Se presenta el 27 de agosto en el Teatro Mayor

Joaquín Achúcarro y su vicio de 88 teclas

El pianista español, considerado uno de los más importantes del mundo en la actualidad, hará un recorrido por lo mejor del repertorio que ha abordado durante siete décadas de experiencia artística. Chopin, Albéniz, de Falla y Debussy atravesarán su talento.

El pianista español Joaquín Achúcarro también tiene una trayectoria consolidada como docente en Europa.Cortesía

“Mi padre era médico y me dormía al escucharlo tocar piano”, relata Joaquín Achúcarro, quien, con más de siete décadas de trayectoria artística, aún se sorprende con el legado de Bach, Beethoven, Mozart Rachmaninov, Ravel, Schuman, Brahms, Debussy.

“Tengo bonitos recuerdos de mi infancia. Al principio de mi niñez no me interesaba el piano, pero a lo largo de mi vida ha sido como una especie de crescendo. Pasó de no interesarme, incluso, a repugnarme, a sentir una necesidad, como una adicción. Necesito desesperadamentede este instrumento”, cuenta el músico.

Nació en Bilbao. Durante sus tiempos de estudiante obtuvo varios premios internacionales en España, Francia, Italia y Suiza. Pero en 1959 ganó el Concurso Internacional de Liverpool, que un año antes, en la modalidad de director, recibió Zubin Mehta, conocido por dirigir la Orquesta Filarmónica de Israel. Gracias a este reconocimiento, a las críticas de los periódicos ingleses, y a su debut con la Sinfónica de Londres en el Royal Festival Hall, empezó una brillante carrera internacional.

Joaquín Achúcarro se formó con diversos profesores en Rusia, Alemania, Italia y Francia. En el país galo, tuvo la oportunidad de conocer y aprender de Marguerite Long, conocida por ser una destacada intérprete de Maurice Ravel (1875 - 1937) y Claude Debussy (1862 - 1918), entre otros, y quien, además, tuvo la fortuna de conocerlo en persona. “Marguerite Long nos contaba sus anécdotas con ellos, pero cuando empezábamos a estudiar quería que tuviéramos los dedos ágiles”, comenta.

Sin importarle su edad, aún disfruta las obras de los compositores clásicos, como Wolfgang Amadeus Mozart (1756 - 1791) y Ludwig van Beethoven (1770 - 1827); románticos, Frédéric Chopin (1810 - 1849) y Johannes Brahms (1833 - 1897); postromántico, Serguéi Rajmáninov (1873 - 1943), y del impresionismo como el mismo Debussy. “Cuando estudio una partitura casi que me siento en comunicación directa con el compositor. He idolatrado a quienes no he podido ver en vivo pero, por ejemplo, a Arthur Rubinstein (1887 - 1982) lo he oído muchas veces, unas 20 diría, porque duró mucho tiempo dando conciertos. Siempre pensaba que iba a ser la última vez que lo vería, porque su manera noble de tocar me influyó muchísimo”.

De ellos, confiesa, que admira los sudores de sangre que atravesaron para plasmar en la partitura todo lo que querían. “Uno piensa en lo que se pudieron inspirar y que tuvieron el problema enorme de poner en una cárcel, de cinco barras horizontales y unas cuatro verticales, sus sueños de belleza. Me imagino el problema que enfrentó Chopin, por ejemplo, que ponía las manos encima del piano y salía una maravilla. Ahora tomé usted una pluma y un papel, y póngase a escribir lo que acaba de tocar, eso tiene que ser dificilísimo”.

Más adelante comenta: “En los momentos libres, aprovecho para mirar la perfección de los movimientos de las ardillas, de un pez al nadar, o el ballet de las golondrinas bailando sobre los tejados de Madrid. Es una maravilla”, describe el español, al hablar acerca de cómo la naturaleza puede inspirar una gran obra de arte musical. “Encontramos lo que sucede en el tiempo, que luego se puede trasladar al teclado y uno piensa en lo que se pudieron inspirar los grandes compositores”.

Acompañado de su esposa, la pianista Emma Achúcarro, recorre el mundo. Paralelo a su labor de solista, el músico español se desempeña, también, como profesor. Esto le ha ayudado a entender la relación maestro – alumno, pues piensa que la frecuencia de las clases determina y amplía la capacidad de aprendizaje que pueden recibir los jóvenes músicos, de clases magistrales en varios países o aquellos que hacen parte de la Cátedra Joel EstesTate Chair de la Southern Methodist University en Dallas, EE. UU., que dicta desde 1989.

Joaquín Achúcarro ha tenido la oportunidad de grabar diferentes producciones discográficas, en las que, respaldado por diversas orquestas y directores, ha publicado dos DVDs: el Concierto nº 2 de Brahms, con la Sinfónica de Londres, bajo la batuta de Colin Davis, álbum que fue aclamado por la crítica y fue número 1 en la lista de bestsellers de Amazon. El registro Falla and Friends, en el que interpreta las Noches en los Jardines de España del músico español, junto a la Filarmónica de Berlin y Simon Rattle en la dirección, y otras con la Philharmonie Hall de Berlín. Otras grabaciones incluyen música de Schumann, Schubert, Chopin, Beethoven, Debussy, Bartók, Rachmaninov, Scriabin, Turina y Herrmann.

Además, Sony reeditó sus famosas Goyescas de Granados, galardonado con el Premio Choc de Classica en Francia, y su CD de Schumann publicado en París, La Dolce Volta, también obtuvo esta distinción junto al Diapasón y el Maestro Pianiste. También ha recibido premios por sus grabaciones de Granados, Ravel y Brahms.

Achúcarro, con más de 80 años, continúa una ininterrumpida actividad en más de 61 países, para presentar recitales y participar, como solista invitado, junto a más de 200 orquestas, como la Berliner Philharmoniker, la Chicago Symphony, la Royal Philharmonic y la Tokyo Philharmonic. Antes de tomar rumbo hacia Japón, donde presentará obras de Rachmaninov, llegará a Colombia para presentar los 24 Preludios Op. 28 de Frédéric Chopin, En torno a Granada “Suite española” N° 1, Op 47: Granada I, de Isaac Albéniz, Andaluza (de las 4 Piezas españolas) de Manuel de Falla, La puerta del vino de Claude Debussy, La soirée dans Grenade de Claude Debussy, y El Albaicín (Iberia, VII) de Isaac Albéniz.

Joaquín Achúcarro exhibe sus siete décadas de experiencia en el piano, lo hace con la maestría que le otorgan los años, pero con el ímpetu de un principiante.

Joaquín Achúcarro en Bogotá. Martes 27 de agosto, a partir de las 7:30 p.m. Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo (Bogotá). Información y boletería: www.primerafila.com.co

877598

2019-08-24T21:00:00-05:00

article

2019-08-24T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Juan Carlos Piedrahíta B.

Música

Joaquín Achúcarro y su vicio de 88 teclas

43

6285

6328