El Pentagrama

Orquesta Supernova Romántica: mucho más que un destello de talento

El Cartagena Festival de Música de 2019 creó el proyecto Orquesta Supernova Romántica. Un año más tarde, esta iniciativa se consolida como escenario en el que se reúnen artistas, becarios, jóvenes talentos y profesores de las clases magistrales del evento.

 / Cartagena Festival de Música
“Orquesta Supernova Romántica es una experiencia interesante, porque más allá de estudiar con artistas internacionales, los jóvenes pueden practicar y hacer una experiencia concreta de orquesta, lo cual es fundamental”, comenta Antonio Miscenà, director del Cartagena Festival de Música.Cortesía

Como una estrella en explosión, la Orquesta Supernova Romántica libera un torrente de energía musical, acumulada durante las diversas actividades del Festival, evidenciando un notable aumento en las habilidades de los estudiantes de las clases magistrales, de los talentos de los docentes a las aulas y de las capacidades infinitas de becarios y jóvenes talentos colombianos que, bajo la dirección de Robin O’Neill, salen a la luz y hacen sentir su presencia, tras haber mantenido un bajo perfil durante el Festival.

Este ensamble de gran magnitud permite que se destaquen estrellas nuevas que, al unirse con otros grandes intérpretes, reciben y comparten esa genialidad musical, al poder participar juntos de la interpretación de una obra. En 2019, en su primera salida a escena, la Orquesta Supernova Romántica, integrada por la Philharmonia Orchestra de Londres, los jóvenes talentos, becarios y profesores de las clases magistrales y otros instrumentistas de las orquestas invitadas al Festival, como los solistas Alexis Cárdenas (violín) y Santiago Cañón (chelo), interpretaron la obra de Gustav Holst, Los planetas.

Después de aquella presentación fue innegable la ventaja de esta propuesta de ensamble, pues se constituye en la oportunidad de ver a los artistas mundiales que pasaron su tiempo enseñando a otros músicos a perfeccionar su técnica, y que no pudieron ser apreciados en todo su esplendor por el público general. De la experiencia del año pasado, los asistentes a las clases resaltaron lo emocionante que les resultaba poder tocar en una orquesta con músicos de talla mundial a quienes admiran.

Precisamente, esta producción final es parte de la formación musical de los intérpretes, quienes durante las clases magistrales preparan las obras orquestales que se presentan al final del evento, en un gran concierto final, presentando al público las técnicas aprendidas durante su estadía en Cartagena.

“Orquesta Supernova Romántica es una experiencia interesante, porque más allá de estudiar con artistas internacionales, los jóvenes pueden practicar y hacer una experiencia concreta de orquesta, lo cual es fundamental”, comenta Antonio Miscenà, director del Cartagena Festival de Música.

Este año, bajo el tema de lo Bello y lo Sublime, el turno es de Beethoven, caracterizado por sus detalladas, dramáticas y estructuradas obras. Del compositor alemán se interpretará la Sinfonía n° 7, estrenada el 8 de diciembre de 1813, cuya exuberante sonoridad es más que pertinente para este grupo de estrellas.

Además de los muy sonados pianistas Giovanni Bietti y Andrea Lucchesini, entre los profesores de instrumentos que estuvieron liderando las clases magistrales se encuentran Marc Daniel Van Biemen (violín), Tim Brackman (violín), Joël Waterman (viola), Godfried Hoogeveen (violonchelo), Théotime Voisin (contrabajo), Lorenzo Russo (clarinete), Josephine Olech (flauta), Alexander Krimer (oboe), Raymond Rook (trompeta), Marc Aixa (percusión), Martijn Appelo (corno francés), Víctor Belmonte (trombón), Massimo Morganti (trombón), Aurelio Zarrelli (composición) y Zé Paulo Becker (guitarra).

La Séptima es más que pertinente para el encuentro de este 2020, en tanto, como afirma Marita Berg, se considera una representación musical de la alegría del pueblo por recobrar la libertad y la paz, y es una obra que se debe escuchar para apreciar en su plenitud, pues su grandeza no puede transmitirse con palabras. Tan así es, que Wagner se refirió a ella como “la danza en su más elevada condición, la más feliz realización de los movimientos del cuerpo en forma ideal”. La leyenda dice que la noche que se estrenó, el público explotó de emoción ante la grandeza de la obra.

Y es esto lo que hacen las supernovas: producir destellos de luz que duran mucho tiempo, que alcanzan una magnitud absoluta y frenética. Esto, escrito en la historia por Beethoven con su Sinfonía n° 7, será lo que podrán vivir los asistentes a la clausura de la XIV edición del Cartagena Festival de Música este 12 de enero en el Centro de Convenciones Cartagena de Indias, que sintonizará en un mismo escenario a los artistas más talentosos de este encuentro musical.

899306

2020-01-11T21:00:00-05:00

article

2020-01-11T21:00:02-05:00

[email protected]

none

Silvia Oviedo Botero

Música

Orquesta Supernova Romántica: mucho más que un destello de talento

70

4394

4464