Natalie Portman ganó tres veces menos que Ashton Kutcher en "Sin compromiso"

Para la protagonista de "El cisne negro" la meca del cine es uno de los entornos profesionales en los que impera con más claridad la discriminación salarial.

AFP

La actriz Natalie Portman aceptó un salario inferior al de su compañero de reparto Ashton Kutcher en la comedia romántica 'No Strings Attached' -conocida también como 'Sin compromiso' o 'Amigos con derechos'-, a pesar de que en aquel entonces ella ya era una respetada intérprete que había sido nominada al Óscar en una ocasión, por la cinta 'Closer', y de que su nombre ya sonaba como uno de los favoritos para ganar la preciada estatuilla por su trabajo en 'El cisne negro'.

"A Ashton Kutcher le pagaron tres veces más que a mí en 'No Strings Attached'. Yo estaba al corriente y acepté la situación porque en Hollywood impera una cosa conocida como las 'cuotas'. Tu cuota es lo máximo que te han pagado [por un proyecto]. El suyo era tres veces superior al mío, así que decidieron que también debía cobrar el triple que yo. No me enfadé tanto como debería haberlo hecho. Es decir, nos pagan mucho, así que resulta difícil quejarse por nuestra situación, pero la diferencia es una locura", confiesa la intérprete y cineasta en una entrevista a Marie Claire.

Desde el punto de vista de la intérprete, la meca del cine es uno de los entornos profesionales en los que impera con más claridad la discriminación salarial.

"En la mayoría de las profesiones, las mujeres ganan 80 centavos por cada dólar que gana un hombre. En Hollywood, la proporción es de 30 centavos por dólar", lamenta.

El próximo proyecto de la artista le ha llevado a meterse en la piel de la juez de la Corte Suprema de Justicia Ruth Bader Ginsberg a las órdenes de la directora Mimi Leder.

"No creo que las mujeres o los hombres sean mejores o peores como directores, pero claramente tenemos un problema con el grado de oportunidades que existen para las mujeres. Es imperativo que seamos parte de la solución, y que no ayudemos a perpetuar esta situación. En concreto, esta historia trata sobre la discriminación basada en una cuestión de género, así que cómo no íbamos a contratar a una mujer para dirigirla", asegura al respecto.