Publicidad
14 Jun 2021 - 9:46 p. m.

Junior Jein: música con letras sociales del Pacífico

Repaso de canciones del artista asesinado, un innovador de sonidos y un cronista comprometido con su pueblo.

Valeskha De La Hoz Angulo*

Para Junior Jein, la música fue la herramienta para mantener el legado que le inculcó su abuela Inés durante su infancia en Buenaventura: exaltar con orgullo su identidad y raíces afrocolombianas.
Para Junior Jein, la música fue la herramienta para mantener el legado que le inculcó su abuela Inés durante su infancia en Buenaventura: exaltar con orgullo su identidad y raíces afrocolombianas.
Foto: Archivo Particular

Aunque su nombre de pila era Harold Angulo Vencé, para su gente él siempre fue Junior Jein, ‘El Cabaio’ (caballo) Un referente de la música urbana del Pacífico colombiano, el precursor del ritmo ‘salsa choke’ y un activista que aprovechaba su música y sus letras para seguir luchando por el pueblo de su tierra.

(Lea también: Raphael regresó al escenario: así fue su concierto en Barcelona)

Para Junior Jein, la música fue la herramienta para mantener el legado que le inculcó su abuela Inés durante su infancia en Buenaventura: exaltar con orgullo su identidad y raíces afrocolombianas.

Su carrera musical es el resultado de ese compromiso. Se sentía afortunado de haber nacido en Buenaventura, pues gracias a las influencias y sonidos que venían de la selva, los ríos y los manglares, él pudo crecer en un ambiente musical con referentes como Jairo Varela, Willy García, Alexis Lozano y Yury Buenaventura. “Una cantidad de versos se mueven alrededor de mi música: el sabor, la arrechera, la calentura, el currulao, los ritmos afroantillanos”, afirmó.

(Le recomendamos: Marisa Monte lanza “Calma”, el primer sencillo de su próximo álbum “Portas”)

Sin duda, a esta convergencia de ritmos se suma el hip-hop, el rap y los géneros caribeños. Esta variedad de ritmos y sus letras, que siempre denunciaban situaciones del Pacífico de las que poco se hablaba, fueron la particularidad de la propuesta musical que mantuvo Jein.

En 2004 lanzó Pegando duro, su primer álbum como solista y bajo su propio sello discográfico Metiendo Mano Records, un proyecto que creó para visibilizar el talento de los jóvenes del Pacífico que ven la música como su proyecto de vida.

(Además: Feid lanza su característico ritmo de reguetón con “Fumeteo”)

De allí en adelante logró reconocimiento en las emisoras juveniles del Pacífico gracias a canciones bailables y alegres, pero que además siempre llevaban un mensaje social.

En 2006 lanzó Diciembre, una canción que retrata las navidades en su región y que además se volvió la canción de la Feria de Cali de ese mismo año.

“Soy porteño, en esta islita de Colombia nací

bonita, bonita son sus tardes

como la morena que vive en este lugar

por las tardes sus cielos se llena de rojo

solo y triste yo lloro

este es Junior Jein recordando a Petronio”.

En 2009 lo volvió a hacer. Bajo el ritmo de la icónica canción Si Dios fuera negro de Roberto Angleró, Junior Jein agrega entre los coros y pregones:

“Mercado negro no existiría

la Miss universo fuera de Etiopía,

Michael Jackson no cambiara su color

y en África no hubiera desnutrición”.

Este mismo año lanzó Bam Bam Bilan, una canción influenciada con sonidos jamaiquinos, muy cercana al dance hall.

Su versatilidad le permitió lanzar canciones como Turin Turan junto al grupo Son de AK en 2012, una canción mucho más cercana al rap y el hip hop y que nace del nombre con el que, en aquel momento, los jóvenes referenciaban “El bello puerto del mar”: Turin turan

En cada verso declaraba su amor por Buenaventura, su idiosincrasia y su familia. En 2013 lanzó Somos diferentes.

“No me gustan los Ferraris ni los Mercedes Benz

Soy el hombre más feliz cuando ando a pie

No me gusta comida light, ni qué gourmet

Extraño el sazón porteño de mi abuela Inés”.

El año siguiente, en medio de una época de violencia aguda en Buenaventura, varios artistas de la región se reunieron y lanzaron Nuestra madre; el verso de Junior dice así:

“En Colombia importa más el Caribe y la capital,

la lesión de Falcao y el puto mundial

el grafiti de Justin Bieber en Bogotá

y a nadie le duele mi Turin Turan”.

En ese mismo año, 2014, durante el Mundial de Brasil, explotó lo que hoy se conoce como salsa choke, y que Junior Jein definió como “la aparición de muchas cosas”. Durante ese año la Selección Colombia puso a sonar la canción Ras tas tas de Cali Flow, hecho que, en palabras del artista, significó una identidad de expresión propia y genuina para nuestros jóvenes.

(También: Eric Chacón lanza “Cosmic 305”, su debut como compositor)

Durante este año, Junior Jein estuvo de gira por Europa. Visitó 10 ciudades europeas, entre ellas Barcelona, Valencia y Palma de Mallorca. Luego, lanzó su álbum El cabaio de la salsa urbana, trabajo musical que agrupó varios de sus éxitos como Caliwood, El dominó y Diciembre.

En 2016, se unió a las decenas de raperos latinoamericanos que lanzaron su versión en español de la viral canción PANDA. Jein aprovechó la oportunidad para, en una versión de estudio en vivo, lanzar una crítica al gobierno:

“Políticos hacen campañas

con plata de los ‘niches’ panda

el voto a cincuenta lo pagan

al pueblo le roban la plata”.

Retratando el cuarto día del paro cívico por abandono estatal de Buenaventura en 2017, Jein lanzó Fucking Esmad, tema en el que rechazó la violencia y represión policial de aquel Mayo 19:

“Si pedimos agua (nos manda Esmad)

pedimos educación (nos mandan Esmad)

pedimos salud (nos mandan Esmad)

exijo mis derechos y nos quieren matar

Mayo 19 del 2017

Buenaventura protestando por un S.O.S

cuarto día, pacífico y cultural

hasta que por obra de magia

apareció el Esmad”.

Ese mismo año lanzó el álbum No vayan a escandalizarse, una frase representativa y que se escucha en varias de sus canciones. En este álbum están canciones como Se escandalizan y Mexicano.

En 2018, Junior Jein resaltó a los artistas de su región y volvió a hacer mención a su familia con la canción Del Pacífico.

“Mi cantante favorito es Jimmy Saa, Leonel Sawasky y el Grupo Bucaja

A mi papá le gusta Niche y Guayacán, la Suprema Corte y los Nemus de Pa´'

A mi mujer Willy García y Maricela

A mi mamá lo que en el Petronio suena

Pa mis hijos el mejor es Junior Jein

Les gusta Chocquibtown, Patio 4 y El Dek”.

Recientemente colaboró en la canción ¿Quién los mató?, junto a Hendrix Hinestroza, Alexis Play y Nidia Góngora. Los cuatro cantautores del Pacífico colombiano unieron sus voces para denunciar la masacre de cinco jóvenes negros el 11 de agosto en una plantación de caña de Llano verde en Cali.

Según revista Shock, la canción, que se hizo viral en el primer mes del paro, hace parte de la banda sonora de las protestas, junto a temas de artistas como Calle 13, o el Himno de la guardia indígena.

En el video de ¿Quién los mató? vemos a Junior Jein dentro de un ataúd en medio de un cañaduzal rapeando este verso:

“Ahora soy yo quien va a escandalizarse

con la fuerza de los gritos de Ruby Cortes en los cañaduzales

Le exijo a la justicia que este caso se aclare

y que no quede impune como casi siempre hacen

Nada, la vida de los negros no importa nada

Lo primero que dicen es: “andaba en cosas raras”

Como Jean Paul, Jair, Léyder, Alvaro y Fernando

Somos víctimas del sistema y abandono del Estado

pero el pueblo no se rinde carajo”.

El músico Alexis Play, amigo del artista, escribió en sus redes sociales: “Qué poca fortuna que nos haya tocado un país lleno de estas tragedias, donde volver a casa ya es una hazaña. Aún no reacciono, aún no lo creo cabaio [...] Esta vez no pudimos evitar escandalizarnos”.

Junior Jein había compartido en sus redes sociales un avance del video de su próxima canción; un corrido mexicano con algo de rap llamado La recompensa, una muestra más de su versatilidad y esa mezcla de ritmos que desde el inicio lo caracterizó y le permitió ser llamado el Señor del Pacífico, cuya muerte todos lamentamos.

*De la Fundación Color de Colombia.

Síguenos en Google Noticias