Un coctel de hip hop colombo-venezolano para bajar la temperatura de Melgar

Akapellah y Neutro Shorty, cantantes del vecino país, acompañarán a grandes exponentes del reggae y rap colombiano en la novena edición del Camping Pool Party.

Cortesía.

El Camping Pool Party ya acostumbró a sus asistentes a enfiestarse cada dos o tres meses con lo mejor del hip hop y reggae latino. Por su tarima, enclavada en la que ha sido su guarida durante ocho ediciones (una finca en Melgar, a menos de dos horas de Bogotá), han pasado los nombres más fuertes de cada país. Kafu Banton, Latin Fresh (Panamá), Apache (Venezuela), Bubaseta, King Kong Click (Chile), Alerta Kamarada, Yoky Barrios, Ras Jahonnan, Hety & Zambo, Tarmac o Junior Sambo (Colombia), son solo algunos de los artistas que han visitado y representado el país con su música, en un ambiente completamente festivo.

Es una fiesta en medio de piscinas, carpas, naturaleza, cabañas y mucha, muchísima música: son, en promedio, entre 18 y 24 horas de rap, dancehall, dub, dembow, global bass y drum and bass, que pocos logran aguantar de manera continua, para lo que precisamente están las carpas, las zonas de comida y los cientos de lugares de reposo de la Hacienda Piedras Blancas.

Para este año, el evento preparó otro poderoso cartel encabezado por el presente del hip hop del vecino país, logrando así hacer check a dos de los artistas del top cinco de Venezuela. Estamos hablando de Akapellah, el freestyler más exitoso de Maracay, que aunque se presenta por primera vez en el festival tiene una larga lista de toques, cyphers y colaboraciones con artistas del país.

Junto a Akapellah estará su coterráneo Neutro Shorty, uno de los pioneros del estilo de moda: el “latin trap”, ese trap hecho en la región que guarda cierta distancia con el que están explotando en Puerto Rico y el Caribe, y mucha más con el ritmo que se produjo en Estados Unidos hace 20 años.

Ambos artistas vienen a demostrar que, aunque todos los noticieros, radioinformativos y portadas de diarios estén plagadas de una Venezuela en llamas y sangre, sus músicos están regados por todo el mundo para dar un mensaje más profundo, alejados de la dualidad chavismo-oposición, sobre lo que ocurrió en el país que hasta hace unos años tenía la corona del más próspero del continente.

No se olvidaron del hip hop nacional, y al menos cada región tendrá un exponente de peso. Laberinto, con la bandera de Medellín; Ras Jahonnan, con la de Cali; y Reyes on the mic desde la heroica Cartagena, serán la cuota nacional. La legendaria banda Gotas de Rap, precursora del movimiento en Bogotá, ha descartado volver a la producción de música, pero jamás ha bajado la bandera de su legado, que justamente entregarán a los fanáticos de más edad.

Son alrededor de 20 artistas los que se estarán presentando el próximo sábado 5 de agosto en el escenario de Melgar, con precios que oscilan entre los 50 y los 75 mil pesos. Los asistentes podrán elegir entre llegar al lugar por su cuenta (hay parqueaderos para vehículos y motos), o tomar los buses que saldrán del centro comercial Centro Mayor entre la mañana y el mediodía del sábado.

El Camping Pool Party da otro paso como uno de los eventos fundadores del concepto que envuelve esa mágica tripleta de piscina-camping-concierto, adoptado cada vez por las grandes productoras para sus eventos.