Liam Payne, en otra dirección

Fue integrante de la banda juvenil One Direction y comenzó con éxito su carrera como solista con el sencillo “Strip That Down”. Ahora revoluciona el espectro con el video de “Bedroom Floor”, en el que aparece Bella Thorne.

Liam Payne y Bella Thorne protagonizan el video de “Bedroom Floor”, del cantante, compositor y guitarrista británico. Cortesía

La carrera artística de Liam Payne está estructurada sobre un “no” rotundo. Al ahora cantante, compositor y guitarrista británico de 24 años le cerraron las puertas como corredor olímpico y a partir de ese momento le tocó ingeniárselas para darle salida a toda la energía que tenía acumulada. Su sueño siempre fue competir como deportista de alto nivel y por su mente jamás desfiló la idea de pararse en un escenario a cautivar a un público expectante.

Al asumir que no tenía futuro en las gestas deportivas, Payne empezó a destinar todo el tiempo de su preparación física a perfeccionar un talento que, en algún momento y por pura coincidencia, le dijeron que tenía en el colegio. Las clases personales de canto, la profundización en las técnicas musicales y el rigor del arte sonoro se hicieron presentes en él de forma contundente. El aprovechamiento fue tal que al poco tiempo ya hacía parte de grupo Pink Produccion, un colectivo que mezclaba la música con la actuación y el espectáculo.

Lo que siguió para Liam Payne fue su presentación en el Factor X, la cuota inicial para conformar la banda One Direction, uno de los proyectos juveniles más exitosos de la época contemporánea. Al lado de cuatro chicos con sueños similares (Harry Styles, Niall Horan, Zayn Malik y Louis Tomlinson), él hizo que el mundo volviera los ojos a la música elaborada por adolescentes.

La consagración de la banda fue mucho más estable que el deseo de permanencia de algunos de sus integrantes y, como uno de los puntos de referencia dentro del grupo, Payne tenía la obligación de brillar solo y de establecer su sonido y su propuesta sin el respaldo de terceros. Su actividad como solista comenzó con pie derecho con la publicación del tema Strip That Down, que muy pronto llegó a los primeros lugares de preferencia en el Reino Unido y en América.

Liam Payne tenía muchos temas listos pero optó por exhibir una faceta desconocida y antes de lanzarse al vacío con lo que sería su segundo éxito, se inclinó por una colaboración más bien destinada para la atmósfera discotequera. Así apareció en el ámbito musical la canción Get Low con Zedd, con la que preparó el escenario para despertar comentarios de todo tipo.

Pequeñas pistas en sus redes sociales, palabras de más en algunas entrevistas mediáticas y puntadas sobre las ideas que tenía para elaborar el video siguiente, fueron la semilla para Bedroom Floor, el más reciente sencillo de Liam Payne, que fue lanzado el 20 de octubre con toda la expectativa del caso.

La canción es una creación colectiva entre Jacob Kasher Hindlin, Charlie Puth, Ammar Malik, Steve Mac, Aaron Jennings y Noel Zancanella, aunque el comentario común la resume como la radiografía de un momento de la relación entre Payne y la también cantante Cheryl Cole. Frases como “tú dijiste que había terminado. Pero tu ropa dice algo diferente en el piso de mi habitación”, parecen condensar una porción de la vida sentimental de la pareja.

Pero así como la canción ha generado controversia, el video de Bedroom Floor no ha pasado desapercibido y un buen porcentaje de los comentarios se le debe a la aparición de la actriz, cantante y bailarina estadounidense Bella Thorne, quien se ha destacado en los últimos años por protagonizar series y películas de consumo masivo.

Con Bedroom Floor,  Liam Payne confirma que One Direction está en el pasado y que en su futuro, hay múltiples direcciones.

 

  

Temas relacionados

 

últimas noticias