Personajes del año 2018

J Balvin: en los parlantes del mundo

Con millones de personas gritando su nombre, cifras que en poco tiempo lo convirtieron en tendencia mundial y un éxito inigualable, José Álvaro Balvin está en un lugar al que pocos artistas locales han llegado.

Este año J Balvin alcanzó el número 1 de la lista Latin Billboard gracias a su tema “Ambiente”, con el que llega por décima oportunidad a la cima del listado. Getty Images

La música de José Álvaro Balvin llenó más de 40 estadios este año. Con su carisma, humildad y respeto por la profesión hizo vibrar a millones de personas que cruzaron barreras inimaginables solo por verlo parado en el escenario. Balvin ha logrado tanto, que incluso el expresidente de Estados Unidos Barack Obama tiene claro que él es uno de los cantantes favoritos de género urbano en su país. “¿Quién no ama a J Balvin”?, se preguntó durante un acto de campaña de legisladores federales del Partido Demócrata, mostrando con orgullo que Mi gente estaba entre sus canciones favoritas en su lista de reproducción de Spotify.

Nadie cuestiona que este ha sido el mejor año en la vida artística de Balvin, no solo por su exitoso Vibras Tour, sino también por otros logros que lo posicionaron como uno de los cantantes más escuchados del mundo. “Celebro que logramos ser el artista con más streams en el planeta Tierra y en Spotify”, afirmó el cantante cuando supo que había obtenido más de 48 millones de reproducciones mensuales, gracias a canciones como X (la más reproducida, con 337 millones de escuchas), Safari, Ahora dice, Mi gente, Ambiente, No es justo, entre otras.

No obstante, y siempre poniendo de frente la humildad que lo caracteriza, en una entrevista realizada por Blu Radio, el artista aseguró que se siente un 0,09 % exitoso y dejó claro que hasta ahora está comenzando a cumplir todos los sueños que se ha propuesto tanto en su carrera profesional como en su vida personal. En la misma conversación también agradeció tener una responsabilidad tan grande con la juventud al inspirarlos a soñar a diario, argumentando su deseo de que quienes lo escuchan siempre transmitan “buenas vibras” y sean buenas personas.

Balvin es todo un personaje, que ha logrado que toda Colombia, junto a él, traspase fronteras que se creían inalcanzables, y no solo en cuestiones de música, sino también de cifras. En su Instagram cuenta con casi 25 millones de seguidores, mientras que en Twitter ya casi completa los seis. Aunque son números que cualquier artista desearía, para Balvin no son “fans”, son sus amigos, sus panas, quienes lo acompañan en cada triunfo. No tiene aires de superestrella, ni mucho menos se ufana de superioridad, es un ser humano igual que el resto, y eso es algo que él siempre enfatiza.

Él sabe que su género musical es uno de los más criticados en Latinoamérica y el mundo entero, pero, como siempre, trata de dejar un mensaje positivo recargado de tolerancia a todos sus seguidores. “Últimamente nuestro género musical anda más enfocado en la actitud de maleantes y narcos que en la música... Nací en el año 1985 en Medellín, Colombia, donde tuvo auge el narcotráfico, de lo cual no me siento orgulloso, pero es una realidad. En ese tiempo era la plena calentura en las calles y por más que lo quisieras evitar y no fueras calle, algún amigo, conocido o familiar fue asesinado de las formas más crueles e inhumanas”, relató.

José Álvaro Balvin nunca ha sido un artista reconocido por sus polémicas, y mucho menos por dar de qué hablar con acciones negativas, al contrario, este año tuvo más claro que nunca que el reguetón se estaba convirtiendo en una fachada, un modo de aparentar una vida que seguramente muchos de los artistas de este género ni siquiera tienen. Considera que la esencia se está perdiendo, y no está de acuerdo con eso.

“Como exponente del género, quiero expresar que esta actitud fue la que dañó por generaciones mi país y afectó la cultura mundial con el mismo vicio. Yo, como colombiano de Medellín, pues no comparto la película, tengo amigos en todos los niveles sociales, y los más calle, malos de verdad, ni hablan ni se sienten orgullosos de lo que son, tampoco lo aconsejan ni mucho menos usan redes sociales. Para mí es un chiste lo que está pasando. ¡Mejor hagamos música!”, concluyó en uno de sus mensajes más reflexivos de 2018, que invitan a la gente a rescatar el arte que hay detrás del proceso de hacer música, que para él es lo más importante.

Este año también alcanzó el número 1 de la lista Latin Billboard gracias a su tema Ambiente, siendo esta la décima vez que Balvin logra esta posición con sus canciones. Su más reciente canción, Reggaetón, ha logrado más de 23 millones de reproducciones en un poco más de una semana y ha generado todo tipo de comentarios, pues después de muchos años sus “fans” volvieron a escuchar su famoso El negocio, socio, que caracterizó sus primeros éxitos.

Con un camino exitoso y un año lleno de logros, J Balvin dejó una gran huella artística en este 2018 alrededor de todo el mundo, y ubicó a Colombia en alto gracias a su música, pero, sobre todo, a su gran carisma, talento y personalidad.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Noticias de Manu Chao y de su padre, Ramón