Hace diez años Katy Perry besó a una chica y le gustó

La cantante celebró en sus redes sociales el décimo aniversario de su primer gran éxito con un vídeo que refleja lo mucho que ha evolucionado -en todos los sentidos- desde que comenzó en la música.

En la actualidad ya no queda ni rastro de la joven con el pelo negro y con flequillo que aparecía en los videos. Hoy su imagen es muy diferente. Cortesía

Han pasado ya diez años desde que Katy Perry se convirtiera en un fenómeno global por contar cómo había besado a una chica y le había gustado en su tema I Kissed A Girl. En una fecha tan importante para su carrera, la intérprete ha recurrido a sus redes sociales para echar la vista atrás con un vídeo que arranca con ella escuchando por primera vez su sencillo en la radio y con el que ha querido agradecer de corazón a sus fans su apoyo incondicional.

"Este fin de semana ha marcado el aniversario del lanzamiento de I Kissed A Girl. Gracias por creer ya en mí entonces y por crecer a mi lado", escribió emocionada en su cuenta de Twitter.

A lo largo de esa década, Katy Perry, quien nació en el seno de una familia muy religiosa, ha recorrido un largo camino desde sus inicios como cantante gospel bajo el nombre Kate Hudson, tanto en el plano personal como en el profesional: tras su breve matrimonio de dos años con el humorista Russell Brand, la estrella es ahora una mujer divorciada que disfruta abiertamente de una ilusionante relación sentimental con Orlando Bloom. De hecho, este fin de semana la pareja confirmó la nueva oportunidad que le han dado a su romance después de un breve paréntesis de una forma bastante curiosa: compartiendo en sus redes sociales una imagen de su audiencia con el papa Francisco durante su visita al Vaticano.

Por otra parte, en la actualidad ya no queda ni rastro de la joven con el pelo negro y con flequillo que aparece en los primeros segundos de la mencionada grabación. De cara al lanzamiento de su más reciente disco, Witness, la artista se ha distanciado de su antigua imagen de icono sexual para abrazar un look más futurista y marcado por su paso de morena a rubia. Su corte de pelo pixie debía reflejar de alguna manera su compromiso con un tipo de pop más profundo y con ciertos aires de denuncia social que, sin embargo, no ha terminado de convencer a la crítica especializada.

Sin embargo, esa decepción ante el mensaje de sus nuevas canciones no impidió que Katy Perry hiciera historia con el salario que ha recibido por su participación en el concurso American Idol -más de veinte millones de dólares- y que superaba con creces al de cualquier otro artista masculino que hubiera participado en el programa.

Ahora solo queda esperar para ver cómo se reinventa la celebridad en la próxima década.

 

últimas noticias

Ariana Grande estrena "7 Rings"