Salsa al Parque 2019: charanga y mambo en el Simón Bolívar

Los asistentes, algunos sin olvidarse de Halloween, disfrutan del espectáculo en el Simón Bolívar.

El cierre estuvo a cargo de la orquesta charanguera cubana más emblemática, la Orquesta Aragón, con ochenta años de historia. Juan Santacruz

Como es tradicional en Salsa al Parque, el día lo empezaron los bailarines con las ruedas de casino, este formato de decenas de personas que hacen una coreografía circular e intercambian de pareja.

Las gotas empezaron a caer y la lluvia se fue intensificando. Luego de una pausa, inició la jornada de grupos musicales con la orquesta La D.C. Charanga, que interpretó varios clásicos y demostró su versatilidad al agregar elementos a su formato tradicional sin perder su esencia de charanga. Una agrupación con siete años de existencia, ganadora de la convocatoria distrital para Salsa al Parque.

Los asistentes no desfallecieron, algunos con disfraces de celebración de Halloween, permanecieron en la plaza del Parque Metropolitano Simón Bolívar para la edición XXII de Salsa al Parque.

Durante la presentación del grupo distrital La Temblequera salió el sol, una agrupación que busca retomar la esencia musical de la salsa y apostarle a desarrollar su carrera sin acudir a fórmulas comerciales. También, como representantes de las nuevas generaciones, los integrantes de La Sonora Indestructible, uniformados con una camiseta de Superman, mostraron cómo se puede conquistar con salsa brava a los más jóvenes.

Una de las sorpresas de la tarde fue Papá Bocó, una orquesta que no solamente interpreta salsa sino ritmos afrocolombianos. Desde Pereira, sus integrantes recibieron la ovación del público y la bienvenida a la capital, a la cual expresaron su cariño por haberlos recibido con calidez.

Hacia las 7 de la noche llegó el turno para Calle Maestra y José Aguirre, el grupo invitado a esta edición de Salsa al Parque de Colombianos en el Exterior, quienes demostraron con orgullo el honor que representa estar al lado de este legendario músico colombiano.

A lo largo del día, bailarines profesionales de salsa mostraron sus mejores pasos al son de las orquestas, además de tener un espacio exclusivo para sus muestras artísticas.

Caída la noche, llegaron los invitados internacionales. Primero, Akokan, un grupo cubano estadounidense representante del mambo, que sonó como una big band, con la potencia de este formato, pero sin la necesidad de todos los músicos que normalmente se requieren para lograrlo. Fue su primera vez en Colombia y expresaron su agradecimiento no solo por la recepción del público, sino por tener la oportunidad de tocar frente a un público conocedor.

El cierre estuvo a cargo de la orquesta charanguera cubana más emblemática, la Orquesta Aragón, con ochenta años de historia. La emoción se sintió por parte del público, que bailó hasta las diez de la noche al calor de la música, antes de irse a sus hogares, entre la neblina que a esa hora ya inundaba el parque. (Le recomendamos: La Orquesta Aragón, de Cuba, celebra 80 años en Salsa al Parque). 

La fiesta continúa este domingo desde medio día, con orquestas distritales, nacionales e internacionales, y un gran cierre a cargo de Henry Fiol, quien culminará esta nueva edición de Salsa al Parque.

889411

2019-11-03T15:59:19-05:00

article

2019-11-03T15:59:19-05:00

lcontreras_78

none

Renata Rincón

Música

Salsa al Parque 2019: charanga y mambo en el Simón Bolívar

60

3595

3655