"Son Batá", un colectivo musical que buscar cambiar la mirada de la comuna 13 de Medellín

El músico Bomby, conocido por su canción "Estamos Melos", forma parte de este grupo que brinda oportunidades artísticas y culturales para que los jóvenes encuentren en el arte una nueva manera de vivir.

El músico Bomby junto a un grupo de jóvenes en la comuna 13 de Medellín. Cortesía

Bomby se hizo popular luego de que su canción Estamos Melos se escuchara en las prinicpales emisoras del país, al igual que en el Mundial de Fútbol de 2018 gracias a los jugadores de la selección Colombia. 

El joven chocoano, de 25 años, llegó con su familia a la capital antioqueña en busca de mejores oportunidades. Sin embargo, no fue así. Al llegar se encontró con una ciudad donde el único ruido que se escuchaba era el de las armas y la violencia generada por los grupos armados ilegales. Después de la Operación Orión - que dejó como saldo 88 muertos, 80 civiles heridos, 370 detenciones arbitrarias y 95 desaparecidos de manera forzada en la comuna 13 de Medellín - Bomby descubrió en la música una alternativa para escapar de la violencia y "robarle jóvenes a la guerra". 

En la actualidad, es uno de los artistas más sonados en Medellín no solo por su música, sino por la labor social que emprende en la comuna 13 con su colectivo Son Batá, que da clases artísticas a los niños y jóvenes.

¿Qué es Son Batá?

Es una corporación artística y cultural que tiene varios proyectos para invitar a la gente a soñar, a creer en las personas, en que las cosas se pueden hacer realidad, a pesar de la violencia. 

Medellín es una ciudad del país que, lamentablemente, es conocida por su historia de violencia…

Lo sabemos y por eso se creó la corporación. En los años 90 a tres raperos les llegó un cassete desde New York y de algún modo, aún no sé, decidieron que en la comuna 13 se debía escuchar música en vez de las balas. Por eso crearon Son Batá, como una especie de salida a la violencia. Después de lo que pasó en la Operación Orión,  varias personas miran hacia atrás y se dan cuenta de que no eran un número más de los desaparecidos de la comuna 13 de Medellín porque decidieron ser artistas en vez de unirse a la guerra. 

¿Por qué el legado de Son Batá aún perdura en la zona?

Somos ya tres generaciones. La primera fueron los tres adultos que reunieron a más personas y luego nacimos nosotros, la segunda generación de Son Batá Music. A nosotros nos decían Los músicos de las planchas porque nos manteníamos haciendo música arriba en las terrazas, por eso siempre decimos que las terrazas están vivas, ya no son de acción para la violencia sino de muchas otras cosas.

Después de eso viene la tercera generación – que es la de los más pequeños – ahí nace el grupo Bantú, que es el que me hice musicalmente hablando. Con ese grupo fuimos al Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez y ganamos. Desde ese momento empezamos a darle una mirada diferente a la comuna 13.

Una de los eventos que más los marcó fue ser invitados por Marc Anthony para participar en el programa ¡Q'Viva! The Chosen, el cual resalta los talentos latinoamericanos. ¿Eso los cambió de alguna manera?

Desde el 2011 nos empezaron a pasar cosas muy buenas, nos ganamos el premio Shock. Le abrimos a los Red Hot Chili Peppers y Marc Anthony nos contactó. El viene hasta acá – comuna 13-  y nos hace la propuesta para ir, en un principio dijimos que no porque no estábamos para ir a un programa como esos, pero después de un tiempo fuimos a participar. Nos fue bien, pero luego perdimos. Al grupo lo eliminaron, pero a mí no. Anthony me dice que me quede que yo tengo talento, pero le digo que no porque primero está la familia.  

¿Cuál es la filosofía de ustedes?

No creemos que todos deban ser artistas, que van a salir bailarines o cantantes, pero sí sabemos que el arte enseña muchas cosas por inercia. Si yo te enseño a vos a tocar el piano, tú tienes que tener que tener disciplina, constancia, dedicación, respeto por el maestro y mucho de los valores que debe tener todo el mundo.

Son una escuela de valores…

Más que eso, queremos enseñarles a los jóvenes que tienen valores, derechos y pueden prevenir ciertas cosas, por eso, les hablamos para que tomen un poco de conciencia a las decisiones que van a tomar de su vida. 

Su gran éxito fue Estamos Melos, ¿cómo nace esta canción?

Por un amigo que siempre cuando me saludaba me decía: “Bomby, estamos melos” y yo le respondía “Sí y vos”, y él me decía “Sisas”. Yo dije que tenía que sacar algo con eso. Grabamos el sencillo y se volvió todo un éxito. Tuvimos que sacarle video a la canción porque ya se había regado. Recuerdo que fue gracias a Juan Fernando Quintero que cogió más fama porque la ponía en los partidos. En 2018 todos los futbolistas estaban en modo Melo en el Mundial de Fútbol. En cada concentración estaban Melos.

Esa canción la creamos para decirle a la gente que estamos cansados de que hablen mal, de que sin importar lo que digan estamos Melos. “Si, están hablando todo el tiempo, pero me les revelo y no quiero que nadie me vea con recelo”.

¿Y la Nación del Corrinche, su último disco?

Estábamos buscando un sonido que recogiera todos los sonidos urbanos de Medellín pero también los cantos ancestrales del pacífico colombiano, de dónde venimos. Ahí hicimos un recorrido de la historia del colectivo, desde que empezamos a tocar en las terrazas, la invitación al extranjero, cuando ganados el Petronio Álvarez, la canción del mundial.

¿Cómo empezaron a tocar en las terrazas?

Nos poníamos todos los días de 2 a 10 de la noche. Empezábamos a bailar, a tocar con tapas y baldes, con todo lo que tuviéramos a la mano. Era muy chévere porque toda la gente era viendo qué hacíamos. Ya no escuchábamos las balas y los gritos sino la música y los cantos de las personas, fue un respirito de paz y amor. 

899844

2020-01-14T21:10:20-05:00

article

2020-01-16T10:10:36-05:00

jpiedrahita_250613

none

Redacción música

Música

"Son Batá", un colectivo musical que buscar cambiar la mirada de la comuna 13 de Medellín

91

6793

6884

 

ICON, conquistando la industria musical