro no escuchar los aplausos y los gritos del público, y tampoco corear las canciones con ellos, pero somos artistas, y sabemos que en este momento, aunque la gente está sentada en un sillón, tiene que sentir como si estuviera en un concierto en vivo, y el cantante tiene que transmitir empatía. Estamos todos juntos, aunque estemos separados.

El antecedente de La Mosca es Damas Gratis, ¿qué queda de esa banda en la actualidad?

El cantante y el guitarrista. En algunos discos de La Mosca hemos grabado canciones de esa banda, recuerdo que era un quinteto de rock estilo Rolling Stones, y de esa experiencia me quedó el aprendizaje y la confluencia de muchos sonidos que seguimos utilizando hasta el día de hoy. Cada banda es la suma de sus individualidades, por eso todas son distintas, y la suma de estas dos bandas dio como resultado un rico coctel llamado La Mosca.

Antes de ser vocalista de La Mosca usted era electricista. ¿Cómo fue esa transición?

Me dio mucho temor al principio, recuerdo que en las primeras presentaciones me colgaba la guitarra y tocaba poco, pero ese instrumento era como una especie de protección, porque me hacía sentir a salvo. Luego me despojé de la guitarra y empecé a observar a otros frontman... veía cómo se desplazaban en el escenario, cómo transmitían cosas con el cuerpo, y me gustó mucho porque es un mundo bastante enriquecedor.

La Mosca suena un poco a ska, pero hay otros ingredientes que conforman la propuesta de la banda. ¿Cómo llegaron al sonido que los caracteriza?

Se dio por la sumatoria de los gustos personales de nosotros como banda. Particularmente a mí me gusta el blues, el reggae, algún reguetón, pero no soporto escucharlo todo el tiempo, y creo que los discos de La Mosca son entretenidos por eso, no son de un solo estilo. Siempre fuimos muy eclécticos, y lo hicimos intencionalmente porque no queríamos sonar igual.

¿Se esperaban el éxito que tuvieron canciones como “Para no verte más” en su momento en Latinoamérica?

No, sabíamos que teníamos un muy buen disco porque habíamos contado con la producción de Juanchi Baleirón, que es el guitarrista de Los Pericos y él hizo un buen trabajo. En ese momento EMI era nuestra compañía disquera y ellos tenían mucha confianza en el álbum, y le apostó mucho a nuestra propuesta.

“Buenos muchachos”, el tercer álbum de la banda, es el que tiene los más grandes éxitos, la mayoría de ellos con sonidos de ska…

Ahí se produce un quiebre en la industria musical, en ese momento hubo una crisis muy grande que nos quitó continuidad internacional, porque las compañías discográficas producían a un artista, le daban difusión, pero no se vendían los discos porque la gente los compraba piratas, por eso nos quedamos produciendo en Argentina y solo hacíamos conciertos allá, y ahí fue donde se creó ese bache internacional.

¿Cómo va el disco que están grabando en compañía de artistas como Gilberto Santa Rosa y los Auténticos Decadentes?

Está a mitad de camino, ya tenemos grabada Todos tenemos un amor con Gilberto Santa Rosa… lo bueno de este disco es que no solamente tenemos invitados, sino que también grabamos las canciones con el estilo del invitado.

Boletería disponible en Tickethoy.com.

Comparte en redes: