Este viernes, en el Teatro Mayor en Bogotá

Jamaruk, pura convicción electrocaribe

Amaru y Angelik son los cerebros delante y detrás de esta agrupación que desde 2002 porta con orgullo el origen bogotano y se asoma, sin reservas, a la exploración musical.

Amaru y Angelik son la banda bogotana Jamaruk. / Cortesía

Jamaruk es la exploración musical que hacen dos bogotanos, muy bogotanos, orgullosos de su origen, pero poco puristas a la hora de hablar de fusiones. De la capital colombiana la agrupación extrajo todo lo que tenía a la mano para lograr un tipo de sonoridad propio. Se llevó el acelere, la premura, la lluvia y el sol de manera simultánea, los cerros como máximos custodios naturales del acontecer diario y, sobre todo, se encargó de portar la cotidianidad de su gente. De ahí que la propuesta de la banda se condense en un sinfín de mezclas sin cálculos ni premeditaciones.

El colectivo que empieza y termina con Amaru y Angelik, el par de bogotanos genuinos, pasa por el Caribe, pero también coquetea con el Pacífico y no deja atrás las manifestaciones musicales extranjeras y contemporáneas. Jamaruk es la forma como se siente el folclor sabanero a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar, y es la manera de percibir los ruegos de las cantadoras tradicionales de nuestras costas, pero desde una urbe contemporánea y caótica como Bogotá.

La capital colombiana les ha dado todo a Amaru y Angelik, y lo que ellos han querido hacer con su terruño es regresarle los favores recibidos convertidos en canciones, en letras y melodías sin destinatarios exclusivos. Jamaruk es un canto de agradecimiento en honor a Bogotá por haber acogido a sus familias y por ser la sede estratégica del que quiera establecerse en su montaña.

Amaru y Angelik se aproximaron a la música desde el baile. Él, vinculado desde la esencia a la exploración de lo urbano, con acrobacias y todo, mientras ella conquistaba las danzas folclóricas con su imponente estatura y su figura envidiable. En 2002, Amaru escaló el primer peldaño y tardó algunas temporadas para evidenciar que la bailarina profesional tenía, además, una voz capaz de contar una historia de comienzo a fin.

Y el relato ya es de largo aliento, porque en la trayectoria de Jamaruk figuran muchas decisiones intrépidas, un montón de riesgos corridos para bien y para mal que hablan de lo que ha hecho la banda en tres lustros de actividad en el ámbito musical.

“Jamaruk tiene influencias de todos lados. Los dos somos rolos, pero la esencia de la banda es electrocaribe en cuanto a lo musical. Vamos más allá, porque no exploramos únicamente el Caribe colombiano, también asumimos como propias expresiones como el dancehall, el reggae y demás vertientes de Jamaica. En lo musical estamos identificados con los ritmos africanos y los empezamos a meter a nuestra música porque siempre nos decían: ‘Son rolos, pero les suena bien lo que hacen’, y no sabíamos muy bien cómo tomar esas palabras”, cuentan los integrantes de la banda, de la que se conocen temas como Claro, Pregonando, Soy yo, Zúmbala y Así es como te quiero.

Amaru y Angelik se han movido en el espectro independiente y desde allí han desarrollado todo el poder de lo que han llamado su estilo electrocaribe, nombre con el que intentan resumir entre ambos la extraña propuesta que asalta a quienes los ven y escuchan sin saber muy bien de dónde proviene esa energía tan particular. Jamaruk ha tenido algunas incursiones en escenarios masivos, pero su esencia no se ha modificado por el hecho de visitar otros públicos.

“El camino de la música ha sido muy difícil, aunque nosotros tenemos la fortuna de poder vivir de lo que hacemos, que es nuestra música. Por eso, en cada tarima que pisamos, sin importar el lugar en el que nos encontremos, queremos enviar el mensaje de que hay que apoyar el talento colombiano. Así la gente se ha sumado a las redes de la banda y el fenómeno del voz a voz ha sido una pieza vital para la consolidación de la banda”, cuentan por turnos Angelik y Amaru.

Jamaruk llega este viernes a las tablas del Teatro Mayor, en Bogotá. Amaru y Angelik tiene la convicción de que su electrocaribe es poderoso y lo que esperan es que el público que no los conoce tanto se deje contagiar por lo que son capaces de hacer dos bogotanos, muy bogotanos, orgullosos y convencidos.

Jamaruk en concierto. Viernes 15 de junio, 8 p.m. Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo (Bogotá). Información y boletería: www.primerafila.com.co

últimas noticias

Beyoncé y Jay-Z lanzan álbum colectivo

El drama épico del Cuarteto Fauré