Jazz al ritmo del mar Caribe

Crónica del Riviera Maya Jazz Festival, considerado como uno de los 10 mejores festivales de este género a nivel mundial.

La edición de este año reunió una atrevida cartelera la cual se hizo escuchar en el afamado club Mamitas de Playa del Carmen como ya es costumbre. Cortesía

El Jazz se originó a finales del siglo diecinueve. Muchos le atribuyen su origen al choque de la música de afroamericana con la europea en la ahora famosa ciudad norteamericana de New Orleans, que se ha convertido en la meca de este refinado, pero innovador género musical. Entre la innovación y la tradición, el Jazz se ha movido entre la obra de unos artistas que solo han buscado el reconocimiento de una pequeña pero selecta audiencia y otros que ha dirigido sus esfuerzos a una audiencia más amplia, pero sin duda su calidad rítmica, conocida como “swing”, la improvisación y el sonido con el fraseo, que reflejan la personalidad del musico, hacen del Jazz una melodía pegajosa que seduce, arrulla y hace vibrar los sentidos.

Por su lado el Caribe Mexicano es sin duda uno del destino de playa más populares del mundo. Desde hace 17 años viene siendo sede de uno de los festivales musicales más reconocidos. De hecho, el Riviera Maya Jazz Festival ha sido considerado dentro de los 10 mejores festivales a nivel mundial. 

Playa del Carmen es un balneario costero enclavado en la costa caribeña de QuitanaRoo, a una hora y media de Cancún a donde suelen llegar los vuelos internacionales. Es muy famosa por sus playas bordeadas de palmeras ya arrecifes de coral. La versión tropical de la Quinta Avenida es peatonal y es el eje comercial ya que se extiende en paralelo a la playa con calles repletas de restaurantes, bares, tiendas, clubes y demás. La edición de este año reunió una atrevida cartelera la cual se hizo escuchar en el afamado club Mamitas de Playa del Carmen como ya es costumbre.

(Lea: Jazz que resuena a Colombia)

La noche de apertura del festival fue engalanada por la fusión de música lounge y electrónica que caracteriza al grupo de funky jazz mexicano Sr. Mandril; Magos Herrera y su poderosa voz representando al jazz contemporáneo, y Chucho Valdes, considerado por los críticos uno de los mejores pianistas del mundo y 4to jazzista del planeta.

El soul y blues le dan la bienvenida a la segunda gala con el derroche de creatividad de la cantautora mexicana Natalia Marrokin, seguida por la brasilera Eliane Elias y su piano capaz de fusionar el jazz con la bossa nova complementado un sensual juego de luz y color. La noche cerro con el carisma de Trombone Shorty & Orleans Avenue 

Y el plato de fondo del festival se gozó en Mamitas Beach Club con la presentación de la famosa banda inglesa UB40, coincidentemente celebrando sus 40 años de ininterrumpida vida artística, quien logró posicionarse como la banda más popular en los años ochenta por su estilo pop reggae con temas como Red Red Wine,  Kingston Town, Don´t break My Heart entre otras que emocionaron a las más de 50,000 almas aficionadas ubicadas en el escenario frente al insuperable mar del caribe mexicano. La antesala estuvo a cargo de las bandas New York Voices caracterizada por sus elegante melodías y PBug, famosos en Europa y Asia por su estilo particular del funky jazz.

Fue una noche mágica, de sensaciones y emociones, esa que te sorprenden pero que se te graban en la mente y alma. Un giro tremendo a lo que se podía esperar de un destino usualmente vinculado a la fiesta frenética e imparable. Hoy confirmamos que hay música y mar para todos los gustos en este rincón mexicano del mundo llamado Quintana Roo.

894664

2019-12-06T19:04:39-05:00

article

2019-12-06T19:04:39-05:00

jpiedrahita_250613

none

Charlie Rangel

Música

Jazz al ritmo del mar Caribe

28

3667

3695

Temas relacionados