20 Jun 2021 - 2:00 a. m.

Un festival en tres actos

El Cartagena Festival de Música 2021, que sirve como abrebocas al encuentro que se llevará a cabo en enero de 2022, condensará su repertorio en mostrar los períodos de la historia de la ópera italiana (barroco, clasicismo, romanticismo temprano y romanticismo tardío).

Laura Galindo M.

Primer acto: 24 de junio

Seramide quiere quedarse con el trono. Es una mujer ambiciosa y sin muchos escrúpulos que ha resuelto deshacerse de todos los que se atraviesen en su propósito de autoproclamarse máxima autoridad asiria. Con la complicidad de su amante ha asesinado al rey Nino y se ha hecho al poder. Sin embargo, queda un cabo suelto: su hijo. El joven príncipe ha sobrevivido a los planes de su madre y regresa a Babilonia convertido en Arsase, el aguerrido comandante del ejército. Tiene planes de casarse y reclamar el trono que le corresponde por derecho.

Seramide es un mito. El de una de las mejores gobernantes del reino de los asirios, la creadora de los famosos Jardines Colgantes de Babilonia, la responsable de un imperio y la que ascendió al cielo en forma de paloma después de conquistar Egipto. Pero Seramide, también, es una obra de teatro. Un drama escrito por Voltaire en 1746 para conmemorar el nacimiento del primer hijo de Louis, el delfín de Francia. Una tragedia clásica en la que una reina envenena a su esposo, se enamora de su propio hijo y, finalmente, encuentra su muerte.

Y, sobre todo, Seramide es una ópera en dos actos compuesta por Gioachino Rossini, con libreto de Gaetano Rossi, que fue estrenada el 3 de febrero de 1823 en el teatro La Fenice de Venecia. Digo “sobre todo” porque entre el mito, el drama y la ópera, es esta última la que aún sobrevive en los escenarios y la que ha logrado inscribirse con más fuerza en la historia del arte occidental. Su obertura será lo primero que se escuche en la próxima edición del Cartagena Festival de Música 2021. El jueves 24 de julio, Colombia se enlazará con Italia en una transmisión en directo desde el teatro Comunale de Bolonia, con la que quedará oficialmente inaugurada la decimoquinta edición de este festival. Seis días dedicados a Il Bel Canto, del 30 de junio al 5 de julio.

Segundo acto: 30 de junio al 5 julio

“El de este año es un festival casi que ‘abrebocas’. Una versión reducida sobre la historia de la ópera italiana entre 1600 y 1900”, explicó Antonio Miscenà, director general del Cartagena Festival de Música. “El próximo año, 2022, es el recorrido con una versión dedicada a Rossini, en la que presentaremos, de la mano con el teatro Comunale de Bolonia, la producción completa de El barbero de Sevilla”.

Por 15 años, el festival había cumplido una cita inamovible con Cartagena y su público: las primeras semanas de enero, Colombia hacía las veces de anfitrión y abría sus escenarios a una maratón de conciertos, conferencias y recitales de música clásica. Pero este año el mundo entero enfrentó uno de los mayores retos de su historia: una pandemia, un virus desconocido, el cierre de ciudades y el arte en pausa. O quizá sea más preciso decir el arte en coma, la música agonizando por la cancelación de espacios, la falta de recursos y una nueva dinámica social que le arrebató su valor más grande: ese romance sublime entre el artista y su público que tiene al performace en vivo como celestina.

“Hemos decidido hacer lo posible e imposible para dar una señal de continuidad, de presencia, de solidaridad con los artistas, los técnicos y con el sector musical en general. En consecuencia, el festival se realizará del 30 de junio al 5 de julio de 2021, limitando la presente edición a seis días”, explica Miscenà.

Los primeros cuatro estarán dedicados a recorrer los períodos de la historia de la ópera italiana -barroco, clasicismo, romanticismo temprano y romanticismo tardío- a través de sus arias y números más representativos. Tres momentos por cada jornada: una conversación con el musicólogo Giovanni Bietti en la mañana, un concierto de cámara al mediodía y un concierto con orquesta en la noche.

Tercer acto: enero de 2022

Desde que Rosina quedó huérfana, el doctor Bartolo se ha convertido en su tutor. La protege, se hace cargo de su educación y asume sus gastos. En secreto, Bartolo planea casarse con ella. Pero Rosina es una mujer joven y pretendida por muchos otros hombres, entre ellos el conde de Almaviva, un noble sevillano que se disfraza de soldado para enamorarla sin levantar las sospechas del tutor.

El barbero de Sevilla es una comedia escrita por el dramaturgo francés Pierre Augustin Caron de Beaumarchais, estrenada en 1775 como el primer momento de una trilogía de la que también forman parte Las bodas de Fígaro y La madre culpable. Pero sobre todo, El barbero de Sevilla es una de las óperas canónicas de la música italiana, una sucesión de equivocaciones cómicas compuesta por Gioacchino Rossini, con libreto de Cesare Romano, que fue estrenada el 20 de febrero de 1816, en el teatro Argentina de Roma.

“Este recorrido por Il Bel Canto italiano cierra el año que viene, 2022, con la llegada de la Ópera de Bolonia y la presentación en vivo de El barbero de Sevilla”, explicó Antonio Miscenà a propósito del XV Cartagena Festival de Música. Serán seis solistas, tres colombianos y tres italianos; una orquesta, la de Bolonia, y un escenario, el de Cartagena, los que le devolverán a la música el eterno romance del artista y su público.

Comparte: