[sin titulo]

El próximo año quiere darse pequeños y grandes gustos. ¿Por qué no? Quiere alejarse de la alharaca que se le mete en los oídos y proviene de algunas personas a las que debe entender y disculpar siempre; lo presionan con sus exigencias, haciéndolo sentir culpable si intenta zafarse de su yugo. Quiere cuidar su mente y cuerpo de manera considerada. Y no es cuestión de pensarlo más, sino de empezar ya. Una vela morada durante los siete días de la semana.

SAGITARIO

El próximo año quiere darse pequeños y grandes gustos. ¿Por qué no? Quiere alejarse de la alharaca que se le mete en los oídos y proviene de algunas personas a las que debe entender y disculpar siempre; lo presionan con sus exigencias, haciéndolo sentir culpable si intenta zafarse de su yugo. Quiere cuidar su mente y cuerpo de manera considerada. Y no es cuestión de pensarlo más, sino de empezar ya. Una vela morada durante los siete días de la semana.

CAPRICORNIO

Tenía razón al decir que no podía perder el tiempo en proyectos que no iban a resultar y con personas en las que no se puede confiar. Tenía razón en dedicarse a sus cosas sin alentar falsas expectativas, en no asistir a reuniones estériles y en no participar en debates, de aquí para allá, que no llevarían a ninguna parte. Varios reconocerán que usted no era el problemático, ni el negativo, ni el que se negaba a colaborar. Velas rojas, muchísimas velas rojas.

ACUARIO

Siente que su trabajo no cambia las cosas. Cuando está así, en el pico del escepticismo, no ve que ha sembrado muchas semillas. Usted no va a cambiar el mundo que da muestras de estar loco, loco, pero hace el bien en los pequeños mundos de las personas que lo rodean. Las motiva a reflexionar sobre su entorno, a ser conscientes de lo que pasa y tiene que ver con ellas. Las anima a superar la indiferencia que hace tanto daño. Una vela azul durante los siete días de la semana.

PISCIS

Algunos extrañan su risa, su preocupación sincera por el bienestar de los demás y sus comentarios agudos sobre la situación de este país, que intenta salir a flote, a pesar del ancla, que algunos le ponen, mientras las soluciones civilizadas se alejan. Extrañan su paciencia para oír angustias y deseos ajenos y sus propuestas con miras a que ningún mal dure cien años. Algunos lo extrañan, pero no se atreven a buscarlo. Una vela azul durante los siete días de la semana.

ARIES

Se ha sentido mal por inmiscuirse en la vida de los demás, tocar asuntos que no le corresponden y pasar la línea roja. El dos de bastos del Tarot, a modo de consuelo, recuerda que es difícil ayudar a los demás con discreción, sin meterse en territorios privados y sin preguntar más de la cuenta; es difícil guardar secretos. Usted se arrepiente y su arrepentimiento es sincero. Dos velas blancas durante los siete días de la semana, una por la mañana y otra por la noche.

TAURO

Algunas personas que lo conocen, mejor de lo que piensa, no abusan de su ingenuidad, pero otras le hablan al oído, le dicen lo que quiere oír con puntos y comas, envalentonan su ego, y cae en sus manos. Convencido de que las personas que lo rodean tienen buenas intenciones, no toma medidas para defenderse. Y va de sorpresa en sorpresa. El seis de bastos del Tarot pregunta: ¿Hasta cuándo? Velas rojas, muchísimas velas rojas.

GÉMINIS

En su trabajo está agobiado por el ritmo lentísimo de la burocracia: va de oficina en oficina con el fin de obtener vistos buenos que se demoran, algunos no llegan. Entró en la maquinaria burocrática en donde abundan los chismes de salón, los cálculos micropolíticos y la comodidad de quienes aceptan este estado de cosas. Antes de salir corriendo necesita pensar dos veces. A pesar del medio burocrático ha empezado proyectos importantes que no puede abandonar a mitad de camino. Velas de todos los colores, muchísimas velas de todos los colores.

CÁNCER

Tiene claro lo que quiere decirles a las personas respecto a sus expectativas y a las cosas con las que no está de acuerdo, pero cuando llega el momento de hablar, no pronuncia palabra. Algunas veces dice lo contrario a lo que piensa y las conversaciones se enredan, a sabiendas de que los enredos traen complicaciones y más complicaciones. Volverá a empeñarse en decir lo que siente y piensa. Una vez más. Velas rojas, muchas velas rojas.

LEO

En su última relación amorosa salió corriendo como alma que lleva el diablo y sigue corriendo. Su intención no es culpar a la otra persona, sobre la base de que usted no tuvo ninguna responsabilidad, sino entender por qué no se cumplieron sus expectativas, por qué tuvo que defender su espacio, su tiempo y por qué se quejó de la falta de generosidad; lo normal era que sus necesidades quedaran en segundo plano. En el futuro hará mejores elecciones amorosas. Dos velas rosadas durante los siete días de la semana, una por la mañana y otra por la noche.

VIRGO

A veces ve el destino de la humanidad como noche negra. Quisiera creer en quienes sostienen que es un tránsito hacia nuevos modelos de convivencia. Quisiera creer que quienes aprecian la vida se impondrán sobre los desafueros. Quisiera creer que son más los que valoran el olor de la hierba con la lluvia, el silencio que invita a pensar, la concordia. Y mientras tanto, el mundo da vueltas disparatadas. Velas de todos los colores, muchísimas velas de todos los colores.

LIBRA

De acuerdo con el seis de espadas del Tarot, usted se lamenta por lesionar viejas amistades. De ahora en adelante no dirá lo primero que se le venga a la cabeza, cuidará sus palabras y gestos para no herir y se pondrá en los zapatos del otro antes de lanzar comentarios irónicos. Tiene claro que el afecto es muy frágil, se rompe. Y por eso no se puede poner a prueba con salidas en falso. Una vela rosada durante los siete días de la semana.

ESCORPIÓN

Se preocupa por lo que pasa en los océanos, más allá de los océanos, en la alta montaña, en el valle, en las ciudades, en los pueblos, en los caminos de herradura. Se preocupa por su prójimo, por quienes conoce de vieja data, por quienes conoce recientemente y por los que no conoce, y ve asustados y tristes en las páginas de los periódicos y en las imágenes de los noticieros. Usted no tiene la piel dura. Dos velas blancas durante los siete días de la semana, una por la mañana y otra por la noche.