Paulina Rubio lleva a su hijo a su primer concierto

La cantante quiso que su hijo estuviera entre bastidores durante una reciente actuación en México.

Paulina Rubio.
Paulina Rubio.AFP

Paulina Rubio ofreció recientemente en la capital mexicana uno de sus espectáculos más enérgicos de los últimos tiempos, y ahora ha revelado que la fuente de inspiración que la llevó a darlo todo sobre el escenario residía en la presencia de su hijo Andrea Nicolás en el auditorio del recinto El Plaza Condesa. Orgullosa por el apoyo que le brindó su pequeño desde la zona de control de sonido, la diva de la música ha compartido con sus seguidores de Twitter una tierna imagen que muestra al niño de espaldas y embelesado de admiración ante el poderío de su madre, una instantánea que ha conmovido a su legión de admiradores tanto como a ella misma.

"Este es mi bebé en su primer concierto. No sabía que el escenario era la oficina a la que viene de visita", bromeó la famosa intérprete, tras publicar en su perfil de Twitter la imagen que emocionó a sus admiradores y que provocó el torrente de felicitaciones que inundaron su muro.

Siendo consciente de que el único hijo que comparte con Nicolás Vallejo-Nágera seguía al detalle la actuación de su progenitora, Paulina Rubio también aprovechó su recital para mostrarse conciliadora con su exmarido, al que ya solo le unen Andrea Nicolás y un tormentoso proceso de divorcio. Aunque no mencionó en ningún momento al empresario español, la vocalista hizo una clara referencia a su pasado sentimental tras cantar uno de sus temas más conocidos, 'Ni Rosas Ni Juguetes', cuando confesó ante el público revelando su actual situación emocional. "Lo difícil es aprender a perdonar, y yo estoy en eso", aseguró ante sus numerosos fans, quienes pronto asociaron sus palabras al desengaño amoroso que vivió con Colate. Ante los comentarios de desprecio que algunos de sus fans comenzaron a proferir contra su expareja, Paulina quiso tranquilizar los ánimos pero sin entrar a fondo en el tema de su divorcio. "Yo mejor no digo nada, hay que intentar perdonar siempre", espetó a sus admiradores.

La artista mexicana parece estar dispuesta ya a cerrar una de las etapas más oscuras de su historial sentimental, y para ello la mexicana se ha sumergido de lleno en sus compromisos profesionales. Al tiempo que sigue cosechando elevados índices de audiencia con su papel de mentora en la edición infantil de 'La Voz', Paulina Rubio ha comenzado a generar una gran expectación mediática en la escena anglosajona con su fichaje para la próxima temporada de 'The X Factor', un proyecto que está ofreciendo una gran visibilidad a la estrella latina gracias --entre otros factores-- a las menciones que de ella hacen otras divas del programa, como Demi Lovato.

"Paulina se ha integrado con mucha facilidad en el panel de jueces de 'Factor X' [que también incluye a Kelly Rowland, Simon Cowell y a la propia Demi] y yo estoy encantada de compartir mesa con toda una superestrella del pop en Latinoamérica. Ella es una de las grandes figuras de la música en la región, y me alegro de que nuestro programa vaya a reflejar mejor el peso de la comunidad hispana en nuestro país", aseguró la joven artista. 

Temas relacionados