Nació el 4 de marzo de 1932

Miriam Makeba, “Mamá África” sigue afinada

Su música, políticamente incorrecta; y su activismo político, musicalmente intrépido, hicieron que esta artista sudafricana lograra un estilo irrepetible con creaciones como “Pata pata”.

Miriam Makeba participó en la gira “Graceland”, al lado de Paul Simon y del grupo vocal sudafricano Lady Smith Black Mambazo.Cortesía

El activismo político representó para Miriam Makeba (marzo 4 de 1932, Sudáfrica – noviembre 10 de 2008, Italia)  su mayor momento de gloria, pero también fue su máxima condena. Gracias a los comentarios con los que unía una canción con otra durante sus recitales fue invitada a participar en el musical King Kong, lo que le abrió el panorama para figurar dentro de la nómina del controvertido documental Come Back Africa, un discurso audiovisual antiapartheid dirigido por el realizador estadounidense Leonel Rogosin, que causó revuelo a comienzos de la década del 60 durante su exhibición en el Festival de Cine de Venecia, Italia.

A partir de entonces su voz, ubicada por la crítica en ese rango particular entre lo dulce y lo agresivo, fue ovacionada. Sin embargo, cuando intentó regresar a su país para asistir al funeral de su padre, un reconocido chamán de la tribu Xhosa, supo que su pasaporte había sido revocado.

Comenzó así un largo exilio para Miriam Makeba, quien durante tres décadas tuvo que desplazarse entre Italia, Inglaterra, Estados Unidos y la República de Guinea. Su aparición ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1963, denunciando la política del apartheid suscitó aún más la indignación del gobierno sudafricano, que reaccionó prohibiendo sus grabaciones en el mercado libre.

Esas experiencias dolorosas no solo tuvo que padecerlas en su continente, su presentación en Viña del Mar, Chile, se recuerda como una de las mayores abucheadas emitidas por el monstruo de mil cabezas, en ese entonces conformado por fieles seguidores de Augusto Pinochet.

Antes de su presentación en América del Sur, la artista identificada como Mamá África hizo comentarios a favor de Salvador Allende. El público asistente se olvidó de sus logros como cantante y compositora, dejó a un lado su interpretación de temas tan célebres como Pata, pata, y pasó por encima de sus aportes al jazz como fundadora del colectivo The Skylarks, heredero de las sonoridades de la banda Manhattan Brothers, para centrarse en sus inclinaciones sociales y políticas.

Por fortuna, esas mismas ideologías le sirvieron para cantarle en sesiones privadas a John F. Kennedy; para establecer alianzas artísticas y sentimentales con el trompetista Hugh Masekela y con Harry Belafonte, el Hombre Calypso; y para hacer registros de corte internacional que se divulgaron sin freno por occidente.

Incluso, Miriam Makeba participó en la exitosa gira Graceland, al lado del cantautor norteamericano Paul Simon y del grupo vocal sudafricano Lady Smith Black Mambazo. Esta fusión entre los ritmos de la música negra con manifestaciones de Occidente, fue editada en formato de elepé en 1986, vendió más de 15 millones de ejemplares y ganó varios Premios Grammy, entre ellos el de la categoría del Álbum del Año, en 1987.

El 10 de noviembre de 2008, poco después de participar en un concierto en favor del escritor Roberto Saviano, quien fue amenazado por la mafia italiana, Miriam Makeba sufrió un paro cardíaco a los 76 años. Fue trasladada con urgencia a un hospital de Nápoles, pero su corazón dejó de latir horas después. Sus restos fueron repatriados a Sudáfrica, para recibir los honores que nunca le hicieron en vida. Su música, políticamente incorrecta, y su activismo político, musicalmente intrépido, han hecho que su estilo sea irrepetible. Por eso Miriam Makeba, Mamá África, sigue afinada.

 

 

últimas noticias

La maratón y media de Stefan Temmingh

Chayanne está listo para su nueva gira