Mëlmak69 entrega cinco casetes con su himno a las mentiras virtuales

El grupo bogotano ha explorado sonidos electrónicos para consolidar su rap futurista con un mensaje sensato. Su canción en la que critican la vida falsa que crean las redes sociales estará en cinco exclusivas piezas musicales que podrán conseguir sus seguidores mediante una carrera de observación.

DJ PHO y XarXupleX.Mëlmak69.

¿Es usted de los que publica su desayuno, almuerzo y comida en Instagram? ¿O sube fotos en Facebook especificando la ciudad o el Centro Comercial en el que está -así sea de paso-? ¿UsaTwitter para contar sus guayabos? ¿O tiene más videos que recuerdos de sus vacaciones que todos le conocieron? Todos lo hemos hecho. No lo niegue. Mëlmak69, grupo de hip-hop bogotano, cree que incluso usted lee esta nota en un aparato que le está haciendo olvidar el mundo real. El siguiente video es el más reciente de la banda que se le midió a crear un rap futurista en el que XarXupleX canta sobre pistas bombardeadas con lásers espaciales de DJ PHO. Véalo y, si se siente identificado o le hace pensar en alguien, conozca de qué trata este proyecto de hip-hop alternativo que quiere mover mentes entre sonidos mutantes.

Pocas personas pueden asegurar que no les cayó al menos uno de los versos de “¿Cuánta atención necesitas?”. Si son usuarias asiduas de redes sociales, quizá ninguna. La canción es un taladro para los que ya están viviendo más su vida digital que la real, por medio de frases ingeniosas cargadas de crítica que levita entre los sonidos metálicos y cósmicos que ya hacen característica su música. Este sábado, cinco personas que quieran la canción en casete -¡sí, casete!-, podrán salir a buscarlo por diferentes sitios de Bogotá que la banda estará sugiriendo desde este mediodía mediante diferentes pistas que publicarán sus redes sociales. Es una especie de carrera de observación en la que habrá solo cinco ganadores que se quedarán, como si fueran joyas, con la producción que contiene, además, tres versiones muy al estilo Mëlmak69. Un remix es de Drewmark, el otro de Bleepolar, y el más reciente aterrizó hace pocos días desde Aranjuez, en un navío paisa conducido por El Arkeólogo (Alcolirykoz). Todas las versiones conservan esa esencia con la que quiere ser conocido el grupo: un sonido sin fórmulas que se asocie con lo alienígena sin alejarse del propósito de entregar un mensaje serio a través de una estética definida.

Por la canción han recibido cientos y diversos comentarios. Los que hay en el video tienen que ver, en su mayoría, con lo absorbente que ha sido la música para los que desde un inicio se embarcaron en el proyecto. Como nunca faltarán los reproches, que es finalmente lo que da a una banda una luz roja de en qué pueden estar fallando, son por lo paradójico que se haga una crítica mordaz a las redes sociales y a la vez sea la forma de promoción de la agrupación, o por la vasta exploración de sonidos que, creen algunos, se puede estar alejando del rap.

Sobre lo primero son claros. El mensaje que se transmite está acompañado de un videoclip que desborda creatividad y utiliza varios recursos técnicos para envolver al oyente y su dispositivo móvil en una burbuja de reflexión. “La razón de haber hecho el video con los memes es ridiculizarnos y reírnos de nosotros mismos, admitiendo que también lo hemos hecho y no queremos volver a caer en esos mundos turbulentos”, admite PHO, quien acepta que cada quien es libre de hacer lo que desee en sus redes, pero reivindica el derecho de poder criticar esa dinámica digital que ha cambiado la manera de relacionarse con los demás: “es un reflejo de lo que es el ser humano en últimas. Vanidad, altruismo, arrogancia… y esa falsa filantropía que muchos quieren demostrar”.

Para XarXupleX, conocido por su trabajo paralelo con la banda Delirium Tremenz, la canción es un espejo de una generación que se está perdiendo en una realidad alterna. “Es una forma de llamarnos la atención como sociedad y demostrar que estamos viviendo un poco a través de la interfaz que tenemos en casa y en las manos. A todos nos está pasando. Lo que realmente vale la pena no lo estamos viendo porque al frente tenemos el celular”, asevera el vocalista de Mëlmak69 sobre el mensaje de la canción.

En cuanto a la segunda crítica recurrente tienen más bien dudas. Y no por que no sepan qué ritmos son los que quieren seguir explorando. Al contrario. Han presentado un rap fusión con drum and bass; rimas sobre dubstep y hasta coros entre matices del sonido tan discutido como de moda: el trap. Todo este universo sonoro lo surcan los beats que cuidadosamente arma PHO, gracias a su trayectoria en la combinación de ritmos aparentemente incompatibles como cumbia y house, además de haberse movido siempre entre los sonidos electrónicos.

El trabajo de la banda, formalmente, es de aproximadamente un año, pero desde 2014 han estado colaborando y experimentando. De hecho, así nació Mëlmak69, cuando en 2014 se hizo un primer ejercicio de rimas sobre golpes robóticos en el que también contaron con la participación de Nicolai Fella, vocalista de LosPetitiFellas. La canción se llamó “Gato negro” y es una de las que más les solicitan a ambos MCs cuando comparten tarima. Por esa confianza mutua saben que están lejos aún de casarse con un solo ritmo. Para este formato que inventaron ambos se salieron de su zona de confort así que ya no descartan nada y lo que buscan es crear y no retomar, pese a que estamos en un evidente retorno a la década de los 90’s, y no solo en cuanto al hip-hop. El gran objetivo de este proyecto es darle un sonido innovador al rap bogotano, con el que se logren identificar muchas personas por tener algo original.

El modelo de trabajo varía. A veces se encierra cada uno por aparte y llevan al estudio el beat y la letra que construyeron a ver cómo puede empalmar. En otras se empiezan las dos partes desde cero. En todo caso, la amalgama completa se da cuando entre los dos se las ingenian para mejorar la caída de un punchline clave en la canción, o buscar cómo la pista se puede hacer más envolvente. Esto los ha hecho asumir retos a la hora de producir su música, pues ambos están sondeando cosas completamente nuevas. Hay un tercer elemento constitutivo es el visual que los acompaña en vivo. “Los visuales en vivo son de Juan Camilo Cárdenas y básicamente somos un trío. Somos los dos en la tarima, pero las mezclas en vivo de visuales son un tercer integrante”, dice XarXuplex sobre otro de los frentes de trabajo.

Mëlmak69 tiene un porvenir casi tan ajetreado como la carrera de observación de este sábado. Vienen con disco, más colaboraciones y presentaciones, por ahora, y de ahí en adelante lo que venga para cumplir la tarea de lograr que la conciencia colectiva empiece a cambiar su chip y a asimilar el rap como parte de toda la música. Por eso reiteran su desacuerdo con eventos como “Hip Hop al parque” y aplauden el paulatino reconocimiento que el circuito de conciertos del país ha hecho a los raperos; no obstante, proponen una especie de “Música al Parque”, con bandas de todos los festivales distritales, para mostrar que el género no tiene por qué aislarse en una industria cada vez más encantada por el hip-hop. 

 

últimas noticias